Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Open de Jon Rahm

El golfista vasco conquista, con 22 bajo par, el Abierto nacional por segundo año seguido, su noveno título profesional

Rahm, durante la jornada de este domingo en Madrid.
Rahm, durante la jornada de este domingo en Madrid. EFE

La única pregunta que Jon Rahm había dejado sin responder era cuánto. Cuántos golpes iba a acaparar de ventaja para ganar por segundo año consecutivo el Open de España. El quién, qué, cuándo, dónde y cómo ya lo había dejado escrito el sábado con un -8 en el día para -17 en total, eagle en el par cuatro del hoyo 16 incluido, y todos los demás en fila y a un mundo de distancia. La incógnita se resolvió con una tarjeta final del vasco de -22 (récord del torneo igualando el registro de Kenneth Ferrie en 2003), cinco golpes de renta sobre Rafa Cabrera Bello y siete sobre Samuel del Val. Para ellos había quedado la lucha por el segundo puesto.

Rahm abrazó su noveno título como profesional con 24 años y después de tres y medio de carrera en la élite, un camino que ha recorrido a toda pastilla. En ese corto periodo ha triunfado en Estados Unidos, ha tenido opciones de ser número uno del mundo, ha picado alto en los grandes, ha ganado una Ryder con Europa y se ha instalado entre los mejores del planeta, hoy ya cuarto en el ránking tras Brooks Koepka, Rory McIlroy y Dustin Johnson. Este curso ha acabado entre los 10 mejores en más del 65% de los torneos que ha disputado. También ha llevado al campo de golf a miles de espectadores cuando ha competido en España. Ya lo hizo el curso pasado, cuando en el Centro Nacional fue el gancho para atraer a más de 50.000 aficionados. Y esta campaña, en el renovado Mutuactivos Open de España que se ha celebrado en el Club de Campo Villa de Madrid —donde ganó Seve en 1995 su último torneo individual—, más de lo mismo. Han sido 31.219 espectadores durante los cuatro días de competición —este curso la entrada era de pago, 10 y 20 euros, no gratis como hace un año—.

“El calor del público español es sólo comparable a lo que siento en la Ryder Cup”, dijo Rahm tras su triunfo. “Desde el hoyo 1 todo ha sido increíble. Al final he querido ser egoísta y disfrutar yo de ellos en los cinco últimos hoyo. ¿Cómo no voy a venir el año que viene?”.

Rahm se coronó entre un gentío que, descartada la emoción por conocer al ganador, quería ver de cerca al gran dominador del Open. El de Barrika encadenó rondas de 66, 67, 63 y 66 golpes, y por primera vez en su carrera defendió con éxito un título a la temporada siguiente de conquistarlo. “El año pasado, en el Centro Nacional, la clave estuvo en el drive. Esta vez ha sido el acierto con los hierros lo que me ha hecho ganar. Con las condiciones de esta semana, con jugar solo una ronda de prácticas, ha sido clave para estar cómodo. También la paciencia al principio y la buena inercia en los segundos nueve hoyos de viernes y sábado. Cada día ha tenido sus puntos importantes”, analizó el campeón.

Como Dustin Johnson

Su novena victoria en tres años como profesional es un registro que en este periodo solo iguala el estadounidense Dustin Johnson. “¡No lo sabía!”, dijo Rahm al conocer la estadística. “No sé qué decir. Más importante es el hecho de revalidar el título por primera vez, y más hacerlo en mi país y ante mi público. Ambos datos suponen para mí un honor, un premio al sacrificio de estos años por ser consistente y mejor golfista cada día. Son datos que valoraré más en un par de días”, afirmó.

La tiranía de Rahm apagó cualquier intento de insurrección. El fulgor de la estrella ensombreció todo lo demás. Cabrera Bello fue el primero de los mortales y otro jornalero se ganó el derecho a brillar con luz propia. Entre golfistas que compiten en Estados Unidos, jóvenes pegadores e ilustres veteranos sacó la cabeza Samuel del Val, un maratoniano acostumbrado a transitar por carreteras secundarias. Del Val, bilbaíno de 32 años, ha pasado por el PGA de Latinoamérica, el Web.com Tour, el Challenge Tour, el circuito asiático y el europeo en busca de fortuna. Y con el depósito muy justo de fuerzas (ha jugado 20 de las últimas 23 semanas) accedió al podio de este Open de España. Un paso por detrás de Cabrera, a un buen trecho de Rahm, amor y señor del Open.

Clasificación completa final del Open de España.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >