Villarreal y Athletic divierten y empatan

El equipo de Emery, con once cambios en el equipo respecto partido contra el Bayern, consigue igualar el gol de Raúl García en la primera parte

El centrocampista del Athletic Alex Petxarromán (d) trata de jugar un balón ante Manu Trigueros, del Villarreal, durante el partido de Liga en Primera División que disputan este sábado en el estadio de La Cerámica.
El centrocampista del Athletic Alex Petxarromán (d) trata de jugar un balón ante Manu Trigueros, del Villarreal, durante el partido de Liga en Primera División que disputan este sábado en el estadio de La Cerámica.Domenech Castelló (EFE)

El Villarreal piensa a lo grande en Europa, pero en LaLiga se despista a veces. Solo consiguió empatar frente al Athletic, que no pierde en La Cerámica desde hace seis años, y que se adelantó en el marcador y pudo adquirir más ventaja hasta que el equipo de Emery equilibró el partido en la segunda parte. La igualada no contenta a ninguno de los dos equipos, que, sin embargo, jugaron un partido muy entretenido.

VLLVillarreal
Villarreal
1
Asenjo, Mario (Juan Foyth, min. 77), Alfonso Pedraza, Mandi, Aurier, Yeremy Pino (Giovani Lo Celso, min. 60), Trigueros (Arnaut Danjuma, min. 60), Iborra, Chukwueze (Coquelin, min. 77), Moi Gómez y Alcácer (Gerard Moreno, min. 60)
ATH Athletic
1
Athletic
Unai Simón, De Marcos (Oier Zarraga, min. 75), Daniel Vivian, Yeray, Balenziaga, Muniain, Berenguer (Nico Williams, min. 65), Unai Vencedor (Dani García, min. 75), Vesga (Alex Petxarromán , min. 26), Raúl García (O. Sancet, min. 65) y Williams
Goles 0-1 min. 42: Raúl García. 1-1 min. 59: Alfonso Pedraza.
Árbitro Carlos del Cerro Grande
Tarjetas amarillas Alfonso Pedraza (min. 49), Mandi (min. 80), Alex Petxarromán (min. 84), Dani García (min. 89) y O. Sancet (min. 90)

Unai Emery pensó lo mismo que muchos años atrás verbalizó Alfonso Guerra refiriéndose al país, pero en relación con el Villarreal: “A este equipo no le va a conocer ni la madre que le parió”. Once cambios hizo en el grupo que jugó ante el Athletic en relación al que ganó al Bayern, y no fue un impulso parecido al que empujaba a Toshack a querer darle la vuelta a la alineación, aunque luego jugaban “los mismos cabrones de siempre”, sino todo lo contrario, porque los once del Bayern le dieron un rendimiento insuperable.

Quería darles descanso, porque el martes toca Allianz Arena, que son palabras mayores, así que no le tembló el pulso. Pero su equipo lo notó bastante en la primera mitad, en la que el Athletic, sin necesidad de tener la pelota, profundizaba muy bien cuando estaba en su poder y creaba peligro ante la portería de Asenjo. Sobre todo a partir de la media hora, cuando se suponía que el Villarreal tendría que estar más asentado, aparecieron las transiciones rápidas del equipo de Marcelino. De Marcos desaprovechó un centro de Williams con un remate en el área pequeña, demasiado centrado.

Después apareció el VAR para advertir a Del Cerro de una mano de Aurier que pareció mucho más penalti que decenas que se han pitado en la Liga, pero en otra vuelta de tuerca al criterio arbitral, el director del partido dijo que no era. Ya no se sabe qué pensar. Hasta el autor de la zamorana dio gracias al cielo por la decisión. Las ocasiones rojiblancas, ante un Villarreal desconcertado, se sucedían. Williams tuvo la suya en un uno contra uno con Asensio, pero apareció Mandi por detrás para rebañar el disparo. Poco más, tarde, sin embargo, apareció Raúl García para empujar una asistencia de Muniain después de una acción coral de toda la delantera. Esta vez también hubo suspense, porque el asistente levantó el banderín. Le rectificaron desde Las Rozas.

La segunda parte mostró de inicio a un Athletic de nuevo trepidante, que pudo anotar en el primer minuto después de un centro que golpeó en Mandi y se envenenó, aunque luego, cuando Emery empezó a pensar en agitar el banquillo, el partido se equilibró y el Villarreal consiguió empatar después de un taconazo de Chukwueze que se filtró hacia Pedraza. Un caño después, el disparo cruzado batió a Unai Simón.

Y pareció que el guardameta del Athletic se iba a convertir en el héroe, porque con su equipo en shock, salvó un par de acciones con la primera unidad atacante ya en el campo. Detuvo un disparo de Danjuma y una falta que sacó Lo Celso, pero se recuperó el equipo visitante y otra vez acosó la portería de Asenjo, que tuvo trabajo ante Nico Williams y Sancet. El partido, bastante divertido desde el inicio, lo fue más en los minutos finales, aunque nadie consiguió marcar y el empate no permite avances ni en uno ni en otro bando.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS