Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puzle de Zidane nunca tuvo tantas piezas

De vuelta Hazard y solo con Asensio de baja, el técnico del Madrid cuenta con nueve atacantes para el tramo caliente del curso

Los jugadores del Madrid, en el último entrenamiento en Valdebebas.
Los jugadores del Madrid, en el último entrenamiento en Valdebebas. EFE

Cuando entre los meses de agosto y noviembre de 2019 Vinicius Jr. penaba por verse recurrentemente en el banquillo, o directamente fuera de las convocatorias —en ese tiempo contabilizó diez suplencias y tres exclusiones en 19 partidos—, Zinedine Zidane explicaba así los motivos por los que no encontraba necesaria una mayor participación del brasileño: “Hay otros jugadores importantes. Tengo que elegir, y eso no va a cambiar”.

Este viernes, por cuarta ocasión consecutiva —la décima esta temporada—, Rodrygo fue descartado, igual que Gareth Bale, que ya suma 16 ausencias en total, esta última a pesar de haber superado una gastroenteritis que ha apeado también a Jovic. Sin embargo, a falta de que Asensio reciba el alta, Zidane cuenta con una nómina de nueve atacantes para encarar el tramo final de la temporada: Hazard, Benzema, Bale, Lucas Vázquez, Jovic, Brahim, Mariano, Vinicius y Rodrygo.

“Sabemos que Rodrygo es un jugador importante para nosotros —es el segundo máximo goleador con siete tantos, empatado con Ramos—, y cuando están todos hay que hacer una convocatoria. Tiene 18 años y ha demostrado que su sitio está aquí, pero es complicado”, aseguró el técnico del Madrid, que en su lugar ha incorporado a Vinicius —que no se pierde un partido desde el 26 de enero—, y a Lucas Vázquez, de nuevo un fijo desde que en enero se recuperase de una fractura en el pie izquierdo. Ambos se encuentran en este momento por delante de Rodrygo en la rotación, cuya última titularidad se remonta al 26 de enero en Valladolid.

En un espacio temporal de apenas ocho días, los blancos se enfrentarán a Levante, Manchester City (el próximo miércoles) y Barcelona (1 de marzo), y por primera vez lo harán con el abanico de futbolistas de ataque prácticamente al completo. “Sabemos que ahora viene lo más complicado y que cada partido va a ser aún más difícil porque llegamos al final de temporada. Sabemos lo que nos jugamos y los puntos que están en juego”, indicó Zidane.

Después de firmar una secuencia de 21 partidos sin conocer la derrota, y en los que dejó la portería a cero en 13, el Madrid ha encajado siete tantos en los últimos tres enfrentamientos ante Real Sociedad (4), Osasuna (1) y Celta (2), los mismos que en los anteriores 14 encuentros. Zidane se mostró ligeramente contrariado al respecto, aunque sí dejó alguna pincelada acerca de por qué cree que se ha dado esta circunstancia. “Es nuestro deber no arriesgar defensivamente porque con el balón sabemos que tenemos muchos recursos y muchas posibilidades de hacer daño al rival. Para mí lo más importante es que cuando no tenemos el balón todo el mundo intente recuperarlo lo antes posible y eso es la clave. Todos los jugadores tienen que estar pendientes de la defensa y si están implicados en recuperar lo más rápido posible es más fácil después”, analizó.

El regreso de Hazard tras 82 días de baja, unido a la presencia incuestionable de Benzema, dejan desocupado un único hueco en el ataque blanco que ha generado una carrera que suma hoy más aspirantes que nunca.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >