Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Lorenzo corrió en Qatar con una costilla rota tras caerse el sábado

El piloto de Honda terminó la carrera en 13ª posición tras resistir la prueba con mucho dolor

Jorge Lorenzo, con su equipo, en el circuito de Losail. Ampliar foto
Jorge Lorenzo, con su equipo, en el circuito de Losail. AFP

Jorge Lorenzo tenía motivos para quejarse. Y para sentirse decepcionado. Corrió la primera carrera del año con mucho dolor. Y terminó 13º en su estreno con Honda. Hoy, además, sabe que compitió (22 vueltas al circuito de Losail, más de 340 km/h de velocidad punta) con una costilla rota.

Desde que a finales del curso pasado Lorenzo terminó operándose tres semanas después de romperse, cuando descubrió la lesión que efectivamente le estaba haciendo la vida imposible, el piloto mallorquín no acaba de fiarse ni de las primeras impresiones ni de las opiniones únicas. Si el cuerpo le manda señales y le advierte de que no está bien, él exige más pruebas. Así fue cómo descubrió en octubre del año pasado que lo que parecía una simple contusión en la muñeca era una, en realidad, la ruptura de uno de los ligamentos de la zona. Así ha sido cómo ha advertido ahora que lo que parecía una fuerte contusión dorsal traía además consigo la fractura de la primera de las costillas de la zona derecha de su cuerpo.

El piloto de Honda, que ya llegaba tocado a la primera cita del año, el pasado domingo, recuperándose como está de una fractura y posterior operación del escafoides de la mano izquierda, tuvo un mal sábado. Se cayó hasta en dos ocasiones. Y la primera dolió bastante. Salió volando de la moto y sufrió un fuerte impacto sobre el costado. Tas los primeros exámenes, los doctores del mundial concluyeron que no sufría ninguna lesión, solo los efectos de un golpe muy fuerte. Así que salió a disputarse un sitio en parrilla y terminó clasificándose 15º. Al día siguiente, aun con calmantes, terminó la carrera 13º.

“Fue una carrera de supervivencia para todos, muy lenta y a pesar de eso no pude estar cerca con los de delante. A partir de la caída todo empeoró. Estuve muy limitado por el accidente”, decía al terminar. Y añadía: “Me preocupa un poco la espalda porque caí de lado, en la zona de las costillas. Tengo dolores en cuatro o cinco partes del cuerpo, pero sobre todo en la espalda”. Su preocupación le llevó a hacerse más pruebas a su regreso de Qatar. Y este martes ha anunciado él mismo los resultados del último TAC: “Fisura de la primera costilla del lado derecho. Entre tres y cuatro semanas de recuperación. Pelearemos en Argentina”, apuntaba, en referencia a la próxima carrera, el 31 de marzo en el circuito de Termas del Río Hondo.

Si este invierno Lorenzo se resignaba a sufrir una nueva lesión poco después de recuperarse de una fractura en un dedo del pie y la lesión en la muñeca; ahora la recuperación de ese escafoides que se rompió en enero se le junta, también, con una dolorosa lesión en el costado. No ha empezado muy bien esta nueva aventura en Honda para el español, por bien que parezca entenderse con la moto mucho mejor que lo hiciera con la Ducati. “Hay muchas cosas positivas este fin de semana a pesar del resultado”, confesaba en Losail.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información