El gran récord de Popovich, un genio intemporal

El técnico se convierte a los 73 años en el entrenador con más triunfos en la historia de NBA tras hacer de los Spurs un ejemplo

Gregg Popovich se abraza con Dejounte Murray para celebrar su récord de victorias en la NBA.
Gregg Popovich se abraza con Dejounte Murray para celebrar su récord de victorias en la NBA.Eric Gay (AP)

A veces, la celebridad se alcanza por el camino de la sencillez. “El baloncesto es un deporte de equipo. Tú sermoneas a tus jugadores y son ellos quienes tienen que hacer las cosas juntos. Esa es la historia de mi vida”, declaró Gregg Popovich, entre la ironía y la solemnidad, tras convertirse en el entrenador con más triunfos en la historia de la NBA (1.336). “El récord no es mío, es nuestro y de todo San Antonio. Los maravillosos jugadores y técnicos que he tenido y esta gran ciudad, son los que me han bendecido”, expresó el tótem de los Spurs en la fiesta.

La sufrida victoria ante Utah Jazz (104-102), remontando 15 puntos de desventaja en los últimos 10 minutos, permitió a Popovich, de 73 años, superar en la enciclopedia a Don Nelson, el hombre que le dio un puesto de ayudante en los Warriors allá por 1992, lo que resultó clave para hilvanar un recorrido legendario en los banquillos.

En 1994, Popovich regresó como mánager general a San Antonio (donde años antes había ejercido de asistente de Larry Brown) e hizo de los Spurs su casa, en la que ya suma 26 temporadas como entrenador. Una carrera mítica que comenzó cuando él mismo destituyó a Bob Hill y decidió coger la pizarra del equipo en 1996. Desde entonces, cinco anillos (1999, 2003, 2005, 2007 y 2014), un oro olímpico con la selección estadounidense en Tokio 2020, cuatro elecciones como entrenador del All Star, tres como mejor técnico del año, 22 presencias consecutivas en los playoffs, 1.336 victorias —más que media docena de franquicias—, y un hueco indeleble en la lista de los mejores de siempre en los 75 años de la NBA.

“Popovich es un genio. Un caso único y una persona muy especial”, le define Ettore Messina, cuatro veces campeón de Europa, y técnico ayudante en los Spurs entre 2014 y 2019. “Es muy competitivo, como todos los grandes que alcanzan tantos éxitos. Pero es muy empático y valora mucho las relaciones humanas, por encima de las deportivas y profesionales”, prosigue el actual entrenador del Olimpia Milán en su semblanza de un tipo “humilde, sincero y agradecido”. “Con su ejemplo y eligiendo jugadores que comparten sus valores ha hecho historia. En los Spurs implantó un estilo de vida, como club y como equipo. Algo único e inigualable. Todos entendieron el respeto a esos valores como la manera más correcta de hacer deporte”, prosigue Messina.

Solo 10 entrenadores han superado la barrera de los 1.000 triunfos en la NBA y, de ellos, tan solo Phil Jackson (70%) tiene un mayor porcentaje de éxito que Popovich (66%, con un balance de 1.336 victorias y 694 derrotas en 2.030 partidos dirigidos). Números que dan lustre a un legado que va mucho más allá de las vitrinas. Una leyenda construida mano a mano con una figura imprescindible: Tim Duncan, número uno del draft de 1997.

Por aquel entonces, los Spurs coleccionaban fracasos y la lesión de su jugador franquicia, David Robinson, hizo que el balance del curso 96-97 resultara calamitoso: 20 victorias y 62 derrotas. Pero aquello abrió las puertas a un joven nacido en Las Islas Vírgenes que fue nombrado rookie del año en su primera temporada e inauguró una era. Popovich y Duncan reescribieron la historia de la franquicia de Texas y de la liga. De la dupla de Duncan con Robinson al trío estelar que formó junto a Tony Parker y Manu Ginóbili. Un viaje al éxito partiendo de la sencillez y el trabajo gremial. Con un ideario cargado de mensaje, con el “nadie es más importante que el equipo” como lema.

“Para definir a Popovich como entrenador hablaría de su atención a los detalles, el método, la capacidad de enseñanza, su gran preparación táctica de cada partido y la virtud de ajustar su idea de baloncesto a sus jugadores”, recalca Messina. “Ha entrenado a equipos lentos y rápidos, jugando al poste bajo o con pick and roll y triples, a pesar de que no le gusta nada el tiro de tres... Su capacidad de adaptarse a distintos estilos y a distintas épocas del baloncesto le han hecho único”, completa el técnico italiano, partícipe de un grupo de leyenda.

Un conjunto que, con Duncan al frente y Popovich al mando, firmó una oda al baloncesto en equipo, desmintió los achaques de la edad y coronó las virtudes de la experiencia, del banquillo a la pista. Popovich mantiene en vigor la fórmula y ya es el entrenador con más triunfos en la NBA.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Faustino Sáez

Es redactor de deportes del diario EL PAÍS, especializado en baloncesto. Además del seguimiento de ACB y Euroliga, ha cubierto in situ Copas, Final Four, Europeos y Mundiales con las selecciones masculina y femenina. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha desarrollado toda su carrera en EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS