Kevin Durant planta a los Brooklyn Nets y revoluciona la agencia libre de la NBA

El alero, de 33 años, solicita el traspaso, Nikola Jokic firma el contrato más lucrativo de la historia y Juancho Hernangómez es ‘cortado’ por los Utah Jazz

Kevin Durant durante el cuarto partido de la primera ronda de los playoffs ante los Boston Celtics, el pasado 25 de abril.
Kevin Durant durante el cuarto partido de la primera ronda de los playoffs ante los Boston Celtics, el pasado 25 de abril.J. Conrad Williams Jr. (Getty)

La primera bomba no tardó en caer. La agencia libre de la NBA comenzó en la madrugada de este viernes con una de las noticias más sorprendentes del año: Kevin Durant pidió salir de los Brooklyn Nets. A sus 33 años —serán 34 cuando comience la próxima temporada—, el alero, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, solicitó el traspaso al borde de las 21.00 de este jueves (hora peninsular española), según el periodista de The Athletic Shams Charania. Pocos minutos después, antes de la medianoche, hora fijada para que arrancara la agencia libre, Chris Haynes, periodista de Yahoo!, informó de que el destino preferido del ‘7′ eran los Phoenix Suns.

Durant, en Brooklyn desde 2019, ha sido campeón de la NBA en dos ocasiones con los Warriors (2017 y 2018, siendo MVP de las Finales en ambas ocasiones), MVP de la liga en 2014, 12 veces all star y mejor anotador del campeonato en cuatro ocasiones. Además, el de Washington forma parte de la recién estrenada lista de los 75 mejores jugadores de todos los tiempos.

Ahora, después de tres años sin lograr el ansiado anillo en Brooklyn, donde su dupla con Kyrie Irving se ha quedado muy lejos de lograr los resultados esperados —tan solo 44 partidos juntos en el trienio—, el alero de brazos infinitos quiere embarcar hacia una nueva aventura, la cuarta desde que llegó a la liga en 2007 de la mano de los Seattle Supersonics (posteriormente Oklahoma City Thunder).

Durant, que ha promediado 30 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias esta temporada con los Nets —que fueron barridos 4-0 en primera ronda de los play offs ante los Boston Celtics—, se unirá ahora a una franquicia capaz de capear un contrato ya de por sí millonario: 42,9 millones en 2023; 46,4 en 2024; 49,8 en 2025; y 53,2 en 2026, tras cumplir 38 años. Entonces, será agente libre.

El resto de la liga, encendida

Con la petición de traspaso de Durant, la mayoría de equipos ha dado un volantazo a sus planes en la agencia libre. Más de la mitad de las franquicias llamaron a Brooklyn para preguntar por el alero esta madrugada, según el periodista de la ESPN Adrian Wojnarowski. Phoenix, Portland y Miami suenan como principales candidatos, pero todavía habrá que esperar. Después de que varios trataran de seducir, todavía sin éxito, a los Nets, muchos equipos se han conformado con la posibilidad de confeccionar sus plantillas pescando en río revuelto.

Para empezar, Kyrie Irving, que había prometido —una vez más— quedarse en su equipo, en este caso Brooklyn, parece que ya no tiene tan claro su futuro ligado a la Gran Manzana. Los Lakers de LeBron James son un más que posible destino, pues estarían dispuestos a deshacerse de Russell Westbrook y alguna primera ronda del draft para reclutar al base de Melbourne, que ya probó las mieles del éxito con El Rey en los Cleveland Cavaliers.

Jalen Brunson, base de 25 años y escudero de garantías de Luka Doncic en los Dallas Mavericks en los últimos play offs, ha decidido abandonar la franquicia tejana y firmar por los New York Knicks. La razón, un suculento contrato que muchos consideran excesivo para un jugador cuyo nivel no se acerca al de las grandes estrellas de la liga: 104 millones de dólares repartidos en cuatro temporadas.

Juancho Hernangómez, que reconoció hace unas semanas a EL PAÍS su deseo de continuar en la NBA, ha sido cortado por su equipo, los Utah Jazz, de manera que se ha convertido en agente libre y podrá firmar por cualquier franquicia en las próximas horas. A su vez, los Jazz han enviado a Brooklyn a Royce O’Neale, uno de los pilares en el quinteto titular, en lo que aparenta el inicio de una clara reconstrucción.

Unas horas antes, los San Antonio Spurs habían traspasado a Dejounte Murray, all star en la última temporada, a los Atlanta Hawks, donde formará una pareja exterior de grandísimo nivel junto a Trae Young. A cambio, los Spurs recibieron tres primeras rondas del draft y al italiano Danilo Gallinari, al que poco después cortaron para convertirlo en agente libre. Parece claro que en San Antonio espera un año repleto de derrotas con un solo objetivo: reclutar en el draft de 2023 a Victor Wembanyama, la joven perla francesa que apunta al número uno.

En total, esta madrugada se han comprometido casi 2.000 millones de dólares en apenas seis horas y media de movimientos. Gran parte de culpa la tienen las renovaciones de Nikola Jokic (270 millones por cinco años para quedarse en los Denver Nuggets; el contrato más lucrativo de la historia de la NBA), Bradley Beal (251 millones en cinco años con los Washington Wizards), Devin Booker y Karl Anthony-Towns (224 en cuatro años para continuar en Phoenix y Minnesota respectivamente).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Daniel Arribas

Es periodista en EL PAÍS desde 2021. Ha publicado reportajes en la sección de Madrid y en las páginas de fin de semana. Ahora es redactor de Deportes, donde cubre competiciones de baloncesto, tenis, ciclismo y otras disciplinas. Antes trabajó en El Mundo y Ogilvy.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS