Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España, ante la cruda Alemania

La selección mide su nivel con las germanas, a las que nunca ha ganado y que jugarán sin su estrella, Marozsan. Vilda: "Con un dedo roto se puede jugar"

Jorge Vilda, en el entrenamiento de este lunes.

España se mide este miércoles a la ocho veces campeona de Europa y dos veces campeona del Mundo. Alemania, se dice, está en época de transición futbolística. Ha perdido jugadoras importantes y está intentando acoplar a los nuevos talentos, más técnicos. Busca armonizar la calidad con su tradicional fútbol físico. Este miércoles (18.00, GOL), no tendrá a su estrella, la mejor jugadora alemana y una de las mejores del mundo, la centrocampista Dzsenifer Marozsan, que se rompió un dedo del pie en el primer partido, contra China. “Con un dedo roto se puede jugar al fútbol, yo mismo lo hice, infiltrado”, dijo este martes por la mañana Jorge Vilda, seleccionador español, convencido de que la lesión de la germana era un simple rumor pese a que su homóloga en el banquillo alemán confirmara su baja para lo que resta de primera fase.

España, que se ha medido a Alemania en cuatro ocasiones, nunca le ha ganado. El balance es de dos derrotas y dos empates; dos goles a favor y 13 en contra. El último encuentro (un amistoso que terminó 0-0) se disputó en noviembre. “Fue la vez que hemos estado más cerca de ganar a Alemania. Le jugamos de tú a tú”, sostiene Vilda. Aquella, sin embargo, fue una Alemania plagada de bajas y con otra seleccionadora. De aquel once, sólo cinco futbolistas jugarán este miércoles. El duelo contra Alemania puede decidir el liderato del grupo B —España va primera por los goles— y empezar a aclarar los octavos.

Las internacionales prevén un partido duro y físico —las alemanas lo imponen en el juego aéreo—. La clave, dicen, será no perder las posiciones para no favorecer las contras. La presión, según Vilda, ha desaparecido de golpe. Mientras el sábado, después de la remontada contra Sudáfrica, el técnico dijo que la selección había pagado “las expectativas y el revuelo generado en España”, este martes afirmó que la selección ha ido a Francia para hacer historia.

El duelo llenará, por cierto, el estadio de Valenciennes. Tiene capacidad para 22.600 espectadores y han sido vendidas ya 21.000 entradas.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >