MAÑANA REGRESA LA BUNDESLIGA

Marco Reus: “Los clubes intentan salvar el fútbol, no nos quejemos de nada”

Entrevista al capitán del Borussia Dortmund a pocas horas de que vuelva la Bundesliga

Marco Reus, en un entrenamiento con el Borussia Dortmund a finales de abril.
Marco Reus, en un entrenamiento con el Borussia Dortmund a finales de abril.Alexandre Simoes/Borussia Dortmund

Mientras la Premier no se decide a volver a entrenar, LaLiga da sus primeros pasos, la Serie A estudia cuándo jugar de nuevo y Francia ya ha bajado la persiana, la Bundesliga es la avanzadilla del regreso. El fútbol vuelve este sábado a Alemania con un Borussia Dortmund-Schalke 04 (15.30, Vamos), el caliente derbi de la cuenca del Ruhr, enfriado esta vez por las medidas anti coronavirus que obligan a la puerta cerrada. Ese mismo protocolo mantiene a los futbolistas recluidos en hoteles desde el domingo y aconseja a Marco Reus (Dortmund, 1989), capitán del equipo de su ciudad, realizar la entrevista a través de un cuestionario enviado por mail, pese a que él sigue en casa, lesionado.

Pregunta. ¿Cómo llevan sus compañeros la vida en un hotel sin más huéspedes que ellos?

Respuesta. Desafortunadamente, faltaré al primer partido por la lesión, pero me uniré al equipo un poco más tarde. De todas formas, creo que ahora no debemos cometer el error de quejarnos de nada. La liga y los clubes están intentando todo para salvar el sistema. En estrecha coordinación con los políticos, han encontrado la manera de que el fútbol vuelva a funcionar. La condición básica es que los equipos se aíslen en hoteles una semana. Entonces podemos seguir con nuestra profesión. Sería presuntuoso decir algo negativo sobre eso. Todos tenemos que ser conscientes en todo momento: todavía tenemos una situación crítica. Son tiempos inseguros y angustiosos. Queremos volver a jugar al fútbol y para eso tenemos que jugar según las reglas. En realidad, es muy simple.

P. En Alemania también hubo limitaciones a las salidas durante semanas, con efectos que usted trató de mitigar a través de la iniciativa #helpyourhometown (ayuda a tu ciudad) a la que donó 500.000 euros. ¿En qué consiste?

R. El virus ha puesto nuestras vidas patas arriba. El mundo entero ha estado y sigue estando amenazado y desafiado por este virus. Cientos de miles de personas han perdido la vida. Y todavía no se ha encontrado una vacuna. Mucha gente ha tenido que cerrar sus negocios, muchos han perdido sus trabajos. Algunos han rezado por sus parientes que estaban gravemente enfermos en el hospital. Con mi esposa, mi hermana y mis agentes de SportsTotal, dediqué la mayor parte del tiempo a ayudar a pequeñas y medianas empresas de mi ciudad natal. Lanzamos #helpyourhome town para ayudar a los que se enfrentaban a la bancarrota o al despido. ¿Se imagina cómo cambia el paisaje de una ciudad cuando conduces por las calles y desaparecen todas las pequeñas peluquerías y quioscos u otras pequeñas tiendas que hacen que una ciudad sea lo que es? Me encanta Dortmund por eso. Nací en esta ciudad y he pasado aquí la mayor parte de mi vida. Debía hacer algo por Dortmund.

El fondo sur, con 25.000 espectadores, es como un motor que te acelera, vamos a echarles de menos

P. ¿El regreso de la Bundesliga traerá un poco de normalidad?

R. No creo que podamos hablar de normalidad. Tampoco deberíamos. Cuando vas a la compra, la gente usa mascarilla. Veremos la Bundesliga sin público. Esperamos poder salvar una industria que emplea a más de 55.000 personas. Pero los espectadores en casa sabrán en cada segundo que aún no hemos derrotado al coronavirus y por lo tanto estamos lejos de la normalidad. No debemos ser descuidados ahora. Todos debemos seguir y escuchar responsablemente las recomendaciones de los virólogos y políticos. No se puede decir con más claridad. Si con el fútbol podemos llevar un poco de variedad a los salones de la gente, estaré contento.

P. En el podcast del Dortmund contó que el nacimiento de su hija había modificado su manera de ver la vida. Como padre reciente, ¿cómo fue volver al trabajo?

R. El nacimiento de un niño cambia todos tus puntos de vista (independientemente del coronavirus). Todos los papás lo saben. Soy como cualquier otro padre. Nuestra hija acaba de cumplir un año. No entiende lo que está pasando en el mundo. Está feliz de que su papá esté aquí con ella. A Scarlett y a mí no nos asusta mucho el virus, pero le tenemos un gran respeto. Nos alimentamos más conscientemente. Y hacemos todo lo importante: usar mascarillas, quedarnos en casa, mantener la distancia. Sé que puedo confiar en el Borussia Dortmund y veo que todos los empleados y jugadores son responsables. Por eso no tengo miedo. Así que voy a trabajar sin sentirme incómodo.

P. ¿Cómo fueron los primeros días al volver a entrenarse?

R. Todo está en la mente. Cuando entiendes que es importante aceptar ciertas nuevas reglas, no es difícil. ¿Cuál sería la alternativa? Si no entendemos que el fútbol es diferente en este momento, entonces no hay fútbol. Por ejemplo, se nos aconsejó presionar el botón del ascensor con el codo. No es difícil, solo raro. Pero si hace que el contagio sea menos probable, es obvio seguir el consejo.

P. ¿Ha jugado alguna vez a puerta cerrada?

R. Mi equipo jugó a puerta cerrada en París [octavos de Champions contra el PSG, que él se perdió]. En esa época hubo muchas burlas sobre los partidos a puerta cerrada. Algunos medios alemanes escribieron que no debería volver a jugarse a puerta cerrada. Al coronavirus se le llamaba corönchen (coronita), y se decía que no había que tenerle miedo. Creo que todos hemos subestimado este virus durante mucho tiempo. Ahora sabemos que es importante tomarlo en serio. También espero que nunca se repitan escenas como jugadores en la zona mixta tosiendo deliberadamente en dirección a otros con una sonrisa. Yo solo he visto estadios vacíos durante los entrenamientos antes de un partido de Champions. Será raro, inusual, pero el cambio es igual de difícil para todos. No hay motivo para quejarse. Y aunque me repita: es la única oportunidad que tengo ahora.

Los jugadores no somos ratas de laboratorio con las que hacer pruebas

P. ¿Cómo cree que será jugar con el Muro Amarillo vacío?

R. Claro que es una pena que tengamos que prescindir del apoyo de los fans. Nos van a hacer mucha falta. Cualquiera que haya estado alguna vez sobre el césped del Westfalenstadion sabe qué fuerzas pueden desatar nuestros fans. El fondo sur, con 25.000 espectadores, es como un motor que te acelera. Vamos a echarles de menos. Pero insisto: no hay alternativa. Nadie debe quejarse de las condiciones en las que se nos permite jugar. Los jugadores somos modelos para toda la sociedad. Si no tratamos responsablemente la oportunidad que tenemos en Alemania, seríamos estúpidos. Espero que los aficionados sean sensatos y lo vean desde casa, y que este fútbol no provoque grandes concentraciones de aficionados. Eso sería irresponsable.

P. Europa estará mirando la Bundesliga, algo así como el gran experimento del nuevo fútbol.

R. No me gusta la palabra “experimento”. Los jugadores no somos ratas de laboratorio con las que hacer pruebas. Pero sé lo que quiere decir. Somos los primeros en empezar en el fútbol profesional en Europa. Probablemente el mundo entero estará viendo cómo funciona. Eso muestra la gran responsabilidad que tenemos. Cada jugador debe ser un ejemplo. La presión ya es enorme. La reanudación de la Bundesliga probablemente recibirá la misma atención que las finales importantes.

P. ¿Cuál es su principal sentimiento: miedo, responsabilidad o quiere jugar cuanto antes?

R. Con el Dortmund estamos a cuatro puntos del Bayern. Todavía tenemos que jugar contra ellos. Quiero ganar el campeonato con el Dortmund. Y este año todavía hay una posibilidad real, a pesar de todas las dificultades. Podemos apretar al Bayern con una victoria dentro de dos semanas. Entonces se pondría muy emocionante. Quiero volver a jugar por fin. Tengo una gran nostalgia de fútbol.

Más información

Lo más visto en...

Top 50