Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ernesto Valverde: “Estamos a punto de conseguirlo”

Los jugadores del Barcelona, que juegan 60 minutos sin Messi, reaccionan en el segundo tiempo al activar a la segunda línea y logran tres puntos vitales para ganar LaLiga

Messi, tras la victoria del Barcelona en Mendizorroza Ampliar foto
Messi, tras la victoria del Barcelona en Mendizorroza AP

Certificada la victoria en Medizorroza, el Barcelona vive desde el pitido final ante el Alavés unas horas de espera dulces. Suculentas, como el éxito que lleva mascando toda la temporada, en que se ha erigido como el equipo más completo y regular de LaLiga. A los de Valverde les basta con sumar tres puntos más para ganar la competición, de modo que, al abrir esta 34ª jornada, esos puntos pueden llegar de rebote: si el Atlético pierde este miércoles, el Barcelona será, de nuevo, campeón.

“Los de este martes no son tres puntos definitivos, pero desde luego son importantísimos para el título, estamos a las puertas de conseguirlo. Lo venimos persiguiendo desde hace mucho tiempo. Veremos qué hace el Atlético, aunque nosotros lo que queremos es ganar y confiamos en hacerlo. Veremos cuándo puede ser”, concedía el entrenador azulgrana, Ernesto Valverde. Y si no puede ser este miércoles, “el sábado a ganar”, resolvía Carles Aleñá, autor del primer tanto, el que acercó un poco más al Barcelona a la corona. Y añadía: “A mí me gustaría más ganar en el Camp Nou, depender de nosotros y celebrarlo con nuestra gente. Aunque si tenemos que celebrarlo el miércoles, bienvenido será”, se confesaba. Y su opinión era compartida por el grupo.

Al equipo de Messi, que jugó sin el 10 los primeros 60 minutos como es habitual este curso siempre que empieza un partido desde el banquillo –“Hoy convenía descansar y salir en el segundo tiempo. Es bueno que los jugadores se mantengan activos. No los metes en una urna y luego tienen que salir en el partido señalado”, dijo Valverde–, le costó generar ocasiones en el primer tiempo. “Defendían con muchísimos hombres, era difícil llegar arriba. Hemos intentado que se cansaran y al final lo hemos logrado. El gol nos ha dado muchísima tranquilidad y nos ha ofrecido un partido diferente”, explicaba Sergio Busquets.

El tanto llegó en el segundo tiempo, después de que Valverde espoleara a los suyos y les animara a buscar otras soluciones. “Nos pidió que rompiéramos más al espacio, estábamos teniendo un juego más posicional, teníamos que entrar más al remate desde la segunda línea”, añadía Aleñá. Y así llegó el primero, tras un magnífico pase de Sergi Roberto, que Suárez dejó pasar para el canterano. “Ese es su mérito, que la ha dejado sin tocarla”, le alababa el chico. El segundo llegó desde los 11 metros y tras una jugada repleta de rebotes que fue revisada por el VAR por unas manos de Tomás Pina: “Es una jugada muy rápida. El balón lo peina un compañero y a mí no me da tiempo a reaccionar. Tengo la sensación de que me da en el pecho y un poco en el brazo, pero me gustaría ver la jugada para salir de dudas”, confesaba.

El Atlético- Valencia

Aunque único rival, números en mano, del Barça por esta Liga, el Atlético, pondrá todos sus esfuerzos en amarrar la segunda plaza de la clasificación, al tiempo que se concentra estos días en mejorar su juego merced a la conexión de sus dos jugadores más en forma: Griezmann y Rodrigo y en configurar una plantilla para el año próximo sin Godín, Filipe, Lucas y Juanfran. Mientras tanto, el Valencia de Marcelino, rival de los colchoneros, tiene entre ceja y ceja atacar la cuarta plaza, que le daría acceso a la próxima Champions, sobre todo después de vencer el pasado domingo al Betis en el Villamarín. “Ganar sería un puntazo”, decía el técnico che, que esta noche visita el Wanda Metropolitano (beIN LaLiga, 19.30). De ese partido depende que el Barcelona pueda incluso proclamarse campeón de Liga antes siquiera de saltar al Camp Nou el próximo sábado, cuando recibe al Levante (Movistar Partidazo, 20.45) en un encuentro que podría ser más una fiesta culé que un auténtico ejercicio de competición. Si el Atlético cae la tarde de este miércoles en su estadio ante el Valencia, el Barcelona podrá pasarse cuatro días cantando el alirón. En caso contrario, debería certificar su arrollador paso por LaLiga este fin de semana ante el equipo valenciano, que se está jugando la permanencia.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información