BALONMANO

El legendario Sterbik deja el balonmano a los 40 años

El portero, uno de los mejores de los mejores de los últimos tiempos, jugó en Ciudad Real, Atlético y Barcelona, y fue clave en los éxitos de España en la conquista del Mundial 2013 y el Europeo 2018

Sterbik detiene un lanzamiento durante un partido contra Francia en los Juegos de Londres 2012.
Sterbik detiene un lanzamiento durante un partido contra Francia en los Juegos de Londres 2012.JAVIER SORIANO / AFP

Parecía que no iba a ocurrir nunca, pero al final el tiempo pasa para todos. También para Arpad Sterbik, que ha decidido retirarse del balonmano profesional a los 40 años y después de una carrera legendaria en la que ha sido un gran ejemplo para todos.

Internacional español, tiene claro que la pandemia del coronavirus ha acelerado una decisión que ya tenía tomada. “Lo peor de esta situación es la incertidumbre. No podemos estar seguros de cuándo va a terminar esto. Se necesita mucho esfuerzo para volver a entrenar. Necesito uno o dos meses de trabajo intenso para pensar en jugar al nivel deseado. Soy como un motor diesel, necesito tiempo para ponerme en marcha”, ha explicado el portero nacional en declaraciones a la Federación Europea de Balonmano.

De origen serbio, Sterbik se planteó la posibilidad de seguir un año más para ayudar a sus compañeros Vladimir Cupara y al español Rodrigo Corrales, que llegará al Vespzrem húngaro la próxima temporada.

“Estaba pensando en quedarme un tiempo para ayudar a Cupara y Corrales, en caso de que solo tuviéramos dos porteros. De esa manera, podría reducir la carga de trabajo y ayudarlos a mantenerse frescos para las citas clave. Sin embargo, ahora tenemos tres opciones de calidad -este año llegó al Veszprem el portero magiar Marton Szekely-, por lo que los ayudaré en los entrenamientos si es necesario”.

Y es que Sterbik ha completado gran parte de su carrera en España. Además de en la selección, militó en el Ciudad Real, Atlético de Madrid y Barcelona. “Mi esposa me preguntó recientemente si aún podía jugar. Claro que puedo, pero no quiero. Todos mis compañeros son ahora entrenadores o directivos. Muy pocos siguen jugando”, explicó.

Sterbik fue una de las piezas clave en dos de las victorias más importantes de la selección española, la del Mundial 2013 y la del Europeo 2018.

“La selección española es un grupo de personas único. Tiene una filosofía diferente. La fuerza del colectivo es lo que prevalece. No sé cómo es en otros equipos nacionales, pero tenemos unión, respeto y comprensión. Creemos en nosotros mismos y mantenemos esa atmósfera, independientemente de si estamos ganando o perdiendo”, terminó de contar Sterbik, quien deja un gran legado tras de sí.

Más información

Lo más visto en...

Top 50