El tenis español marca el paso

Los jugadores nacionales, con Alcaraz y sus cuatro trofeos a la cabeza, han festejado 11 títulos este curso y Nadal, el murciano, Badosa y Muguruza brillan en el ‘top-10’

Carlos Alcaraz levanta el trofeo del Mutua Madrid Open tras vencer en la final al alemán Alexander Zverev.
Carlos Alcaraz levanta el trofeo del Mutua Madrid Open tras vencer en la final al alemán Alexander Zverev.INMA FLORES (EL PAÍS)

No hace mucho, todo era oscuridad. El físico de Rafael Nadal suponía un quebradero de cabeza y al balear se le presuponía una carrera corta una vez alcanzada la treintena. Se apagaba una época dorada y no se divisaba una remesa de sucesores que pudiera dar continuidad a los éxitos cosechados desde principios de este siglo. El pesimismo se extendía. El mañana era una incógnita. Sin embargo, el mallorquín está a punto de cumplir los 36, tiene un relevo de 24 quilates en Carlos Alcaraz y los triunfos abundan. Fantástica cosecha la de esta temporada, con 11 trofeos en los cinco primeros meses del curso.

No hay en estos momentos un tenis más dominante que el español. Sacan pecho los dirigentes de la federación (RFET) en los corrillos y ante sus colegas, felices del buen hacer de sus jugadores, ya se mire a un lado o al otro. Paula Badosa abrió camino en Sídney y siguieron la senda los demás, chicos y chicas, éxitos de todos los colores. La catalana (24 años) mantuvo en las antípodas la buena línea del año pasado e impresionó después Nadal, que regresaba inmerso en un mar de dudas y se levantó, como tantas y tantas veces. Insinuó la resurrección en el torneo de Melbourne y luego firmó una remontada monumental en la final de Australia.

Con 21 grandes en el bolsillo, el balear dio otro mordisco en Acapulco y se subieron al carro Albert Ramos (Córdoba, Argentina), Roberto Bautista (Doha) y Pedro Martínez (Santiago de Chile). No obtuvieron premio Alejandro Davidovich ni Pablo Carreño, pero su progresión hasta las finales de Montecarlo y Barcelona constató la efervescencia de los tenistas españoles, protagonistas en uno y otro circuito.

Alcaraz, cuatro laureles en Río de Janeiro, Miami, Barcelona y Madrid, es el que abre paso en el presente. Nadal no se baja del podio de la ATP y siete representantes españoles figuran en el top-50, hasta 11 entre los 100 primeros; solo Estados Unidos, con 12, ofrece un registro superior.

La red de clubes

“El tenis español siempre ha dominado, pero ahora más que nunca, con tanta variedad de edades y de tipos de juego, tantos en hombres como en mujeres. Es una época buenísima”, valora Garbiñe Muguruza, décima del mundo. De momento, a ella se le resiste la recompensa esta temporada, pero cerró la anterior con un logro histórico en Guadalajara (México), donde conquistó la Copa de Maestras.

“Esta es la presión con la que siempre soñé”, explicaba a su llegada a Madrid la catalana Paula Badosa, instalada en el tercer peldaño del ranking de la WTA; es una de las cuatro integrantes del top-100 junto a Muguruza, la valenciana Sara Sorribes (cuartofinalista en la Caja Mágica, 37ª) y la granadina Nuria Párrizas (51ª).

España tiene más de 1.000 clubes de tenis distribuidos por todo su territorio y en los últimos años ha potenciado la base con la organización de torneos que sirven de lanzadera para las promesas en la transición hacia el profesionalismo. Alcaraz, sin ir más lejos, es un hijo de un proyecto que sigue cogiendo más y más relieve.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS