Badosa y Australia, sentimientos encontrados

La española muestra sus cartas con una embestida a Trevisan (6-0 y 6-3) en un escenario de extremos: de su primer triunfo en un grande a la pesadilla de 2021

Paula Badosa, durante el partido contra Trevisan en la central de Melbourne.
Paula Badosa, durante el partido contra Trevisan en la central de Melbourne.LOREN ELLIOTT (REUTERS)

En dos partidos, Paula Badosa ha insinuado por dónde va. Pese a que este sea solo su cuarto desfile por Melbourne, este año ha irrumpido como una de las señaladas en los pronósticos y ella actúa en consecuencia: de victoria en victoria, de rosco a rosco. En el debut del lunes ya enseñó las garras endosándole un set en blanco a Ajla Tomljanovic y frente a la italiana Martina Trevisan repitió. Firmó el séptimo de su carrera en la élite (6-0 y 6-3, en 1h 12m) y desembarcó en la tercera ronda del torneo, logrando así su mejor registro en un territorio que suscita en ella sentimientos encontrados.

Hace un año, a estas alturas, Badosa se encontraba encerrada en la habitación de un hotel porque contrajo el coronavirus durante el vuelo que la trasladó al país. Después fue trasladada a un centro hospitalario en el que permaneció una semana más, en total 21 días, de modo que solo dispuso de un entrenamiento para afrontar la competición y cedió en la primera ronda contra una rival inferior sobre el papel, Liudmila Samsonova. Venía la catalana como un tiro, pero nada más recuperar la libertad tuvo que coger el avión de vuelta. “Fue una pesadilla, me trataron como a una delincuente”, recuerda.

Nada que ver con lo sucedido tres años antes, cuando poco a poco iba dejando atrás a los fantasmas y logró su primera victoria en un Grand Slam. Fue contra la sueca Johanna Larsson, y entonces también dejó en el casillero un set en blanco. “Me inflaron la cabeza y sufrí una depresión”, contó tras ese partido a EL PAÍS, antes de la cita contra la checa Petra Kvitova, que la apeó del torneo pero le dejó un buen poso porque compitió ante la contrastadísima bicampeona de Wimbledon de tú a tú. Aquel día se estrenó en la central australiana, a la que regresó este miércoles frente a Trevisan.

“Estoy orgullosa de mí misma. Hace un año estaba encerrada aquí y ahora estoy aquí”, valoró durante la charla con los periodistas, sabiendo que muchos de ellos la incluyen entre las candidatas al título en esta edición. “Estoy creciendo como persona y como jugadora día a día. Todo funciona. No es fácil jugar como favorita, es una experiencia nueva para mí, pero estoy disfrutándolo y soy feliz. No voy a mentir, se sienten nervios, pero debo centrarme en misma. No hay secretos”, agregaba la española, citada con la joven Marta Kostuyk.

Llegará al pulso con la ucraniana con energías renovadas, necesarias porque desde que aterrizase en Australia no ha parado. Primero cinco partidos en Sídney, donde obtuvo el tercer trofeo de su carrera profesional y dio otro brinco en el ranking, de la octava a la sexta plaza, y de momento tres más Melbourne. “Estoy un poco cansada, así que mi plan es no hacer nada. Tengo un par de días para recuperar y creo que estaré de nuevo al cien por cien”, dice, confiada en sortear las molestias en el aductor que arrastra desde el primer día, de ahí el vendaje que luce en el muslo derecho.

“Teniendo a Nadal, todo siempre va a parecer poco, pero estoy muy orgullosa de hasta dónde estoy llegando. Es otro paso adelante jugar como favorita y resolver bien este tipo de partidos”, concluyó después de eliminar a Trevisan, con la que comparte una buena amistad y que, como ella, tiene el tope en los cuartos de un Grand Slam. Toca ahora Kostyuk, que le privó de un encuentro con otra amiga, Sara Sorribes (7-6(5) y 6-3). Mientras, sigue intimidando la número uno, Ashleigh Barty: solo ha cedido tres juegos en los primeros compromisos. Esta vez, doble 6-1 a Lucia Bronzetti.

El día ofreció también un reservado para Nuria Párrizas. La granadina, que a sus 30 años no había supera nunca la primera ronda de un Grand Slam, pisa ya la tercera y breve aparecerá entre las 50 mejores del circuito. Beneficiada por la renuncia de la belga Maryna Zanevska, el viernes tendrá enfrente a la estadounidense Jessica Pegula (21ª).

Consulta los Resultados y el Orden de juego.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS