Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La extraordinaria cuna del Antiguoko

Arteta, como Xabi Alonso, Aduriz, Iraola y otros, se formó en un club juvenil de San Sebastián

Arteta (izquierda) y Xabi Alonso (derecha), de jugadores infantiles en el Antiguoko, en San Sebastián.
Arteta (izquierda) y Xabi Alonso (derecha), de jugadores infantiles en el Antiguoko, en San Sebastián.

En 1997, el equipo cadete del Antiguoko, el club donostiarra que tantos futbolistas ha producido para la élite, jugó un torneo amistoso en la localidad holandesa de Harlem. Años después, algunos de los componentes de aquel equipo, montaron un grupo de whatsapp que se llama Harlem 97. Lo forman, entre otros, Aritz Aduriz —todavía en activo—, Xabi Alonso, Beñat San José e Iban Fagoaga. En ese grupo no estaban ni Andoni Iraola —que ascendería pronto al equipo—, ni Mikel Arteta, que meses antes había fichado por el Barcelona, pero todos llegaron a coincidir más de una vez en algunos de los equipos de la cantera del club donostiarra. Recuerdan a veces partidos memorables, como aquel 4-2 de 1999 al juvenil del Real Madrid, en el que marcaron Iraola y Fagoaga. Ese día el Athletic se llevó a Iraola.

Muchos de esos futbolistas tuvieron carreras brillantes, pero salvo Aduriz, que todavía es futbolista, todos comparten ahora otra profesión, la de entrenador. El Antiguoko también es cantera de técnicos. Ahí está Mikel Arteta, que cumplió su aprendizaje en el Manchester City, como segundo de Pep Guardiola, y se acaba de convertir en el entrenador del Arsenal, donde sustituye a otro guipuzcoano, Unai Emery, pero a los demás tampoco les está yendo mal. Xabi Alonso comenzó a trabajar en la cantera del Real Madrid y ahora lleva las riendas del segundo equipo de la Real Sociedad. Nadie oculta en San Sebastián que su perfil puede ser el adecuado para dirigir al conjunto que en estos momentos lidera con éxito Imanol Alguacil.

En el grupo de ex jugadores del Antiguoko también aparece Andoni Iraola, con más de 500 partidos en el Athletic, que cerró su carrera como futbolista en el New York City y tras clasificar al AEK Larnaka para la fase de grupos de la Europa League y ganar la Supercopa con el equipo chipriota, dirige ahora al Mirandés, en Segunda División, recién ascendido y en mitad de la tabla. En el Athletic le observan desde lejos.

En la primera división de Bélgica entrena Beñat San José, que del Antiguoko pasó a la Real Sociedad, pero que tuvo que retirarse con 23 años con una grave lesión de rodilla. Encaminó su carrera hacia los banquillos. Dirigió a dos equipos en Arabia Saudita. Ganó una Copa; después, al Antofagasta en Chile y al Bolivar en Bolivia –venció en el torneo Apertura y el Clausura–. Volvió a Chile para dirigir al Universidad Católica, con el que ganó la Liga de aquel país. De vuelta a Oriente Medio fichó por el Al Nasr de Emiratos, y después regresó a Europa. Es el entrenador de KAS Eupen, actualmente en la duodécima posición de la tabla que lidera el Brujas.

Iban Fagoaga, que fue jugador del Eibar durante siete temporadas, dirige al Vitoria, filial del Eibar, en Tercera División. En el grupo también aparece Javier Olaizola, capitán eterno del Mallorca, que dirigió al equipo bermellón en Segunda y es ahora entrenador del Arenas de Getxo. El también jugó en el Antiguoko, un club de juveniles de un barrio de San Sebastián que no solo ha sido un gran caladero de futbolistas —además de los citados, Yuri, De Pedro. Agirretxe, Unai López, Juanjo Valencia...—, sino que ahora también se ve que acunó una generación de entrenadores. Y todo con apenas 250 socios, unos 200 chavales en filas y el voluntarismo de muchos.

Eso sí, por ejemplo, gracias a las cumbres de Arteta y Xabi Alonso, el Antiguoko recaudó 1,3 millones de euros por derechos de formación con el traspaso de Arteta del Barcelona al Glasgow Rangers y el de Xabi Alonso de la Real Sociedad al Liverpool.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información