Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Betis y Athletic juegan la Copa a menos de dos kilómetros de distancia

El Portugalete y el Sestao reciben este sábado a los dos equipos de Primera en la segunda ronda copera

Copa del Rey
Campo de Las Llanas, en Sestao.

La oferta de fútbol para el sábado y el domingo en la Margen Izquierda de la Ría de Bilbao es magnífica. En la segunda ronda de la Copa del Rey, el domingo juegan en Lasesarre el Barakaldo y el Rayo Vallecano, pero los platos fuertes se sirven el sábado, y a muy poca distancia unos de otros. En La Florida, el campo del Portugalete, juega el Betis. En el pequeño estadio que llenará sus 5.000 localidades –récord absoluto y gradas supletorias–, se puso hace ya unos días el cartel de "no hay entradas", y aunque en 2008 ya jugó el Valencia y en 2010 el Getafe, en la localidad de la desembocadura del Nervión, anuncian el partido como, "el acontecimiento más importante de su historia". El partido comenzará a las 16.00 horas.

Tres más tarde, a las 19.00, a menos de kilómetro y medio de allí, en el campo Municipal de Las Llanas, juegan el Sestao River –heredero del Sestao que estuvo a un paso del ascenso a Primera con Irureta en el banquillo–, y el Athletic. Quienes hayan conseguido entradas para los dos partidos podrán verlos sin agobios después de un paseo de menos de veinte minutos. La Florida está situado en una loma, y el camino hasta Las Llanas se realiza a través de zonas urbanas, ya que Portugalete y Sestao son localidades limítrofes y muy pobladas. El campo del club verdinegro está en medio de la ciudad, y también se llenará con 4.500 espectadores. Las peticiones de entradas han sido múltiples, y hasta los jugadores del Sestao tuvieron que hacer cola ante la taquilla para conseguirlas. Athletic y Sestao se han visto las caras en la Copa, pero hace 31 años, en 1989. En Las Llanas se registró un empate a cero y ganó el Athletic en San Mamés (1-0). Era la tercera vez que se enfrentaban en el torneo, siempre favorable a los rojiblancos.

Sin embargo, pese a la escasa distancia entre los dos terrenos de juego de Portugalete y Sestao, la menor distancia entre dos campos en los que se jugaban partidos de Copa con un representante de Primera División, es muy anterior, de la temporada 1973-74, y también en Bizkaia. Además, durante media hora, los dos partidos se jugaron de manera simultánea. El primero, que comenzó a las 18.00 horas, se disputó en el campo bilbaíno de Garellano. Jugaron el Getxo y el Celta, que venía de ganar 2-0 en Balaídos. En la vuelta, el resultado fue de empate a uno y se clasificó el equipo gallego. La segunda parte coincidió con la primera del partido Athletic-Calella que se jugaba en San Mamés, a sólo 150 metros del otro campo. Ganó el Athletic 2-0 y remontó el 1-0 de la ida. Garellano desapareció hace unos años y en su lugar se levanta la nueva estación de autobuses de Bilbao. Hasta hace tres años, aún se levantaban en su perímetro, las torres de focos del viejo estadio colindante a San Mamés.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información