Real Madrid y Barcelona abren fuego en la Supercopa

Este sábado empieza la disputa del primer título del año al que también aspiran Betis y Joventut

Dzanan musa, en el partido de pretemporada entre Real Madrid y Unicaja.
Dzanan musa, en el partido de pretemporada entre Real Madrid y Unicaja.real Madrid

Mientras aún resuenan los ecos de la gesta de la selección en el Eurobasket, los focos del baloncesto se trasladan de Berlín a Sevilla, donde este sábado comienza la Supercopa ACB. Real Madrid, Barcelona, Coosur Betis y Joventut de Badalona se disputan el primer título que supone el pistoletazo de salida de la temporada en España. Esta tarde, merengues y verdiblancos se medirán en la primera semifinal (18.30 por Vamos) y a continuación lo hará el Barça contra la Penya (21.30 por Vamos). El domingo será la final (18.30, por Vamos) en el Palacio de los Deportes San Pablo, que volverá a iluminarse para una gran cita convirtiendo a Sevilla en el epicentro del baloncesto nacional.

El Real Madrid, campeón de liga, y el Barça, ganador de la Copa, parten como claros favoritos al título. Pero el Eurobasket demostró que los pronósticos en baloncesto son papel mojado. El Joventut, tercer clasificado de la liga regular, y el Betis, que ejerce de local, intentarán aprovechar la falta de rodaje de los dos gigantes, cuyas plantillas han experimentado muchos cambios este verano.

El objetivo en el Real Madrid es comenzar la era Chus Mateo con un récord: ser el primer equipo que gana cinco Supercopas consecutivas. Ante su estreno oficial como primer entrenador del Madrid, Mateo se ha acordado de su predecesor en la rueda de prensa antes de partir a Sevilla. “Estoy con muchas ganas de afrontar una etapa nueva, aunque con una sensación agridulce porque Pablo [Laso] no está este año”, expresó el técnico, que admite que las expectativas para este curso son muy altas.

El club blanco ha hecho un gran esfuerzo este verano buscando tapar las carencias de la temporada pasada. Hezonja, Cornelié, y sobre todo, Musa y Sergio Rodríguez, son los argumentos del vigente campeón para que este curso vuelva a teñirse de blanco. El alero bosnio, MVP de la pasada temporada con Río Breogán, ha caído de pie. Líder en anotación de la pretemporada (23,6 puntos por partido), llegó rodado tras salir del Eurobasket en la fase de grupos y ha conseguido recuperar la amenaza exterior para no depender tanto de Tavares.

El gigante caboverdiano, MVP de la final de la ACB, fue la clave para que su equipo acabara con el Barça, llevando la lucha al plano físico, donde se hizo más grande que sus 2,21m. La derrota fue un duro golpe para el combinado de Jasikevicius, que llega a la cita de Sevilla sin Nikola Mirotic. El ala-pívot arrastraba unas molestias en el tendón de Aquiles y el club blaugrana comunicó el jueves que se perderá las primeras semanas de competición, sin fecha fija para su regreso. El técnico lamentó la baja de su estrella y se quejó del apretado calendario: “Estamos quemando a los jugadores”.

El Barça también se ha rearmado este verano en busca de aire fresco. Seis cambios. Exum, Calathes, Hayes, Oriola, Smits y Davies han hecho las maletas. En su lugar han llegado Satoransky, Paulí, Kalinic, Da Silva, Vesely y Tobey. La lesión de Mirotic aceleró las negociaciones con el pívot esloveno, que podría ser cortado a mitad de la temporada. Esta semana, en la Lliga Catalana, los fichajes se estrenaron con buenas sensaciones, ganando el título ante Joventut, su rival de este sábado, aunque Jaskevicius declaró que aún están lejos de donde quieren. Satoransky, que regresó tras seis años en la NBA, cargará con los galones en ausencia de Mirotic tras liderar a su selección en el Eurobasket (4,8 puntos y 11 asistencias por partido), en el que cayó en octavos ante Grecia.

Al otro lado de la colina se encuentran Betis y Joventut. En las últimas 13 ediciones, los dos colosos se han repartido todas las Supercopas salvo dos (en 2016 ganó Gran Canaria y en 2017, Valencia), siendo además los más laureados (el Madrid suma ocho títulos por seis del Barça). En la Penya se apoyan en Tomic, Kyle Guy, llegado de los Miami Heat, y Parra, campeón de Europa, para soñar con su tercera Supercopa, que se sumaría a las de 1985 y 1986. Mientras, los verdiblancos disfrutan de su primer fin de semana por el título, pero cuentan con un amuleto: Luis Casimiro, que ha jugado las tres finales de las tres Supercopas que ha disputado, la última con Gran Canaria, de la que salió vencedor ante el Barça.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Luis Villaescusa

Periodista de EL PAÍS desde 2020, especializado en información deportiva. Ha cubierto la Eurocopa 2020 y los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, y se centra en la información de baloncesto y fútbol. Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, es un apasionado de los datos y las infografías para explicar el deporte.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS