FC BARCELONA

El Barça femenino regresa al Camp Nou 50 años después

El Barcelona derrotó este miércoles al Espanyol (5-0) en el estadio azulgrana cinco décadas después del primer partido que jugó allí, el 25 de diciembre de 1970

Dulce Quintana, del Espanyol, protege el balón ante Aitana Bonmati, del Barcelona, durante el derbi catalán en el Camp Nou este miércoles.
Dulce Quintana, del Espanyol, protege el balón ante Aitana Bonmati, del Barcelona, durante el derbi catalán en el Camp Nou este miércoles.Alejandro García / EFE

El Barcelona femenino se integró, finalmente, como una sección más de club en 2002. Estuvo a punto de desaparecer en 2005, pero su suerte cambió un año después cuando Xavi Llorens, el primer entrenador de Messi en la Masia, lo reinventó. Primero dominó España (ganó cuatro ligas consecutivas entre 2011 y 2015 y volvió a conquistarla en 2020) y después sorprendió a Europa tras alcanzar la final de la Champions en 2019. Se convirtió en profesional en 2015 y, desde que Stanley puso su nombre en la camiseta, ha dejado de ser una sección deficitaria –cuenta con el presupuesto más alto de la Liga Iberdrola con cerca de 4 millones de euros-. Sin embargo, el femenino azulgrana tenía una cuenta pendiente: el Camp Nou. Este miércoles de Reyes, el Barça regresó al Estadi 50 años después. Y no había mejor boda de plata que el derbi ante el Espanyol.

El 25 de diciembre de 1970, el fútbol femenino se estrenó en el Camp Nou. La iniciativa fue de Imma Cabecerán, pareja del entonces jugador del primer equipo, Pau García-Castany, que le pidió al presidente Agustí Montal un equipo de mujeres. Montal accedió, aunque de manera parcial. Les prestó el campo de entrenamiento, pero no podían utilizar el nombre ni la indumentaria azulgrana. Por eso, en la navidad de 1970, en la previa del duelo entre el Barça y el CSKA de Sofia, el equipo femenino, liderado por Cabecerán, saltó al Camp Nou vestido de blanco y bajo el nombre de Selección Ciudad de Barcelona para enfrentarse al Unión Deportiva Centelles. El duelo terminó 0-0 (4-3 en penaltis); en las gradas, cerca de 60.000 aficionados para ver el debut del femenino en la casa azulgrana.

La pandemia dejó al Barça sin público en su regreso al Camp Nou. “Es un premio, un regalo de Reyes muy bonito, sobre todo para las jugadoras. Seguro que han pasado muchas horas viendo a sus referentes del equipo masculino en este estadio. Hay que agradecer a todo la gente que creyó en este proyecto para que hoy, después de 50 años, pudiéramos volver al Camp Nou”, aseguró Lluís Cortés, entrenador del Barcelona. Sin embargo, lamentó: “Es una lástima que sea sin público”. “Recuerdo cuando cogía el bus de la Penya Barcelonista de Mollet para venir al Camp Nou. No me imaginaba nunca jugar allí. Pero todo evoluciona y todo crece. Después de 50 años vuelve el fútbol femenino en el Camp Nou y estoy segura de que no será la última vez. Es uno de los momentos en los que te das cuenta donde estás. Seguimos haciendo historia. El discurso dentro del vestuario era salir a ganar y que nuestras emociones no interfieran en el hecho de jugar en el Camp Nou”, explicó Alexia Putellas, una de las capitanas azulgrana.

El Camp Nou no es el primer estadio de España que se abre para el fútbol femenino. En marzo de 2019, en el Wanda Metropolitano, se batió el récord de asistencia para un partido femenino en el duelo entre el Atlético y el Barcelona: 60.739 espectadores. San Mamés, que suele acoger partidos de fútbol femenino, tocó su techo de público, 48.121, en el duelo entre el Athletic y el Atlético. También se celebraron partidos del femenino en el Reale Arena, Mestalla, RCDE Stadium, el Ciutat de Valencia, El Sadar, La Romareda, el estadio de Vallecas Mendizorroza o el Carlos Belmonte, entre otros.

En su vuelta al estadio de Les Corts, el Barcelona se impuso al Espanyol por 5-0, con goles de Putellas, Torrejón, Melanie, Martens y Crnogorčević, y estiró su racha en España. Suma tantas victorias como partidos (11) y lidera con autoridad La Liga Iberdrola. Vicky Losada y Bruna Vilamala se perdieron el duelo por dar positivo por covid. “Fue una pena no poder disfrutarlo con nuestros amigos y con el público. Estoy segura de que no pasarán otros 50 años”, concluyó Melanie Serrano, histórica jugadora del Barcelona, que pasó de entrenar con el femenino azulgrana en un campo municipal de L´Hospitalet a jugar en el Camp Nou.

Más información

Lo más visto en...

Top 50