La nueva dimensión de Isco en el Sevilla

El malagueño suma ya más minutos en el club andaluz en siete partidos que en toda la temporada pasada en 17 con el Madrid

Isco conduce el balón en el partido de Liga ante el Espanyol, donde el Sevilla se impuso por 2-3.
Isco conduce el balón en el partido de Liga ante el Espanyol, donde el Sevilla se impuso por 2-3.NurPhoto (NurPhoto via Getty Images)

”Apostamos por ti porque tienes algo distinto. Como Maradona, Banega y el Mudo Vázquez, jugadores que han triunfado aquí porque nos gusta su fútbol”. Esas fueron las palabras de Monchi, director deportivo del Sevilla, a Isco cuando lo fichó. Una operación imposible en el mes de junio, cuando el malagueño quedó libre en el Madrid y pedía un salario inasumible para el Sevilla. En agosto, la operación se cerró al bajar el futbolista sus pretensiones económicas. El motivo reside, en parte, en las ganas de reivindicarse de un jugador de 30 años que se ha convertido en el líder de este Sevilla donde Julen Lopetegui se la vuelve a jugar hoy ante el Atlético de Madrid (18:30, DAZN).

A Isco se le nota ahora más fino. La mejoría en el aspecto físico del mediapunta es evidente y ha respondido a un plan de trabajo bien detallado por el cuerpo técnico del Sevilla. Se ha integrado de manera perfecta al vestuario y quienes lo observan detectan en él las cualidades de un cabecilla silencioso. No hay demasiados referentes en la caseta. Tienen el mando Fernando y Rakitic, e Isco es consciente del papel importante que tiene. También como defensor de un técnico que se la juega. Lopetegui, quien peleó sin descanso por su fichaje, lo puso de titular por primera vez en el duelo liguero ante el Barcelona y desde entonces ha sido un fijo en las alineaciones tanto en la Liga como en la Champions.

Se trata de la nueva realidad de Isco, que ha vuelto a jugar con asiduidad después de una temporada muy irregular en el Madrid. De hecho, en siete partidos Isco ha jugado ya 467 minutos, superando el tiempo de juego que tuvo en el curso anterior en 17 choques, donde apenas disputó 407 minutos a las órdenes de Carlo Ancelotti. Y con un dato interesante: 21 recuperaciones de balón en esos 467 minutos jugados en todas las competiciones.

El encaje de Isco en el Sevilla ha venido acompañado de modificaciones tácticas de Lopetegui. Isco jugó de extremo por la izquierda en los duelos ante el Barcelona (0-3) y el Copenhague (0-0), lo hizo de delantero centro contra el City (0-4) hasta que el técnico vasco encontró su mejor versión como mediapunta adelantado y con dos hombres en las bandas, preferentemente En-Nesyri por la izquierda y Lamela por la derecha. En esa posición, Isco cuajó un gran partido contra el Espanyol (2-3), en la única victoria del Sevilla en esta temporada después de ocho encuentros disputados entre la Liga y la Liga de Campeones.

El Atlético, rival asiduo

Después del choque ante el Villarreal (1-1), donde Isco dio el pase del gol a Óliver Torres, Isco sufrió unas molestias musculares. El malagueño las ha ido superando sin tener descanso en el parón liguero por la disputa de dos partidos de España en la Liga de Naciones. Isco ha entrenado mañana y tarde para llegar en la mejor condición posible al duelo ante el Atlético, donde el eterno dilema sobre el futuro de Lopetegui sigue presente. Mientras se decide el futuro del hombre que confió en él, Isco se afanará en mantenerlo en el puesto. Con sus tres titularidades en la Liga, ha igualado ya las tres que tuvo con el Madrid en el pasado curso. La temporada liguera en la que Isco gozó de más titularidades fue la 2012-13, con 36 encuentros jugados de inicio con el Málaga para acumular un total de 3.070 minutos ligueros.

El Sevilla recibe al Atlético de Madrid e Isco se enfrentará al rival con el que más veces ha peleado a lo largo de su carrera deportiva. Ha jugado contra el Atlético con el Málaga, el Madrid y ahora lo hará por primera vez con el Sevilla. Isco disputó su primer partido contra el Atlético el siete de enero de 2012. Una fecha simbólica para el conjunto madrileño, puesto que fue el primer choque dirigido por Diego Pablo Simeone con el Atlético. El partido registró un empate a cero. En el Sánchez Pizjuán, además de Isco y Simeone, solo queda Koke, suplente entonces. En total, Isco ha disputado 28 partidos ante el Atlético, con un saldo de siete victorias, 11 empates y 10 derrotas.

“Mi única preocupación es tener preparados a mis jugadores de la mejor manera posible para ganar al Atlético. Llevo tres años aquí y sé un poco lo que hay”, afirmó Lopetegui cuando se le preguntó por una posible destitución en caso de caer ante el Atlético. “Voy día a día. ¿Os suena de alguna película?”, finalizó.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS