NBA

La pandemia sacude de nuevo a la NBA

Tres partidos se suspenden en los dos últimos días por el protocolo sanitario

Tatum y Butler, en el Miami-Boston disputado el 6 de enero.
Tatum y Butler, en el Miami-Boston disputado el 6 de enero.Marta Lavandier / AP

La pandemia, el incremento de los casos de coronavirus y los protocolos de salud que aplica la NBA para evitar los contagios están trastocando el normal desarrollo de la competición. Las incidencias son constantes y en los dos últimos días se han suspendido tres partidos. Los últimos han sido los que debían enfrentar este lunes a Nueva Orleans y Dallas, y este martes a Boston y Chicago. Se añaden al que suspendido el domingo entre Miami y Boston. El equipo de Florida solo contaba para ese partido con siete jugadores, uno menos del mínimo requerido para jugar. Los Celtics también estaban mermados, con solo ocho efectivos.

Las afectaciones por los partidos aplazados propiciaron este lunes una reunión entre la NBA y el sindicato de baloncestistas para estudiar “la modificación de los protocolos de salud y seguridad”. Fuentes de la Liga explicaron que ya se había previsto este tipo de problemas y que no hay planes para detener la competición.

El domingo, Dallas tuvo que suspender el entrenamiento al saberse que su ala-pívot alemán Maxi Kleber había dado positivo por covid-19. El jueves, el equipo tejano ya había tenido que dejar en Denver, tras el partido que ganaron en la prórroga (117-124), a tres jugadores, Josh Richardson, Finney-Smith y Brunson, siguiendo los protocolos de salud.

Sin jugadores suficientes

Las incidencias también afectaron a los Sixers. Su escolta Seth Curry, se enteró de que había dado positivo mientras presenciaba el partido ante Brooklyn desde el banquillo. Tras el primer cuarto, fue aislado del equipo. Fue el 7 de enero. Dos días después, los Sixers solo pudieron inscribir a ocho jugadores y solo utilizaron a siete porque uno de ellos —Mike Scoth— sufría molestias, en el partido que perdieron en Denver (115-103). Los Nuggets tampoco pudieron contar con el alero Michael Porter Jr, en cuarentena.

Ese mismo día, Bradley Beal, la estrella de Washington Wizards, mientras participaba en los ejercicios de calentamiento previos al partido ante Miami, fue informado de que no podía jugar porque tenía que seguir un protocolo de salud tras haber estado en contacto con Jayson Tatum, de los Celtics, también inmerso en el protocolo. Jonas Valanciunas, pívot lituano de los Memphis Grizzlies, solo pudo jugar media parte del partido del viernes ante Brooklyn. Fue entonces cuando se le informó de que tenía que ponerse en cuarentena.

El primer partido aplazado esta temporada a causa de la covid-19 fue el que debía enfrentar a Oklahoma City y Houston el 23 de diciembre. Los Rockets no disponían del mínimo de ocho jugadores aquel día. Tres tuvieron que pasar nuevas pruebas, cuatro fueron puestos en cuarentena, James Harden no estuvo disponible porque no cumplió con los protocolos y otro estaba lesionado.

Desde el viernes, como mínimo 12 de los 30 equipos de la Liga tenían al menos un jugador sometido a los protocolos de salud de la NBA.

Varias estrellas se han perdido partidos desde que empezó la temporada por circunstancias relacionadas con la covid-19, como James Harden, John Wall, DeMarcus Cousins, Kevin Durant, Jayson Tatum, Jaylen Brown y Bradley Beal. Según las normas establecidas por la NBA, los jugadores que estén en contacto cercano con algún positivo deberá permanecer en cuarentena durante siete días y continuar dando negativo en las pruebas antes de reintegrarse al equipo.

Más información

Lo más visto en...

Top 50