FC BARCELONA

Las elecciones del Barça, en el limbo

El confinamiento municipal compromete la votación del día 24 y la necesidad inmediata de definir la política del club

Laporta, Font, Freixa y Rousaud (de arriba abajo e izquierda a derecha).
Laporta, Font, Freixa y Rousaud (de arriba abajo e izquierda a derecha).Servicio Ilustrado (Automático) / Europa Press

Al igual que si se tratara de un partido de fútbol, cuyo reglamento exige que se apuren todas las medidas posibles para evitar su suspensión, el FC Barcelona ha intentado mantener la fecha del domingo 24 de enero para la celebración de las elecciones, objetivo difícil de cumplir después de las medidas restrictivas aprobadas por la Generalitat para combatir la covid-19. El Govern ha decidido prorrogar una semana el confinamiento municipal, y por tanto alargarlo hasta el mismo día 24, circunstancia que dificulta la posibilidad de que los socios azulgrana puedan acudir a las urnas para decidir el sustituto de Josep Maria Bartomeu.

La decisión, en cualquier caso, depende todavía del Barcelona. Los representantes de la entidad azulgrana se reunirán este viernes con los miembros del Procicat (Pla Territorial de Protecció Civil de Catalunya) y de la Secretaria General de l’Esport de la Generalitat para consensuar una decisión y, posteriormente, el presidente de la Gestora, Carles Tusquets, intentará llegar a un acuerdo con los tres candidatos oficiales a la presidencia, proclamados este jueves: Joan Laporta, Víctor Font y Toni Freixa. “Al Barça le corresponde decidir después de saber que ya hay una decisión de carácter técnico”, informó Alba Vergés, la consejera de Sanidad.

El Barcelona tiene previsto solicitar medidas excepcionales para que los 110.000 socios convocados puedan desplazarse de 09.00 a 21.00 horas a una de las distintas sedes habilitadas en Barcelona, Girona, Lleida, Tarragona, Tortosa, Madrid, Valencia, Sevilla, Mallorca y Andorra. Aunque la participación acostumbra a reducirse a 40.000 y 50.000 socios, su movilización ha quedado condicionada por la imposibilidad de abandonar el municipio de residencia, de manera que Messi, por ejemplo, no podría acudir al Camp Nou en tanto que residente en Castelldefels. El Barcelona, en cualquier caso, juega el 24 partido de LaLiga en Elche.

El resultado de la reunión del Barça con la Generalitat será capital para abordar después el encuentro de Tusquets con los candidatos para buscar un consenso que permita reforzar al equipo en el mercado de fichajes de invierno como ha solicitado Koeman. Los aspirantes al palco coinciden en que el club necesita contar cuanto antes con un presidente efectivo para que pueda reconducir la grave situación del Barça. El aplazamiento de las elecciones obligaría por tanto a pactar la política del club a corto plazo con Laporta, Font y Freixa.

La Generalitat no parece dispuesta a aprobar medidas excepcionales y Laporta entiende que sería un “fraude” aplazar los comicios previstos para el día 24. La posición del expresidente, dispuesto en cualquier caso a negociar, contrasta con la de Font y Freixa, más predispuestos a pactar una fecha distinta al 24 en favor de la salud de los ciudadanos y de una mayor participación de los socios del Barça. Font ha reiterado precisamente la necesidad de que el club implante el voto por correo y el electrónico, actualmente no permitido por la ley del deporte en Cataluña.

Suspender o aplazar

A los implicados azulgrana les ocupa además que se delimite si se trata de una suspensión o de un aplazamiento de las elecciones, porque en función de la resolución se debería convocar una nueva campaña electoral y por tanto no tendrían valor los votos de la precampaña que finalizó este jueves con la renuncia del exvicepresidente Emili Rousaud.

La precampaña discurrió con relativa normalidad hasta la autentificación de los avales, momento en que algún precandidato denunció situaciones de compra y venta de firmas en bloque, cifradas en 35 euros cada una, según una información de El Periódico. Xavier Vilajoana, Agustí Benedito, Jordi Farré, Lluís Martínez Alá y Pere Riera no pasaron el corte de las 2.257 firmas. Riera, Martínez y Farré, además, destruyeron las papeletas mientras que Benedito ni se presentó al acto al que había sido convocado por el club.

La intervención de la Generalitat es seguida con especial interés por una parte del barcelonismo, por entender que su postura de mantener la fecha del voto de censura contra el expresidente Josep Maria Bartomeu en contra del criterio de la directiva provocó en octubre su salida del Camp Nou. Bartomeu, al igual que el expresidente Sandro Rosell, ha declinado de momento intervenir en unas elecciones cuyo favorito claro hasta el momento es Laporta.


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50