LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Ibai Llanos organiza una Liga en las consolas con Marco Asensio, Carlos Soler y Marcos Llorente

El narrador de videojuegos reúne este fin de semana en un torneo del ‘FIFA’ a futbolistas de los 20 equipos para recaudar fondos contra el coronavirus

Ibai Llanos, el narrador de videojuegos más conocido de España.
Ibai Llanos, el narrador de videojuegos más conocido de España.Borja B. Hojas

El domingo pasado por la noche, hora de fútbol, a Borja Iglesias, delantero del Betis, le asaltó cierto desasosiego mientras jugaba en su casa a la consola. “Cuando me dijeron que estaban 62.000 personas mirando, me puse nervioso. No me imaginaba tanta gente… Sientes presión. Pero está muy guay”, recuerda sobre el derbi trasladado a una partida del FIFA contra el sevillista Reguilón para sustituir al Sevilla-Betis aplazado por el coronavirus. El anfitrión fue el narrador de videojuegos Ibai Llanos (Bilbao, 24 años), que los juntó en su canal de Twitch, un YouTube para la transmisión de partidas online.

De ahí salió un atrevimiento. “¿Os molaría un torneo de FIFA entre los 20 equipos de Primera? Buscamos un futbolista de cada club”, escribió Llanos el martes en Twitter. “Lo publiqué sin ninguna intención, la verdad. No estaba pactado con nadie: ninguna empresa, ningún club. Lo puse con una distancia importante. Me sorprendió el recibimiento: en una hora ya se habían apuntado la mitad. Esperaba tener 12 o 14”, explica Ibai, cabeza visible en España de G2 Esports, un proyecto de creación de contenidos alrededor de los videojuegos. “Se nota que no hay Liga”, dice.

Sergi Roberto (Barça), Asensio (Madrid), Marcos Llorente (Atlético), Reguilón (Sevilla), Januzaj (Real Sociedad), Carlos Soler (Valencia) y Borja Iglesias (Betis) son algunos de los jugadores que llenarán el vacío liguero, cada uno desde su cuarentena. Todos en el canal de Ibai, gratuito. El formato es sencillo: sorteo puro, cruces a partido único, con los 12 primeros de la Liga clasificados directamente para octavos y una ronda previa para el resto; y partidos con dos tiempos de nueve minutos. Los e-sports sumaron en 2019 audiencias de 454 millones, según un informe de la consultora especializada Newzoo, y generaron más de 900 millones de euros de negocio.

“Echo de menos la competición”, confiesa Iglesias; “no solo el día del partido. Vivimos para competir. Haciendo estas cosas, al menos te quitas un poco eso. Yo compito con todo, como si fuese un partido de verdad”. Algo similar le pasa a Carlos Soler. “Intento mantener la misma rutina, me levanto a la misma hora, pero claro… Echo de menos desayunar, entrenar y comer con tus compañeros, y mucho más los partidos”, cuenta el atacante, que mata el mono con la consola. “Desde que salió la idea, hablé con Ibai y empecé a jugar con el Valencia para practicar. Pero lo importante es poder ayudar, más allá de quién gane”.

Algunos se han estado juntando para afinarse. El martes por la tarde coincidieron en unas partidas que se pudieron seguir en varios canales Courtois, Sergi Roberto, Azpilicueta (Chelsea) y Clerc (Levante). La mayoría tenían conectados los micrófonos. En el 83 de un partido, como una tarde cualquiera, Iglesias confesaba: “Yo me quedo de palomero, que estoy tieso”. Courtois buscaba consejos: “¿Cómo me tiro?”. Y rememoraba alegrías: “En el último minuto, yo subo, eh”. Perdían con él de portero, como aquella noche en Mestalla que subió a cabecear un córner. A las ocho de la tarde pararon para unirse al aplauso a los sanitarios.

“Ahora los futbolistas juegan muchísimo más”, cuenta Ibai. “Y quieren ganar siempre, tienen el gen competitivo. Se dan cuenta de que esto va a tener mucha repercusión, que sus aficionados van a estar pendientes, y al final les jode perder”, dice. “Mientras juego a la Play soy muy competitivo, me enfado muchísimo si pierdo, sobre todo es injusto. Para mí siempre es injusto cuando pierdo”, bromea Soler. Y cuenta: “Mis compañeros, por ahora, no me dicen nada. Los que me meten presión son los aficionados”.

Clasificatorio en el Madrid

Algunos equipos necesitaron torneo clasificatorio. Por el Madrid se alistaron enseguida Courtois, Asensio y Carvajal. El defensa había dejado el FIFA este verano. Era tan competitivo que acababa siempre enfadado. Pero el carácter benéfico le convenció para regresar. “Vamos a donar todo lo que genere el streaming. Es una oportunidad de hacer algo bonito con el tema del coronavirus, ayudar a los sanitarios”, dice Ibai.

Los madridistas, que evitan a Marcelo en la defensa, se jugaron la plaza el martes en un triangular en el Twitch del portero, el más hablador. “Mira, Zizou no está feliz”, bromeaba tras un fallo. “Tranquilidad, tranquilidad, yo soy de juego de toque”, se decía Carvajal. Y Asensio, el más mordaz: “¿Adónde vas tirando ahí con la derecha con Bale?”. El primer eliminado fue Carvajal. “No te calientes, Carva”, lo despidió Asensio, que terminó haciéndose con la plaza y escribió a Ibai: “Llevaré nuestro nombre a lo más alto”.

En el Barça no hubo preselección, aunque Sergi Roberto no sea el más aficionado a las consolas. Dembélé y Griezmann le meten más horas, aunque no les ha dado por el FIFA. Prefieren el NBA y el Call of Duty. Arthur se conecta a menudo con Neymar, Ter Stegen no volvió a jugar desde que es padre y las consolas de Messi y Suárez las monopolizan sus hijos. En lo que coinciden los que juegan al FIFA es en dejar fuera del once a sus propios delanteros, muy lentos en el juego.

En el vestuario del Valladolid sí que se abrió pelea por la plaza. Uno de los contendientes fue Javi Moyano, que tiene una cosa clara: “Cuando juego con el Valladolid, yo siempre estoy de titular. Supongo que Pedro Porro, que está en mi misma posición hará lo mismo”, cuenta, entre risas, el capitán del equipo de Sergio González, que finalmente fue derrotado por Porro y ahora ve difícil ser titular en el FIFA. Y eso que había practicado. En alerta para la competencia, Moyano mezcló sus ejercicios diarios con la lectura –ahora está con Todo lo mejor, de Cesar Pérez-, las series (Vikingos, Peaky Blinders y Élite) y los entrenamientos al FIFA. Se ha medido con otros futbolistas, como Jaume Costa, Jordán y De Tomás en otros juegos, pero nunca en el FIFA.

En el Betis confían en Borja Iglesias y en el Valencia se encomiendan a Soler, futbolista gracias a una consola. “Cuando tenía cinco años, mi abuelo me dijo que si empezaba a jugar al fútbol me regala una gameboy. Y así empezó todo”, cuenta. “No habrá 50.000 personas, pero intentaré disfrutar”, dice. De eso se trata también para Ibai: “Me dedico a entretener, y en esta época, más”.

Todos los participantes

FC Barcelona: Sergi Roberto

Real Madrid: Marco Asensio

Sevilla: Sergio Reguilón

Real Sociedad: Januzaj

Getafe: Jason

Atlético: Marcos Llorente

Valencia: Carlos Soler

Villarreal: Manu Morlanes

Granada: José Antonio Martínez

Athletic: Gorka Guruzeta

Osasuna: Rubén García

Betis: Borja Iglesias

Levante: Carlos Clerc

Alavés: Lucas Pérez

Valladolid: Pedro Porro

Eibar: Expósito

Celta: Kevin Vázquez

Mallorca: Alejandro Pozo

Leganés: Ruibal

Espanyol: Embarba

Fe de errores

En un primer momento, y tal como anunciaron los organizadores, publicamos que João Félix representaría al Atlético de Madrid y Alberto Moreno, al Villarreal. Posteriormente la organización anunció que los sustituían Marcos Llorente y Manu Morlanes.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50