DERECHO A LA INTIMIDAD

Dos años de cárcel para los futbolistas Enrich y Luna por difundir un vídeo sexual

Los dos jugadores pidieron perdón en el juicio por grabar y enviar las imágenes sin el consentimiento de la víctima

El futbolista del Eibar Sergi Enrich acude a los juzgados de San Sebastián en octubre pasado.
El futbolista del Eibar Sergi Enrich acude a los juzgados de San Sebastián en octubre pasado.Javier Hernández

“Quiero pedir perdón. Son imágenes duras; me arrepiento mucho; no puedo ni mirar el vídeo”. El futbolista del Eibar Sergi Enrich expresó con estas palabras su arrepentimiento por grabar y difundir una grabación mientras mantenía relaciones sexuales con una joven. En este vídeo que se hizo viral en octubre de 2016 también aparecía su compañero Antonio Luna, actualmente en el Girona, quien rompió a llorar en el juicio celebrado en octubre pasado en un juzgado de San Sebastián. Los dos jugadores han sido condenados a dos años de cárcel por la difusión del vídeo, mientras que su excompañero Eddy Silvestre ha sido absuelto.

El juez ha condenado a Enrich y Luna al considerarles autores de un delito de descubrimiento y revelación de secretos con la atenuante de reparación del daño causado porque ambos ya han compensado a la mujer con 110.000 euros, 10.000 euros más de los que reclamaban la Fiscalía y la acusación particular. En la sentencia, argumenta que los dos futbolistas reconocieron plenamente durante el juicio los hechos ocurridos la noche del 18 al 19 de abril de 2016. Y acuerda la suspensión de la pena impuesta cuando la sentencia sea firme, por lo que no deberán ingresar en prisión.

En la vista oral, tanto Enrich como Luna reconocieron que las escenas, en las que se escucha a la joven decir textualmente “para, eso no”, se grabaron con el teléfono del primero. Tras pedir perdón, aseguraron que nunca tuvieron la intención de hacer pública la grabación y que fue Silvestre quien lo hizo por ser este la única persona a la que enviaron el vídeo por Whatsapp. Este último, juzgado bajo la acusación de difundir el vídeo, admitió haber recibido las imágenes pero negó haberlas reenviado a terceras personas. El jugador del Albacete alegó que la “única prueba de cargo” en su contra eran la declaraciones de Enrich y Luna, que sostuvieron lo contrario.

Enrich declaró ante el juez que la joven “no consintió la grabación” y afirmó que la víctima no quiso en ningún momento que fuese grabada mientras mantenía relaciones sexuales. Luna explicó que al día siguiente mantuvieron una larga conversación con la joven, a la que prometieron que iban a eliminar el vídeo. “Sin embargo, se lo pasamos a Eddy”, dijo en el juzgado.

La víctima también prestó testimonio en el juicio. Lo hizo a puerta cerrada y tras escucharse el testimonio de los futbolistas Pedro León (Eibar) y Dani García (Athletic), que en 2016 militaban en el equipo guipuzcoano. La médico psiquiatra y psicoanalista que trató a la joven tras los hechos señaló que la víctima entró “en situación de pánico, con una crisis de angustia importante y estrés por lo acontecido”. Añadió que decidió medicarla porque “cumplía todos los requisitos para un suicidio”. El abogado de la mujer, Iñigo Iruin, afirmó que su cliente sintió “alivio y satisfacción” tras quedar “acreditado y probado que tanto la grabación como la posterior difusión se realizaron sin su consentimiento”. El letrado puso de relieve que tanto Enrich como Luna, además de mostrarse arrepentidos, han permitido “averiguar la totalidad de lo acontecido”.

Pese a que Enrich y Luna confesaron ser los autores de la grabación y su difusión, el juez sostiene en su escrito que no se les puede aplicar la atenuante de confesión tardía porque no colaboraron de forma “tangible” en la “agilización y facilitación” de las pesquisas, como se pone de manifiesto por “la larga y laboriosa tramitación de la causa hasta llegar a la celebración del juicio”.

Lo más visto en...

Top 50