Champions | Krasnodar, 1-Sevilla, 2

El Sevilla vuela a octavos

El conjunto de Lopetegui vence al Krasnodar con un gol de Munir en el 95 y se jugará el primer puesto de su grupo con el Chelsea la próxima semana en el Pizjuán

Munir golpea el balón para hacer el gol del triunfo del Sevilla.
Munir golpea el balón para hacer el gol del triunfo del Sevilla.KIRILL KUDRYAVTSEV / AFP

No se rinde nunca el Sevilla, que volvió a ganar un partido importante en el último instante gracias a un tanto de Munir. Fue el colofón a un triunfo que le permite acceder a los octavos de final de la Champions y jugarse el primer puesto del grupo E ante el Chelsea la próxima semana en Nervión. Los de Lopetegui alcanzan el primer objetivo de la temporada y lo hacen con una victoria de mérito.

Primero porque llegaba a Rusia con importantes bajas. Después porque volvió a demostrar que es un equipo con mucho carácter para sobreponerse a un desacertado inicio de segundo tiempo. Este Sevilla, que a veces se desconecta, tuvo la virtud de insistir y llevarse un choque que el Krasnodar había convertido en un ida y vuelta del que salieron triunfantes los andaluces.

FC Krasnodar
KRA
1
-
2
SEV
Sevilla
FC Krasnodar
Gorodov, Kaio, Martynovich, Cristian Ramirez, Smolnikov, Olsson (Tonny Vilhena, min. 66), Gazinskiy, Claesson (Chernov, min. 83), Magomed-Shapi Suleymanov (Wanderson, min. 45), Marcus Berg (Ari, min. 66) y Cabella (Daniil Utkin, min. 84)
Sevilla
Vaclik, Jules Koundé, Escudero (Rekik, min. 60), Diego Carlos, Gudelj, Lucas Ocampos (Oussama Idrissi, min. 71), Rakitic (Óliver Torres, min. 60), Óscar Rodríguez (Joan Jordán, min. 52), Fernando, Luuk de Jong (Youssef En-Nesyri, min. 71) y Munir
Goles
0-1 min. 3: Rakitic. 1-1 min. 55: Wanderson. 1-2 min. 94: Munir.
Árbitro
Marco Guida
Magomed-Shapi Suleymanov (min. 17) y Joan Jordán (min. 57)

El Sevilla volvió a asentarse en el oficio de Fernando y la solidez de Koundé, encontrando también premio a su amplitud de plantilla. Futbolistas como Óliver Torres y En-Nesyri le dieron aire al equipo en un momento crucial del encuentro. El Sevilla, que insiste e insiste, volvió a ganar un partido en el tramo final, en la última jugada. No es cuestión de suerte y sí mucho más de carácter, compromiso y fe en el triunfo.

Hay algunos aspectos que demuestran la evolución de Lopetegui como entrenador. Su regreso a Krasnodar mostró a un entrenador muy intervencionista, que cambió el sistema del Sevilla, afectado por la importante baja de Jesús Navas. Sin el capitán, el técnico optó por jugar con tres centrales, regalando toda la banda derecha a Ocampos, un potro con campo por delante y suficiente oficio como para defender cuando le tocaba.

Al son de un estupendo Rakitic, con un grupo de futbolistas disciplinados y atentos a las órdenes de su entrenador, el Sevilla ofreció una puesta en escena impecable. A los cuatro minutos, en el primer acercamiento a la meta de un contemplativo Krasnodar, Rakitic recogió el balón al borde del área para marcar de un excelente golpeo de empeine.

El Sevilla, muy superior, pudo hacer el segundo en un gran contragolpe que Koundé no supo ejecutar. Sin embargo, mostró la versatilidad de un equipo en el que el carrilero, Ocampos, asistió al central, Koundé, que estuvo a punto de hacer el segundo. Fue tanta la superioridad del Sevilla que acabó entregándose a un fútbol control que le llevó a cierto relajamiento. El equipo andaluz cayó en la tentación de reservarse esfuerzos, algo que se puede pagar incluso ante rivales como el Krasnodar. El equipo ruso tuvo una opción en un disparo de Cabella tras una pérdida de balón de Escudero.

El Sevilla salió algo desconectado en la segunda mitad. Suele ocurrirle a este equipo con el marcador a favor. Por ponerle algún pero, le falta algo de madurez y pausa para cerrar los partidos. Un error de Gudelj propició una oportunidad clarísima de Cabella, que salvó bajo palos Koundé para que el balón fuera después al palo. La jugada dejó tocado al Sevilla, que vio además cómo perdió a Escudero por lesión. El Krasnodar apretó y encontró premio en una acción de Wanderson.

Curiosamente, el gol tuvo el efecto de despertar a un Sevilla que decidió no especular más. De nuevo, Lopetegui acertó con los cambios y Jordán, Idrissi, Óliver Torres y En-Nesyri le dieron otro aire al equipo. El Sevilla buscó el segundo gol para no depender de nadie y lograr una fantástica clasificación cuando quedan dos jornadas para el final de la fase de grupos. La tuvo Idrissi con el Krasnodar volcado y fue Munir el que premió la valentía de este equipo con tanta fe. Un tanto que supone un puñado de millones y que asienta la propuesta de este Sevilla tan constante. El primer puesto del grupo estará en juego el próximo miércoles dos ante el Chelsea.

Lopetegui: “No estaba en mis planes clasificarnos tan pronto”

Rakitic marcó en Krasnodar el gol más tempranero de la historia del Sevilla en la Champions League, a los 3 minutos y 51 segundos de partido. Pero los de Lopetegui tuvieron que esperar hasta el minuto 95 para agarrar gracias a Munir el triunfo que les permite certificar su pase a octavos y pelearle el liderato del grupo E al Chelsea. El conjunto inglés se impuso 1-2 al Rennes, con dos tantos de Odoi y Giroud. El miércoles de la semana que viene, a las 21.00 en el Pizjuán, Sevilla y Chelsea determinarán en su pulso directo quién pasa como primero de grupo a la fase de las eliminatorias.

Con el primer tanto ante el Krasnodar, Rakitic superó la marca de Ben Yedder que, en un partido memorable del Sevilla, marcó en Anfield el 13 de septiembre de 2017 a los 4 minutos y 20 segundos. Con la misma rapidez, en la presente edición de la Champions, a los de Lopetegui les han sobrado dos jornadas, como en la temporada 2009-10, para certificar el pase a octavos. Es la quinta vez que el Sevilla supera la fase de grupos del torneo, solo falló en la edición de la 2015-16, curso en el que alcanzó el quinto de sus seis trofeos de la Liga Europa. Esta temporada el conjunto sevillista no disputará su competición fetiche, en la que lidera el palmarés al haber conseguido seis títulos.

”Tiene un gran valor esta clasificación. Es muy difícil meterte en octavos dos jornadas antes del final. Muy buenos equipos se van a quedar fuera y sinceramente no estaba en nuestros planes clasificarnos tan pronto. Es un gran mérito de nuestros jugadores, que se sobreponen a las adversidades”, afirmó Julen Lopetegui, muy satisfecho del pase de su equipo a pesar de ciertas fases de sufrimiento en el partido. ”Tenemos que cambiar de mentalidad. Ganar en el fútbol de élite exige mucho sufrimiento, y más en una competición como la Champions”, añadió el entrenador del Sevilla, preocupado por una nueva lesión en su equipo, la del lateral izquierdo Escudero, al que se le salió el codo. “No pinta bien”, aclaró.

Lo más visto en...

Top 50