Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nadal: “Todavía no hemos ganado nada”

El líder de España lamenta el poco tiempo de descanso que tendrá el equipo antes de enfrentarse a Canadá y asegura que lo más conveniente es "rebajar la euforia"

copa davis españa Ver fotogalería
Rafa Nadal, tras ganar la semifinal de la Copa Davis frente a Gran Bretaña. EFE

El partido se estiró hasta casi la una de la madrugada, pero si por Rafael Nadal hubiera sido, la rueda de prensa posterior al partido hubiera sido cosa de dos minutos. Aunque tenía claros los mensajes que quería lanzar, el que quedó más claro es que lo que necesita el equipo antes de enfrentarse este domingo a Canadá en la final de la Copa Davis es descanso. "Hemos ganado una eliminatoria más, pero no hemos ganado nada. Es la una otra vez, por lo que vamos a intentar descansar. Son momentos de mucha adrenalina, de felicidad, pero es momento de calmarse, de rebajar la euforia, que es lógico que ahora se tenga, porque si no, no vamos a estar al 100% preparados. Y si queremos tener alguna opción ante ellos [Canadá], porque les he visto jugar toda la semana, vamos a necesitar lo mejor de nosotros", aseguró Nadal.

La elección de Feliciano López para la disputa del primer encuentro individual, así como para el dobles, fue una cuestión a la que tuvo que enfrentarse Sergi Bruguera, capitán de la selección española. El catalán aseguró que tanto Pablo Carreño como Marcel Granollers habían amanecido con problemas físicos que no habían logrado superar para la hora del partido. "Pablo ayer tuvo una fuerte contractura durante el partido [ante el argentino Pella con el que perdió], aguantó todo el duelo con dolores en la pierna, se sacrificó al máximo y hay que valorarlo. Le pasó al final del primer set, hoy se ha levantado con fuertes dolores y no podía competir", indicó en primer término. "Y Marcel se ha despertado con la espalda dolorida, le han infiltrado y no ha parecido que mejorara, y aunque hasta el último momento ha estado forzando, cuando sacaba le dolía la espalda y si no estás al 100% no puedes estar a la altura en una eliminatoria como esta", resolvió después. Respecto a la posibilidad de emplear de nuevo a Roberto Bautista, que tras la muerte de su padre, este sábado se reincorporó al equipo, Bruguera fue conciso: "Aún no he hablado con él, por lo que no puedo decir nada al respecto".

Feliciano, a sus 38 años, no pudo con Edmund en el primer duelo individual, pero en el dobles logró sacarse la espina junto a Nadal, con el que no había formado pareja en ninguno de los anteriores encuentros del torneo. "Esto es algo que nunca hubiera imaginado. Estoy jugando los últimos años de mi carrera y, honestamente, nunca pensé que jugaría otra final de la Copa Davis, mucho menos en Madrid, y, menos aún, después de haber jugado el punto decisivo con Rafa. Estoy viviendo un sueño, para ser sincero", comentó el toledano. "Hemos vivido de todo esta semana. Desde lesiones a muchas cosas, que nos han hecho superar muchas situaciones que nos han hecho más fuertes como equipo", añadió.

Transcurría con bastante ritmo la comparecencia, hasta que en su último turno de palabra Nadal apeló al buen juicio y la solidaridad de los presentes para dar carpetazo final a las intervenciones y enfilar por fin el camino a la cama. "Canadá descansó ayer [por el viernes], y hoy [por el sábado] ha jugado a las diez de la mañana, y nosotros a este paso nos acostaremos tarde, a las cinco de la mañana. Por lo que necesitaríamos irnos a descansar", concluyó. Fue terminar de pronunciar la frase, levantarse de su asiento y tomar el pasillo sin perder ningún segundo. Este domingo, a las cuatro de la tarde espera Canadá y la posibilidad de lograr la sexta Ensaladera para España.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información