Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El muro defensivo de Gaizka Garitano

El Athletic es el equipo menos goleado de LaLiga y el tercero de Europa

Inigo Martinez, en un partido del Athletic.
Inigo Martinez, en un partido del Athletic. Getty

Como en los viejos tiempos, cuando se cantaban de corrido las alineaciones, en San Mamés, salvo fuerza mayor, los aficionados del Athletic saben que los cinco primeros nombres que aparecen en la relación de titulares son siempre los mismos: Unai Simón en la portería; y en la defensa: Capa, Yeray, Iñigo Martínez y Yuri, tres vizcaínos, un guipuzcoano y el guardameta, alavés.

La primera necesidad de Gaizka Garitano cuando llegó al Athletic en diciembre de 2018, fue reforzar la línea que parecía más débil en el equipo. Lo ha conseguido con creces. Desde que debutó en LaLiga, el Athletic ha encajado 31 goles, menos de 0,8 por partido. En la campaña actual, sólo dos equipos en las ligas europeas más potentes, tienen mejores argumentos defensivos: el PSG y el Stade de Reims en Francia. Han encajado ocho goles, uno menos que el Athletic. En Inglaterra, el Leicester es el único equipo que iguala los números del Athletic. Según el estadístico rojiblanco Adurizpedia, la última vez que el equipo bilbaíno encajó nueve goles en 15 jornadas fue en 1969, con Iribar en la portería. Esa temporada, el Athletic acabó segundo. Unai Simón es líder del trofeo Zamora, con 0,57 de coeficiente, por 0,67 de Oblak y 0,73 de Courtois. Desde 1949, el equipo vasco no era el menos goleado a estas alturas del campeonato.

La defensa rojiblanca es inamovible. Ni siquiera tiene sitio en la alineación el otro central, Unai Núñez, que ya ha sido internacional con España. Iñigo Martínez, que llegó después del pago de la cláusula de rescisión de 32 millones a la Real Sociedad tras la salida de Laporte en el invierno de 2018, está rentabilizando con creces la inversión. Se ha convertido en uno de los jefes del equipo, no ha dejado de acudir a la selección, salvo por lesión, y es candidato a jugar la Eurocopa. A su lado, Yeray, que durante dos largos periodos tuvo que convalecer del cáncer de testículo, también está rindiendo a un gran nivel. Como Yuri, criado en Lezama, que llegó hace dos temporadas del PSG por 12 millones de euros, y que está en su mejor momento. El domingo se unió a la nómina de goleadores ante el Granada. También Ander Capa se estrenó en el anterior partido en San Mamés. “No le había visto marcar ni en los entrenamientos”, se sorprendió Garitano. El lateral diestro, vizcaíno, llegado de Eibar por tres millones de euros, es, además, después de Leo Messi, uno de los máximos asistentes del campeonato con cuatro pases de gol.

El Athletic no deslumbra por su juego, pero las estadísticas cantan: después de los 38 primeros partidos de Garitano, una Liga entera (14 de la presente campaña y 24 de la anterior), el Athletic sería cuarto en una clasificación virtual, por detrás del Barcelona, el Real Madrid y el Atlético.

Es la defensa, pero también el centro del campo responde defensivamente. Dani García es el fielato en medio campo, junto a Unai López, de perfil más creador, que, curiosamente, jugó su primer partido completo en San Mamés frente al Granada y dio una prodigiosa asistencia de gol a Yuri. De los hombres de ataque, Córdoba se sacrifica en defensa y tal vez por eso no brilla tanto en ataque. No ha marcado más que un gol en 77 partidos en Primera, pero sigue siendo titular, porque su entrenador valora otros aspectos. Los que le han llevado al Athletic a ser un muro defensivo y haber sumado 13 puntos de los últimos 15.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >