El fútbol no tiene que pedir perdón

No se volverá a competir por capricho de los futbolistas, sino porque es necesario mover la máquina de producir dinero que le da trabajo a tanta gente

Miedo al virus. El fútbol vuelve de puntillas, con más miedo que entusiasmo, y armado con un protocolo de 23 páginas para salvar una carrera de obstáculos de final incierto. Los jugadores y el cuerpo técnico del Eibar le dieron la bienvenida al comienzo de los entrenamientos con un comunicado que manifiesta temores razonables. Es una vuelta paulatina, llena de prevenciones, con test iniciales que ayudarán a atenuar los riesgos. Pero tarde o temprano habrá que ir a cabecear un córner, y el riesgo que corra un jugador será extensible a su mujer y a sus hijos cuando vuelva a casa. Nos inoc...

Lo más visto en...

Top 50