Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La extremo derecho o la extrema derecha

Algunas soluciones ante las dudas que plantea el léxico con el fútbol femenino

mundial de futbol femenino
La china Wan Ying, en un entrenamiento EFE

El Mundial Femenino de Fútbol ha planteado algunas dudas sobre la flexión de algunas palabras que hasta ahora se referían a hombres. El problema se suele dar cuando el significante femenino destinado a denominar esa nueva situación se venía empleando ya con otro significado para designar una realidad previa: “el defensa” o “la defensa”; “el línea” o “la línea” (como ocurre con “el músico” y “la música” o “el gramático” y “la gramática”...). Por tanto, en cada caso concreto será necesario aplicar fórmulas adecuadas para reflejar el papel de las mujeres en el deporte y que a la vez no incurran en ambigüedad.

A continuación se muestran algunas opciones, que serán las adoptadas por EL PAÍS.

árbitro, árbitra. Los sustantivos que empiezan por a tónica (‘hacha’, ‘agua’, ‘águila’, ‘aula’…) mudan el artículo: (‘el hacha’, ‘el agua’, ‘un águila’…; pero ‘las hachas’, ‘las aguas’, ‘unas águilas’…). ‘Árbitra’ también empieza por a tónica. Sin embargo, se sale de esa regla porque está referida a una persona y tiene masculino (árbitro) y femenino (lo que no ocurre con ‘hacha’, ‘águila’ y las demás). Por tanto, se dirá ‘la árbitra’ y no ‘el árbitra’.

asistente. Entre las palabras terminadas en -nte, no todas flexionan: ‘la cantante’, ‘la estudiante’, ‘la agente’... Por tanto, no hay vulneración de la norma al decir ‘la asistente’, fórmula que conviene emplear como referencia a una juez auxiliar o a una ayudante del entrenador o de la entrenadora. De ese modo, se evita un eventual doble sentido con ‘la asistenta’ (“la asistenta es muy casera”). Véase atacante.

atacante. Son válidos ‘el atacante’ y la atacante’.

cancerbero, cancerbera. La etimología de esta palabra se relaciona con el mítico can Cerbero, el perro de tres cabezas que guardaba la puerta de los infiernos. Sin embargo, su acuñación como vocablo de uso común permite la flexión al femenino.

capitán, capitana. Aunque en la terminología militar se mantiene la forma ‘la capitán’, en el léxico deportivo se flexiona: “La capitana del equipo”.

defensa. Son válidos tanto ‘el defensa’ como ‘la defensa’. Pero en este caso puede darse ambigüedad por confundirse con la línea defensiva (“la defensa fue muy eficaz”). Eso no sucede en las menciones a ‘la defensa central’ o ‘la defensa lateral’. En caso de anfibología, puede usarse ‘la defensora’.

defensor, defensora. os sustantivos terminados en -or toman la flexión en -ora (‘suscriptor’, ‘suscriptora’; ‘director’, ‘directora’...). Del mismo modo, ‘entrenador’ y ‘entrenadora’ y ‘defensor y defensora’, entre otros.

delantero, delantera. Se puede usar ‘la delantera’ para referirse a una jugadora siempre que ello no induzca a confusión con el significado de ‘línea delantera’ (“la delantera del equipo no funcionó”). En tales casos, conviene usar ‘la atacante’.

delantero centro, delantera centro. Se puede escribir ‘la delantera centro’ para el femenino. Como sucede con el término ‘extremo’ en las locuciones ‘el extremo izquierda’ y ‘la extremo izquierda’, la palabra centro señala una posición en el campo.

extremo, extrema. La palabra ‘extremo’ no se refiere a la persona, sino a una parte del campo alejada del centro (es decir, el extremo de un terreno). Por tanto, en este vocablo no tiene por qué darse flexión en el léxico deportivo. Así lo marcan las Academias. Conviene escribir ‘la extremo derecha’ o ‘la extremo izquierda’ (si bien es válido igualmente ‘la extremo derecho o la extremo izquierdo’). De ese modo, se evita la anfibología (“ganaron el partido gracias a la extrema derecha”).

guardameta. ‘El guardameta’ y ‘la guardameta’, opciones correctas. Los sustantivos compuestos son comunes en cuanto al género: ‘la portavoz’, ‘la portaestandarte, ‘la cuentacuentos’.

juez de línea. Siguiendo el criterio histórico de EL PAÍS, se puede usar la juez de línea’ (si bien las Academias admiten ‘la jueza’). El artículo que precede al sustantivo impide la invisibilidad de la mujer, y la forma La jueza’ no añade ninguna información respecto de ‘la juez’. Del mismo modo, conviene decir ‘la juez árbitro’, ‘la juez de silla’, la juez auxiliar’.

lateral derecha, lateral izquierda. Acortamientos de ‘defensa lateral derecha’ o ‘defensa lateral izquierda’ (también de ‘defensa lateral izquierdo’ y ‘defensa lateral derecho’). Las palabras ‘lateral’ y ‘derecha’, como sucede con ‘extremo’, se refieren a un lado del campo, y no a la persona que lo ocupa. Si ‘derecho’ se aplica a la persona y no a la zona, también es posible decir ‘el lateral derecho’ y ‘la lateral derecha’ o ‘lateral diestra’ (si no son zurdos).

línea. Abreviación de ‘juez de línea’. Puede decirse ‘el línea’; y también ‘la línea’ si no induce a confusión (“la jugadora no hizo caso de la línea”).

medio, media. Acortamiento de ‘mediocampista’ o de ‘medio volante’. Las Academias consideran que tiene flexión (‘el medio’ y ‘la media’). No debe usarse ‘la media’ cuando se caiga en un doble sentido: “Se rompió la media”, “no funcionó la media del equipo”. En tales supuestos, sustitúyase por ‘la mediocampista’.

medio centro, media centro. Puede decirse ‘la media centro’.

mediapunta. Este término no figura recogido en el Diccionario. Es palabra común en cuanto al género. Ha de procurarse que con artículo femenino no resulte ambiguo respecto a la posición de mediapunta: “El mejor juego pasó por la mediapunta”. Para resolver el problema, pueden emplearse “la mediapunta del terreno” y “la mediapunta del equipo”.

meta. Abreviación de ‘guardameta’. Puede emplearse en femenino, </CF>la meta’, siempre que no implique posibilidad de doble sentido (“el club consiguió la meta que pretendía”). En ese supuesto, sustitúyase por ‘la portera’, ‘la guardameta’, ‘la arquera’...

portero, portera. En masculino ‘portero’ tiene su perfecta correspondencia femenina en ‘portera’. “La portera fue la mejor”. Lo mismo vale para ‘arquera’.

técnico, técnica. Es posible, desde el punto de vista morfológico, decir “la técnica preparó bien a su equipo”. En los supuestos de posible ambigüedad (“el equipo ganó gracias a su técnica”), pueden usarse 'entrenadora' o ‘preparadora’. En estos casos, sin embargo, debe desecharse la opción ‘la míster’, por incongruente.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información