Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía del Reino Unido acusa a un policía del asesinato de Atkinson

El exfutbolista falleció en 2016 una hora y media después de que el agente le disparase con una pistola eléctrica

Atkinson, con el Aston Villa en 1991.
Atkinson, con el Aston Villa en 1991. DPA

La Fiscalía del Reino Unido decidió finalmente acusar de asesinato al oficial de policía que, en la madrugada del 15 de agosto de 2016, aplicó una descarga de 50.000 voltios contra el exfutbolista Dalian Atkinson que acabó provocando su muerte hora y media después. Es la cuarta vez en los últimos 20 años que un agente británico es procesado por un delito similar. El exjugador del Aston Villa y de la Real Sociedad, entre otros clubes, tenía entonces 48 años y se hallaba retirado.

Esa madrugada, dos agentes observaron como discutía vehementemente con su padre a la puerta de su antigua residencia en Telford (condado de Shropshire). Habían sido avisados previamente por un vecino. Según algunos testigos, Atkinson recibió varias descargas de la pistola de corriente eléctrica conocida como Taser, cuyo uso ha sido duramente criticado en los últimos años por varias organizaciones de defensa de los derechos humanos. En el forcejeo, los dos policías intentaron bloquear al deportista. En la ambulancia que le transportaba al hospital sufrió un paro cardiaco y fue declarado clínicamente muerto a las tres de la madrugada. El segundo agente también ha sido acusado, pero de delito de lesiones.

“El procesamiento penal de los dos policías ya se ha puesto en marcha, y tienen derecho a un juicio justo. Es extremadamente importante que no se publiquen, compartan o comenten informaciones al respecto en las redes que podrían introducir prejuicios en el caso”, dijo en un comunicado escrito el Servicio de Fiscalía de la Corona (Fiscalía general). Corroborada por dos jueces, la institución ha tomado la decisión de mantener el anonimato de los dos policías. Se trata de un hombre que ronda los cuarenta años y de una mujer en su treintena.

La familia de Atkinson, a través de sus abogados, ha celebrado el procesamiento de los dos acusados aunque lamenta la tardanza en concluir una investigación que se ha desarrollado con excesivo secretismo.

Atkinson se convirtió en una leyenda durante su tiempo de jugador en el Aston Villa. Para la historia quedará el gol que le marcó al Wimbledon en el estadio de Selhurst Park, en octubre de 1992. En una extraordinaria combinación de habilidad, potencia y determinación, el jugado avanzó en solitario desde más allá de medio campo, sorteó hasta cuatro rivales y dejó pasmado con su vaselina al portero Hans Segers.

El jugador dejó también un imborrable recuerdo en la Real Sociedad, donde se le conocía con el mote de "txipirón" (fue el primer futbolista de raza negra que se incorporó al equipo). "Los aficionados le adoraban, y están tristes por la pérdida de uno de sus jugadores más queridos", ha dicho el club a través de un comunicado. Jugó una sola temporada, la de 1990-91, y formó un memorable triplete de extranjeros junto a Kevin Richadson y John Aldridge. "Dalian amaba la vida. Vivía a tope. Era ese tipo de personalidad. Todavía puedo verle conduciendo por San Sebastián con su cochazo rojo. Todo el mundo sabía quién era. Todos le querían. Lo que ha ocurrido es una tragedia y todavía no me lo creo", ha dicho Aldridge.

Sus últimos años fueron de una soledad algo desorientada, recluido en su casa de campo de New Woodhouses. Frecuentaba el único pub de la localidad, y se dedicaba a poner en marcha una agencia de defensa y promoción de jóvenes jugadores.

El uso de las pistolas Táser ha estado en el centro de la polémica en el Reino Unido durante los últimos años. La actual ministra del Interior, Pritti Patel, anunció el pasado septiembre que se iban a destinar otros 12 millones de euros a la compra de estas armas de reducción. Unos 17.000 agentes de los 123.000 que hay en Inglaterra y Gales han recibido ya entrenamiento para su uso. La Federación de Policías del Reino Unido las defiende como un método eficaz para proteger la vida de los agentes. En los últimos 13 años han muerto al menos 18 personas como consecuencia de su uso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información