FC Barcelona Femenino

Sandra Paños: “Un gol es como una pedrada”

La alicantina, que en La Liga se siente más líbero que portera, analiza el buen momento del Barcelona antes de la vuelta de la semifinal de Champions ante el PSG

Una parada de Sandra Paños en Liga ante el Levante.
Una parada de Sandra Paños en Liga ante el Levante.David Ramirez / CORDON PRESS

Sandra Paños (Alicante, 28 años) se estrenó en la portería del Levante hace 10 temporadas. Primero se ganó la titularidad, después se convirtió en una de las mejores guardametas de España. Y el Barcelona, que por entonces solo pescaba talento en la Liga, no la dejó escapar. En 2015, se mudó a Sant Joan Despí, justo cuando el Barça dejó de ganar. Después de cuatro títulos consecutivos, las azulgrana cedieron ante el Athletic y el Atlético. “Pensaba que era gafe”, bromea Paños; “sin embargo, en Europa estábamos bien”. El Barcelona volvió a conquistar la Liga la temporada pasada y este año disputa la cuarta semifinal de Champions en las últimas cinco temporadas. Siempre importante, Paños nunca tuvo una actuación tan destacada como en esta Copa de Europa. Paró un penalti en los cuartos ante el Manchester City y, en el duelo de ida de la semifinal ante el PSG (1-1), se lució en un mano a mano ante Geyoro, que podría haber decantado el partido para las parisinas. “También toqué el balón en otro uno contra uno”, recuerda. Este domingo, frente al PSG y en el estadio Johan Cruyff (12.00, Barça TV y Esport 3), el Barça busca su segunda final de Champions.

Pregunta. ¿Es su Champions?

Respuesta. Cuando los partidos son entre dos equipos de tanto nivel, las porteras siempre tienen una actuación más destacada. Se participa más, no hay más explicaciones. Christiane [Endler, guardameta del PSG] también jugó un gran partido. Esta clase de eliminatorias, aunque suene muy repetido, se terminan de definir por errores. O son errores de las porteras, o son en alguna pérdida que genera una transición.

Más información

P. ¿Cómo convive con el error?

R. Intento entenderlo como decisiones que se toman en un determinado momento. Te da rabia, claro, pero hay que relativizarlo. Sobre todo, después del partido se tiene que analizar. Pero, al final, aunque lo encaja todo el equipo, lo sientes siempre como tuyo. Un gol es como si te pegasen una pedrada.

P. ¿En la Liga no ha recibido muchas pedradas?

R. Cinco.

P. ¿Cómo explica que solo le hayan metido cinco goles en 25 partidos? [El Barcelona ha ganado todos sus encuentros y ha marcado 127 tantos].

R. Hay un factor personal y hay otro colectivo. Yo antes intentaba hacer todo muy rápido, quizá hasta de una manera alocada. Ahora medito cada jugada y busco la pausa necesaria para intervenir en cada acción. Y el grupo lleva un año y medio trabajando mucho más a nivel físico. Hacemos más y mejores tareas de campo y también la base de la plantilla tiene más experiencia. Además, se han incorporado jugadoras importantes.

P. ¿Se aburre en los partidos de la Liga?

R. Si no intervengo pienso: ‘Jolín, a ver si al menos puedo tocar el balón con los pies’. Pasa, muchas veces, que la primera ocasión a la que me enfrento en un partido es un uno contra uno, que es una de las acciones más complicadas para una portera. Con el tiempo he ido mejorando mucho y me exijo ser tan perfecta con los pies como en la portería. Busco mejorar la manera de encontrar los espacios libres y, por supuesto, en la precisión para ejecutarlo.

P. ¿Es más futbolista que portera?

R. Creo que sí. En la Liga soy más líbero que portera. Mi mayor porcentaje de participación es a través del juego de pies. Es lo que toca y me he tenido que acomodar a ello. Cuando llegué al Barça no era ni tan precisa ni leía tan bien las diferentes situaciones del juego.

P.¿Por qué no es reconocida fuera de España?

R. A lo mejor no he sido tan determinante cuando tocaba serlo. Pero para gustos, los colores. A algunos les gustaré más y a otros menos. Yo me quedo con el día a día y con que la gente de aquí esté contenta con mi evolución. Cada año he mejorado y me he convertido en una futbolista más completa. Si llegan los premios o no… hay muchos factores que pueden afectar. Ojalá llegue ese día, claro. Pero he estado varias veces en el once de la Champions. En cierta manera eso quiere decir que a la gente le gusta cómo juego y cómo paro.

P. ¿Al fútbol español le falta un triunfo colectivo?

R. Como ahora se televisa más el fútbol femenino se ve más la calidad de nuestras jugadoras. Muchas veces se hacían los ránkings sin saber realmente lo que pasaba. Mucha gente votaba porque conocían a una o a otra jugadora, pero sin conocer el día a día o sin ver cada partido. Había jugadoras que no habían participado prácticamente en toda la temporada y ganaban los premios a las mejores de ese año. Todavía falta que se vea más el fútbol femenino, pero creo que con la visibilidad que se ha ganado en el último tiempo, se van a dar cuenta de que en España hay grandísimas jugadoras. En un futuro muy próximo llegaremos a tener los premios individuales.

P. ¿El Lyon y el Wolfsburgo, los últimos dos finalistas de la Champions y ahora eliminados, ya no dominan el fútbol femenino?

R. Como dijo Alexia, creo que a este periódico, ya está todo muy igualado y puede pasar de todo. Desde el año pasado todas nos sentimos mucho mejores, mucho más fuertes y sobre todo más rápidas. Y todo eso con más experiencia. Pero también hay otro factor muy importante, en el fútbol hay ciclos. Y ahora es nuestro ciclo. Estamos competiendo bien. Quizá el ciclo del Lyon y del Wolfsburgo ya ha acabado y volver a recuperar un equipo así no es fácil. Al Barça también le pasó. Se pasaron de ganar cuatro temporadas seguidas la Liga a no ganarla durante otros cuatro años.

P. ¿Cómo visualiza la vuelta ante el PSG?

R. Somos equipos diferentes, a nosotras nos gusta tener la pelota y darle velocidad al juego. Tenemos un juego más asociativo, mientras que el de ellas es más directo. Tienen a tres bestias ahí arriba, que son rapidísimas y que por físico son un poco mejores. En su campo salieron con línea de cinco. Después lo cambiaron. Aquí todo será diferente. Nos van a venir a intentar marcar un gol rápido.

P. A diferencia de 2019, cuando fueron finalistas ¿este año el Barça sí puede ganar la Champions?

R. Ojalá. Me lo dice y se me pone la piel de gallina.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50