_
_
_
_

Koeman: “No puede ser que hace una semana se hablara de mi renovación y ahora de mi continuidad”

El entrenador del Barcelona se defiende después de la derrota ante el Bayern: “Soy más realista que oportunista”

Juan I. Irigoyen
Koeman FC Barcelona
Koeman, durante un entrenamiento del Barcelona.Alejandro García (EFE)

“Se exageran las cosas”. Así arrancó Ronald Koeman este domingo en la rueda de prensa previa al partido contra el Granada. Pasó la pregunta protocolaria sobre el rival que realiza la televisión del club y, acto seguido, el preparador neerlandés comenzó su defensa. “No puede ser que antes del partido frente al Bayern tuviera que contestar sobre si iba a renovar un año más y ahora, seguramente, las próximas preguntas sean sobre si tengo miedo de mi futuro”, añadió Koeman. No erró en el pronóstico. El técnico sabe que está arriba de la montaña rusa de Joan Laporta.

Más información
El Barça no da para más
Koeman y la foto de Cruyff

La derrota frente al Bayern Múnich del pasado martes en el Camp Nou (0-3) puso en la diana a Koeman. En realidad, volvió a la diana. Cuando finalizó la temporada pasada, la junta directiva de Laporta tenía dudas respecto del trabajo del neerlandés. No las escondió. De hecho, Laporta reconoció que le había pedido 15 días a Koeman para encontrar un técnico que sí le convenciera para el banquillo azulgrana. “Arréglalo si no me quieres. Pero no me dejes con esta incertidumbre diciéndome que saldrás a buscar otras opciones”, le contestó Koeman al presidente, según reveló el documental Força Koeman, emitido en la televisión de los Países Bajos.

Laporta no encontró a nadie. Un alivio para el director general, Ferran Reverter, que evitó gastar 12 millones de euros en el finiquito de Koeman. Se sabe que al Barça no le sobre nada y mucho menos dinero. Pero los desencuentros entre Laporta y Koeman continuaron. El presidente quería que el técnico recuperara el 4-3-3 y le sugirió también que tuviera en cuenta a determinados futbolistas. “Laporta habló demasiado”, se quejó Koeman en una entrevista en su país la semana pasada. Palabras que matizó en Barcelona tras conversar con el presidente. “Hemos tenido algunas cositas y las hemos hablado. Nos hemos puesto de acuerdo en todos los sentidos”, convino el técnico azulgrana.

Antes del parón de selecciones, la idea del club era la de intentar renovar a Koeman. Pero llegó el golpe del Bayern. Una derrota que no sorprendió a nadie en el vestuario. “Con las bajas que teníamos y el momento de forma de los dos equipos, no se podía esperar nada diferente”, explica uno de los futbolistas azulgrana. “No sé si mi cargo está en juego, no me han dicho nada”, dijo Koeman. Antes, Laporta ya le había mostrado su apoyo: “Os pido paciencia y que sigáis dando apoyo al equipo”, sostuvo máximo directivo del Barça, en un vídeo grabado con el teléfono móvil en su oficina, que el Barcelona publicó en Twitter.

“Nuestro presidente salió el otro día y no hace falta repetir nada. Yo soy más realista que oportunista. Hace un año el Barça perdió con el Bayern 2-8 y terminó el partido con Messi, Griezmann y Suárez en el campo. El otro día, acabamos con Mingueza, de 22 años; Araujo, de 22 años; Balde, de 17; y Pedri, Gavi y Demir, de 18”, expuso Koeman. Las dudas de Laporta antes del verano contrastaban con la idea de la dirección de fútbol del club, liderada por Mateu Alemany y Ramon Planes. Un área que apoya al entrenador. “El Bayern es una de las tres mejores plantillas de Europa. Nosotros teníamos un montón de problemas. Además del cambio de ciclo: jugadores jóvenes y otros en el final de sus carreras. Hay que hacer análisis rigurosos. El Barça debe aspirar a lo máximo, pero hace cinco años que pasamos por malos momentos en la Champions”, subrayan desde la Ciudad Deportiva.

“Con otro entrenador la situación sería la misma”

La opinión del área deportiva coincide con la del vestuario. “Con otro entrenador la situación sería la misma. No es culpa de Ronald”, defiende uno de los pesos pesados del grupo. “Los jugadores piensan igual que yo. Son realistas. Saben que tenemos que mejorar, pero las cosas no se cambian en dos días”, contó Koeman sobre la relación con sus muchachos. Y le restó importancia a ruido exterior: “Todo el mundo tiene derecho de opinar. Seguramente hay gente a favor y en contra de Ronald Koeman. Yo no hablo. Están los que piensan que debo seguir y los que quieren que el club busque a otro entrenador. Esto no lo puedo cambiar nunca”.

Koeman tiene la confianza del área deportiva y la de sus jugadores. Necesita, ahora, el silencio que conceden los buenos los resultados. El cuadro azulgrana recibe al Granada este lunes en el Camp Nou, el jueves viaja a Cádiz y el próximo domingo se enfrentará al Levante en Barcelona. “El Barça es capaz de ganar cada partido, pero hay que defender bien. Y hay que tener un buen juego de ataque, con movimientos y efectividad. Si recordamos los partidos del año pasado fuimos superiores contra Granada y Cádiz en casa, pero fuera empatamos con el Granada y perdimos contra el Cádiz”, expuso el técnico.

Koeman conoce la receta para apagar el ruido: “En lo único que tengo que pensar es en los próximos partidos. Entonces, estoy tranquilo. Ya sé que hay que ganar. No tengo ningún miedo por mi futuro. Al final, decide el club en nombre del presidente”, concluyó el entrenador del Barcelona.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Juan I. Irigoyen
Redactor especializado en el FC Barcelona y fútbol sudamericano. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Ha cubierto Mundial de fútbol, Copa América y Champions Femenina. Es licenciado en ADE, MBA en la Universidad Católica Argentina y Máster de Periodismo BCN-NY en la Universitat de Barcelona, en la que es profesor de Periodismo Deportivo.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_