Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona se encomienda a Arthur

El equipo azulgrana necesita recuperar la mejor versión del brasileño para enfrentarse al Liverpool en la Champions

Arthur Melo, en el partido contra la Real.
Arthur Melo, en el partido contra la Real. PRESSINPHOTO

A Valverde le baila todavía algún nombre para completar el equipo titular que disputará las semifinales de la Liga de Campeones contra el Liverpool (1 y 7 de mayo). No se sabe muy bien si jugará Semedo o Sergi Roberto como lateral derecho, también se duda sobre Dembélé y si recuperará a tiempo la forma para disputar la plaza a Coutinho y existe una cierta preocupación por las últimas actuaciones de Arthur, suficientes para plantearse en cualquier caso la posibilidad de un cambio en la línea de centrocampistas que el brasileño completa habitualmente con Rakitic y Busquets.

Ocurre que Arthur es un futbolista indispensable para Valverde. No tiene sustituto en el Barça. A sus 22 años, el brasileño garantiza el control del partido y el pase como hilo del juego, características propias del equipo azulgrana, circunstancia que facilitó su rápida adaptación después de su salida del Gremio. A partir de excelentes actuaciones como la que tuvo en la cancha del Tottenham, se insistió incluso en sus condiciones para sustituir a Xavi e Iniesta.

“No esperaba que mi sueño llegara tan pronto y de manera tan rápida”, afirma el interior al periodista brasileño Alé Oliveira. “He sido desde pequeño un fan del Barça. Me apliqué en practicar su juego y fui muy criticado en Brasil por arriesgar con la pelota como hacen los volantes del Barcelona”, concluye después de confirmar que Messi es “el líder técnico y del vestuario. Tiene una experiencia fantástica, lee el fútbol como nadie, es extremadamente inteligente y se interesa por la integración de Malcom, la mía, la de los llegados al Barcelona”.

El propio Messi argumentó en su día que el fichaje que más le había sorprendido para bien era el de Arthur e inevitablemente le comparó con Xavi. La progresión del brasileño, sin embargo, se ha estancado al tiempo que mengua su influencia el en fútbol del equipo, hasta el punto de ser recriminado por su compatriota Rivaldo. “Debe arriesgar un poquito más y profundizar para los delanteros porque yo, con 47 años, tampoco perdería ningún balón en el centro del campo del Barcelona”, manifestó el exazulgrana a la SER.

Arthur ha perdido chispa e influencia y ha disminuido también la posesión de balón en el Barça. El menudo cuerpo del interior no aguanta la carga de partidos a la que se ve sometido y que provoca habitualmente su sustitución en el minuto 70 de encuentro por Arturo Vidal. “La vida de Arthur ha dado un vuelco y ahora quizá acusa el esfuerzo que supone alternar tantos encuentros con el Barça y con Brasil. Esperamos mucho de Arthur”. Tampoco le han ayudado las lesiones y desde el club insisten, por otra parte, en que debe cuidar sus hábitos, especialmente el de la alimentación y el descanso después que se supiera que había participado de la fiesta de cumpleaños de Neymar en París.

A pesar de ser un debutante en Primera ya se le exige el rendimiento de un experto después de su excelente inicio en el Barça. La estadística delata su poca presencia en ataque: no llega al remate (0,17), ni al regate (0,54) por partido y su caudal de pases buenos (45,13%) contrasta con el de toques largos (2,42%) y recuperaciones (4,17%). Y, sin embargo, se le considera indispensable para coser al equipo y evitar que se parta y acepte el intercambio de golpes, una posibilidad que se supone muy contraproducente contra un equipo tan enérgico como el Liverpool.

Necesita recuperar el Barcelona el ritmo y la pausa que solo proporciona Arthur. La duda está en si es mejor para su despertar que descanse ante el Alavés y el Levante o precisa jugar para recuperar las mejores sensaciones con vistas a la Champions.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información