La semana europea de las cenicientas

El inicio de la Champions deja fogonazos inesperados como los cuatro goles del debutante Haller, el empate del PSG en Brujas o los tres penaltis a Adeyemi

Los jugadores del Young Boys celebran su triunfo ante el Manchester United
Los jugadores del Young Boys celebran su triunfo ante el Manchester UnitedALESSANDRO DELLA VALLE (EFE)

La primera jornada de la Champions ha dejado al descubierto que el músculo económico también puede sufrir agujetas. El Manchester United de Cristiano Ronaldo cayó en Berna (2-1) ante el campeón suizo, el Young Boys, y el PSG de Messi no fue capaz de pasar del empate en Brujas ante el histórico club belga. Al mismo tiempo, a nivel individual, han saltado al panorama internacional tres jugadores que no estaban en el radar del aficionado medio y que a partir de ahora merecerán una atención especial porque destacan en lo más caro del mercado, el arte del gol.

MÁS INFORMACIÓN

Young Boys. El Wankdorf Stadion enloqueció cuando en el minuto 95, el estadounidense Jordan Siebatcheu marcó el gol del triunfo de su equipo. En el primer partido de la Champions, su club ya había amortizado prácticamente los 2,5 millones que costó a principio de temporada procedente del Rennes. Había sido el gran fichaje del curso y entrando desde el banquillo se convirtió en el héroe de un encuentro en el que el Manchester United jugó casi una hora con uno menos por expulsión de Wan-Bissaka y en el que Cristiano, autor del gol de su equipo, fue sustituido en el minuto 72, ya con 1-1 en el marcador.

El Young Boys, para poder vivir una de las mejores noches de sus 123 años de historia, comenzó a competir a mediados de julio y tuvo que pasar tres rondas eliminatorias donde eliminó sucesivamente al Slovan de Bratislava, al Cluj rumano y al Ferencvaros húngaro. Campeón de las cuatro últimas ligas suizas, está entrenado por David Wagner (49 años), un estadounidense nacido en Alemania que se forjó en el segundo equipo del Borussia Dortmund y cumplió una experiencia en el Huddersfield de la segunda división inglesa. Va cuarto en su campeonato después de cinco partidos, su plantilla está formada por una amplia mayoría de jugadores suizos, pero en la que tres futbolistas de origen africano —Camara, Ngamaleu y Elia— son bastante protagonistas.

Brujas. Finalista de la Copa de Europa en 1978 y de la Copa de la UEFA en 1976 —perdió ambas finales ante el Liverpool—, el campeón belga recordó ante el PSG en su coqueto estadio Jan Breydel sus grandes noches europeas. Campeón en Bélgica de cinco de los últimos siete campeonatos, ya lidera la clasificación actual después de siete partidos. Al frente del equipo está Philippe Clement (47 años), que cumple su tercera temporada y que se formó en las divisiones inferiores del club.

Su jugador más representativo es el holandés de origen surinamés Noa Lang, de 22 años, que puede jugar en cualquier puesto del ataque. Fichado a principio de temporada procedente del Ajax, en la Liga ya ha marcado tres tantos y dado cuatro pases de gol. El Brujas pagó por él seis millones y tras su buen comienzo de temporada su valor de mercado se ha disparado a 22 millones.

Sebastien Haller (Ajax). Casi 20 años después de que lo lograra Marco Van Basten, el delantero marfileño de 27 años marcó cuatro goles en su estreno en la competición continental por excelencia. El neerlandés lo había conseguido en 1992 en San Siro con el Milan contra el Goteborg. Con la responsabilidad que ya suponía ser el fichaje más caro de la historia del club de Ámsterdam (22,5 millones de euros), Haller fue víctima la temporada pasada de un error burocrático en su inscripción en la UEFA en el mercado de invierno que le impidió jugar la Liga Europa.

Su póker de tantos en el José Alvalade al Sporting de Lisboa no debería considerarse una simple casualidad. En la presente temporada ha marcado otros cuatro tantos en cuatro partidos de Liga y un repaso a su ya larga trayectoria confirma que siempre ha visto puerta con regularidad, con un balance de 127 dianas y 49 pases de gol en 315 partidos. Ya conoce cuatro ligas. Formado en el Auxerre francés, fue cedido al Utrech (2015-17) y definitivamente vendido al Eintrach de Fráncfort (2017-19) por 12 millones de euros, donde formó ataque con Jovic. Su buen rendimiento le abrió las puertas de la Premier. El West Ham pagó por él 50 millones y tras dos temporadas lo traspasó en enero de este año al Ajax por menos de la mitad.

Zurdo, con buena zancada, un amplio sentido de la profundidad y mucha movilidad, destacó en las selecciones inferiores de Francia. Jugó hasta los sub-21, con los que llegó a los 13 tantos en 16 partidos. Después decidió jugar con Costa de Marfil y ya lleva tres tantos en seis encuentros.

Nkunku (Leipzig). Marcar tres goles fuera de casa ante un rival como el Manchester City y que solo valgan para alimentar el currículo personal porque tu equipo recibe seis, debe considerarse como una experiencia agridulce. Eso fue lo que le sucedió al centrocampista parisino de 23 años formado en la cantera del PSG, y que al menos ha visto reivindicada una vez más su figura después de su temprana e inesperada salida del club de su corazón.

Sus prometedores comienzos con los juveniles le sirvieron para ascender al primer equipo en la temporada 2015-16 y a la sombra de las grandes estrellas se mantuvo hasta la 2018-19. Debutó en la Champions con 18 años y disputó 78 partidos y marcó 11 goles antes de ser traspasado al Leipzig alemán, donde hasta ahora ha marcado 16 tantos y ha dado 28 pases de gol en 90 encuentros.

Internacional francés sub-21, Nkunku destaca por su potencia física y por cubrir una amplia zona de influencia. Le gusta arrancar desde la banda zurda para llegar con facilidad a posición de remate. Tiene un buen juego de cabeza.

Adeyemi (Salzburgo). Antes de que el Sánchez Pizjuán contemplara cómo era víctima de tres penaltis en media hora, el delantero alemán de 19 años ya estaba en la órbita de los grandes clubes europeos. Liverpool y Bayern, donde estuvo dos temporadas como juvenil, son los que más interés han mostrado, pero su destino natural, por la política que sigue su club, es que la temporada próxima, si no antes, juegue en el Leipzig, el hermano mayor en la escudería Red Bull.

Zurdo, delantero centro que también puede jugar por fuera, Adeyemi ya ha debutado con la selección absoluta alemana. Fue contra Armenia en la última ventana de partidos internacionales y marcó uno de los seis tantos de su equipo. Tenía exactamente 19 años, siete meses y 18 días. En la Bundesliga austriaca lleva seis tantos y un pase de gol en siete partidos y su valor de mercado se ha disparado hasta los 20 millones de euros, cuando el Salzburgo pagó por él 3,5 millones en julio de 2018. Veloz, valiente, perpendicular… en Sevilla dejó su huella.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción