La selección femenina estadounidense de fútbol gana la batalla por la igualdad salarial

Las jugadoras serán compensadas por la Federación con 24 millones de dólares y recibirán a partir de ahora el mismo salario que los hombres por sus partidos internacionales

Megan Rapinoe (derecha) y Alex Morgan, durante una conferencia en Nueva York, en una foto de archivo.
Megan Rapinoe (derecha) y Alex Morgan, durante una conferencia en Nueva York, en una foto de archivo.Seth Wenig (AP)

Ya existe un antes y un después en la selección femenina de fútbol estadounidense. La Federación de Fútbol del país norteamericano ha alcanzado este martes un acuerdo de compensación millonario con las jugadoras por haber recibido sistemáticamente menos apoyo y dinero que sus compañeros masculinos. El organismo pagará la suma de 24 millones de dólares (21 millones de euros), de los cuales 22 se distribuirán entre las jugadoras. Los dos millones restantes serán para ayudar a las jugadoras una vez que se hayan retirado del deporte profesional y también para iniciativas benéficas relacionadas con la igualdad en el fútbol.

“¡Cuando nosotras ganamos, todo el mundo gana!”, ha escrito en Twitter Megan Rapinoe, emblema de la selección femenina y un icono de la lucha por la igualdad en el deporte estadounidense y la comunidad LGTBI+. Rapinoe ha participado esta mañana en el programa televisivo Good Morning America junto a su compañera y también estrella del fútbol Alex Morgan, otra de las caras visibles de la selección femenina en esta batalla. “Este es un paso adelante monumental para sentirnos valoradas y respetadas y para arreglar nuestra relación con la Federación”, dijo Morgan. La delantera, 190 veces internacional, añadió que el acuerdo es una victoria para todas las partes involucradas. “No solo lo veo como un triunfo para nuestro equipo o el deporte femenino, sino para todas las mujeres en general”, remarcó.

Federación y jugadoras han emitido un comunicado conjunto en redes sociales para dar los detalles sobre el fin de su litigio. “Llegar a este día no ha sido fácil. Las jugadoras del equipo nacional femenino de Estados Unidos han alcanzado un triunfo sin precedentes mientras trabajaban por la igualdad de salario para ellas y futuras atletas. Hoy, reconocemos el legado de las pasadas líderes del equipo que ayudaron a hacer posible este día, además de a las mujeres y niñas que las seguirán. Juntos, les dedicamos este momento”, explica el texto. La Federación también se ha comprometido a asegurar el pago igualitario entre hombres y mujeres de la selección a partir de este momento.

La disputa comenzó en 2016 con una queja que cinco jugadoras de la selección presentaron ante la Comisión de Oportunidades e Igualdad en el Empleo de EE UU por discriminación salarial. Esas cinco futbolistas que dieron un paso al frente fueron Megan Rapinoe, Alex Morgan, Carli Lloyd, Becky Sauerbrunn y Hope Solo. Tres años más tarde, 28 jugadoras de la selección estadounidense denunciaron a la Federación por los mismos motivos en un tribunal federal de California. Las jugadoras señalaron que la Federación pagaba por partido a los hombres un mínimo de 5.000 dólares (4.400 euros), mientras que eso no sucedía con las mujeres, que solo cobraban si ganaban ante un equipo de entre la lista de los 10 primeros de la FIFA.

La demanda del conjunto femenino fue desestimada por un juez en mayo de 2020, ya que consideró que no había base para conseguir mejoras salariales a través de los tribunales. Sin embargo, las jugadoras no se dieron por vencidas y optaron por recurrir la sentencia. “Obviamente no se puede volver atrás y deshacer las injusticias que hemos enfrentado, pero la única justicia que surge de esto es que sabemos que nunca más puede volver a suceder”, indicó también Rapinoe en el canal ABC, calificando este martes como “un gran día”.

La FIFA otorgó una bonificación de más de 32 millones de euros a Francia por su triunfo mundial en 2018 a nivel de hombres, mientras que las estadounidenses percibieron 3,4 millones por la conquista del máximo laurel de su categoría en 2019. Los jugadores del equipo nacional masculino de Estados Unidos, eliminados en octavos de final del Mundial 2014, habían recibido 4,5 millones de euros mientras que sus homólogas femeninas solo habían recibido 1,45 millones por ganar su competición. La selección femenina de fútbol estadounidense tiene en su palmarés cuatro Mundiales (1991, 1999, 2015 y 2019) y otros tantos oros olímpicos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS