LALIGA

El valor de los abonados

Los clubes utilizan varias fórmulas para compensar a los aficionados por los partidos que se pierden y a la vez mantener unos ingresos más urgentes en las grandes entidades

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol ante la afición del Valencia en Mestalla.
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol ante la afición del Valencia en Mestalla.SERGIO PEREZ / Reuters

Cuando comenzó el estado de alarma, LaLiga emitió un informe en el que estimó una pérdida de más de 600 millones de euros para los clubes de Primera y Segunda División: 483 correspondían a los derechos de televisión, mientras que los 129 restantes se debían a la falta de ingresos en las taquillas y a la devolución de los abonos en caso de tener que ingresar a los aficionados la parte correspondiente a los encuentros no disfrutados en el estadio. En el informe, LaLiga calculó que las pérdidas en taquilla para Primera División serían de 38,8 millones por los 78,1 en abonados. Hoy, con el 11 de junio como fecha fijada para el regreso de la competición (Sevilla-Betis), con 11 jornadas por delante a puerta cerrada, y con la idea de la patronal de comenzar la próxima temporada con un 30% de aforo en los estadios hasta llegar al 100% en enero de 2021, los clubes buscan fórmulas para mantener sus ingresos y a la vez responder al cuidado de sus aficionados.

“Los derechos de televisión son más equilibrados entre los clubes grandes y pequeños, pero cuanto más se depende de la tele más fácil es solucionar los problemas económicos”, explican desde el área contable de uno de los grandes de España. La distancia entre el club que más ingresa por derechos televisivos y el que menos en LaLiga Santander se ha reducido dos tercios en cinco años. En la temporada 2014-2015, la diferencia entre el que más cobraba y el que menos era de nueve veces; en la última campaña esa distancia quedó en 3,7. El Barça fue el que más facturó (166,5 millones, por los 155,3 del Madrid), y el Huesca el que menos (44,2). “Por eso, hoy para los clubes grandes la situación es más difícil de resolver que para los pequeños”, insisten las mismas fuentes. Su argumento es que mientras los grandes tienen diversificados los ingresos, los demás equipos dependen más de los derechos de televisión. Por ejemplo, el Real Madrid estimó en el presupuesto 2019-2020 que el 18% de sus ingresos serían por socios y estadios, mientras que el 21% corresponde a los derechos de televisión. En el Leganés, el contexto es completamente diferente. En Butarque, de los 57,3 millones de euros que tenían planeados facturar, el 88% respondía a la retrasmisión deportiva. Solo el 3,3% de los ingresos presupuestados del Leganés correspondían a abonados y socios. El Valencia, por ejemplo, se encuentra en una situación intermedia: el 45% lo suma por la televisión y el 7,85% de los abonados.

El Leganés anunció esta semana que renovará gratis a todos sus abonados para la próxima temporada. El club madrileño cuenta con 10.300 abonados. El Getafe, 13.500, ya había anunciado una medida idéntica. Eso sí, la medida en el Coliseum Alfonso Pérez excluye la Copa y la posible clasificación europea (el equipo de Bordalás está quinto en la tabla, empatado a puntos con la Real, que ocupa la última plaza para la próxima Champions). El Espanyol, colista en Primera y que tiene 22.500 abonados, fue un paso más allá: carnets (el club blanquiazul ahora tiene socios y abonados) gratis para la próxima campaña y un 20% de descuento en los abonos de actual temporada. Este dinero se podrá canjear por productos de mercadotecnia o recibir en metálico en el caso de los abonados que atraviesen una situación económica delicada.

Devoluciones y descuentos

La Real Sociedad y el Valladolid también devolverán el 20% del dinero a sus abonados. El Alavés y el Mallorca anunciaron que reingresarán la parte proporcional por los encuentros que faltaban por jugarse como local este curso, pero todavía estudian cómo. Misma situación para el Celta, Eibar y Osasuna. El Valencia, el sexto club con más abonados (40.000), ofreció esta semana las opciones de renunciar a la parte proporcional de los abonos para disfrutar de descuentos y opciones preferenciales en el caso de limitación de aforo para la próxima campaña o de exigir el reembolso. El Sevilla, 39.555 abonados, estudia una medida similar.

La industria de los equipos de LaLiga tenía presupuestado superar los 4.000 millones de ingresos en el curso 2019-2020. Uno de los clubes que más iba a crecer era el Atlético de Madrid (un 27%), con 515 millones de facturación, solo por detrás del Barcelona (1.047) y del Real Madrid (822). El club rojilblanco decidió ofrecer un descuento del 20% a sus abonados para la próxima campaña. Todavía no han decidido qué hacer con sus abonados el Betis, Granada, Villarreal y Levante. En Osasuna, los socios ya saben que se congela el precio a quien renueve su carnet e incluye los dos Medios Días del Club del año próximo.

Los dos grandes de España, el Barcelona y el Real Madrid, tampoco se han pronunciado al respecto. El Barça, el club con más abonados, 85.000, cuenta con precios desde 150 euros a 1.274. “Hace 10 años que los tenemos congelados”, aseguran en el club catalán. El Madrid, con 61.247 abonados y precios desde 245 a 2.024, planea dar descuentos para la próxima campaña. Todavía no está decidido. Los dos gigantes esperan que se concrete la posibilidad de un porcentaje de asistencia a los estadios el próximo curso para tomar decisiones. “Un partido grande a puerta cerrada son seis millones que dejamos de facturar”, asegura el presidente azulgrana, Josep Maria Bartomeu.

Más información

Lo más visto en...

Top 50