SELECCIÓN FEMENINA DE FÚTBOL

Jorge Vilda: “Habrá mujeres entrenando en el fútbol masculino antes de lo que esperamos”

El técnico de la selección femenina subraya “el estilo reconocible” de España ante el partido de este viernes frente a la República Checa en la carrera hacia la Eurocopa de 2022

Jorge Vilda, entrenador de la selección femenina de fútbol, esta semana en un entrenamiento en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid).
Jorge Vilda, entrenador de la selección femenina de fútbol, esta semana en un entrenamiento en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid).Pedro Gonzalez / EFE

Jorge Vilda (Madrid, 39 años) lleva una década trabajando en las secciones femeninas de la selección española de fútbol. Acumuló éxitos con la sub-17 y la sub-19 de 2010 a 2015, y fue nombrado seleccionador de la absoluta tras la dimisión de Ignacio Quereda, que abandonó el cargo tras 27 años después de que las 23 jugadoras convocadas para el Mundial de Canadá 2015 pidieran su marcha y denunciaran las carencias en la preparación del torneo. Al calor del crecimiento del Barça y el Atlético y de la nueva hornada de jugadoras —Vilda también conquistó con la sub-19 la Eurocopa en 2018—, el fútbol femenino en España ha subido un escalón tras otro este último lustro. Vilda logró en 2019 la primera victoria de la selección en un Mundial, un hito que terminó con la eliminación en octavos ante Estados Unidos, a la postre campeona del mundo, a pesar de la buena actuación de La Roja. Este viernes, España se mide a la República Checa (21.00, Teledeporte) —segunda de grupo con 10 puntos, los mismos que la selección, que tiene un encuentro menos— en el Estadio de La Cartuja, en el que habrá 800 espectadores, en busca de la clasificación para la Eurocopa de Inglaterra 2022.

Más información

Pregunta. ¿Cómo influyen en el partido las bajas de dos titulares habituales, Lucía García y Jenni Hermoso?

Respueta. No solo son ellas dos. Desgraciadamente, en esta concentración ha habido muchísimas bajas: Sandra Paños, Leila [Ouahabi], Ona [Batlle], Amanda Sampedro, Alba Redondo… además de las que todavía se están recuperando, como Nahikari o Andrea Falcón. Lo mejor del momento del fútbol femenino en España es que hay recambios de garantías. Vienen jugadoras por primera vez, pero con una carta de presentación muy buena porque han conseguido grandes resultados en categorías inferiores.

P. ¿Está preocupado por lo que pueda provocar el coronavirus otra vez esta temporada? Los datos no dejan de empeorar en Europa.

R. En la situación que estamos lo mejor es pensar día a día. Hay que disfrutar de lo privilegiados que somos por entrenar, por tener un partido el viernes contra República Checa en La Cartuja con público por primera vez, aunque sean 800 personas. Nos hace muchísima ilusión. ¿Cierta preocupación? Pues sí que podemos tenerla por lo que pueda venir, pero primero es el estado del país, de la pandemia, y luego será el fútbol.

P. Dijo en rueda de prensa que el equipo que gane tendrá el camino muy allanado para la clasificación directa a la Euro 2022. En Praga, España goleó 1-5. ¿Es un partido fácil o será diferente?

R. Es totalmente distinto. En primer lugar, porque ellas llevan compitiendo en su liga regular desde mediados de agosto, y en el ritmo competitivo se nota mucho. Es un equipo reforzado y motivado, con mucha confianza porque vienen de hacer dos muy buenos resultados contra Polonia, que a priori pensábamos que iba a ser el rival [con el que luchar por la primera plaza del grupo], pero ahora es clarísimamente República Checa. Es el partido del todo por el todo. Ellas saben que sumando se les puede poner muy de cara, y que ganándonos tienen la clasificación directa ahí.

P. España presiona arriba para ahogar la salida de balón del rival, construye el juego desde atrás y usa mucho el 4-3-3. ¿Se parece lo que quieren hacer Jorge Vilda y Luis Enrique con las selecciones?

R. El estilo de la selección española es reconocible. Cada entrenador tiene sus aportaciones, sus influencias, pero es verdad que si ves jugar a un equipo de la sección femenina o de la masculina, aunque nos cambiaran la camiseta y nos pusieran una transparente, todo el mundo diría: “esto es España”.

P. Si consigue la clasificación, ¿cuál será el objetivo en la Eurocopa?

R. Hablar ahora de objetivos en la Euro nos pilla un poco lejos. Primero hay que clasificarse, pero es una Euro que motiva muchísimo porque poder jugar en Inglaterra, viendo las sedes, viendo los estadios... En las charlas lo hemos comentado y a todos se nos ponen los pelos de punta.

P. Hay muy pocas entrenadoras en el fútbol de élite español. Solo están María Pry en el Levante y Natalia Arroyo en la Real. ¿Faltan referentes?

R. Es muy importante que aparezcan. Ya estamos teniendo referentes de futbolistas. Cuando las niñas empiezan a jugar, se quieren parecer a muchas de las jugadoras de la selección. Tener referentes —que están empezando a aparecer y María Pry y Natalia son dos muy buenos— es el siguiente paso. Es cuestión de tiempo, y no solo que estén en el fútbol femenino, sino que la mujer también entre en el banquillo del fútbol masculino.

P. ¿Cree que será fácil dar ese paso?

R. Lo que buscan los dirigentes en la élite es tener a la gente más preparada, más capacitada y que más rendimiento pueda sacar. Eso está por encima del género. Creo que habrá mujeres antes de lo que esperamos.

P. ¿En qué ha cambiado el fútbol femenino en España en la última década?

R. Hay mejoras en todos los aspectos. Hace años, los clubs no tenían un staff con cinco, siete, diez personas; ahora tienen analista, psicólogo, nutricionista... eso antes no estaba. El trabajo multidisciplinar de estos profesionales se ve reflejado en el nivel de las jugadoras.

P. ¿Por qué hay gente que aún tiene prejuicios con el fútbol femenino? ¿Qué le diría?

R. Nosotros sabemos el crecimiento exponencial que ha habido en los últimos cinco años. La línea de trabajo está ahí y las jugadoras son conocidas y reconocidas por la sociedad. Yo me quedo sobre todo con la sensación del verano después del Mundial, con el reconocimiento que hubo al llegar a España. La selección ha sido capaz de emocionar a las masas, y eso es una motivación extra para seguir.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50