Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La televisión, clave en el cisma del fútbol femenino

Los derechos de retransmisión de la Liga Iberdrola, que se adjudican este jueves, recrudecen la guerra entre LaLiga y la Federación

GRAF8247. BILBAO, 30012019.- La jugadora del Athletic de Bilbao Garazi ( disputa un balón con la jugadora del Atlético de Madrid Ludmila en el partido de cuartos de final de la Copa de la Reina.
GRAF8247. BILBAO, 30/01/2019.- La jugadora del Athletic de Bilbao Garazi ( disputa un balón con la jugadora del Atlético de Madrid Ludmila en el partido de cuartos de final de la Copa de la Reina. EFE

Un operador televisivo se adjudicará este jueves el concurso en el que se han subastado por primera vez los derechos de televisión de la Primera División del fútbol femenino, la denominada Liga Iberdrola. Sin embargo, el vencedor de la puja se hará con los citados derechos para las próximas tres temporadas en medio de la incertidumbre generada por el anuncio de la Federación Española de Fútbol (FEF) de crear un nuevo modelo de competición y de gestión, al margen del ya existente, explotado económicamente por LaLiga a través de la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF). La Federación propone una División Élite (16 equipos) y una División Promesas (32 equipos). Además, esta sería la competición que daría derecho a participar en la Champions femenina.

El cisma está servido y en plena erupción. Las primeras grietas ya han aparecido. El Athletic, que junto al Barcelona es el único club de los 16 de la Liga Iberdrola que no forma parte de la ACFF, anunció en un comunicado que está posicionado del lado federativo. “El Athletic Club está presente en la comisión del fútbol femenino de la RFEF y participó en la toma de esta decisión [la creación del nuevo modelo de campeonato] representado por su presidente, Aitor Elizegi”, informó la entidad bilbaína. Desde el Barcelona hablan de una modificación en el modelo de gestión, pero no de la creación de una liga paralela a la actual. “Estaremos siempre a favor de la máxima profesionalización del fútbol femenino y de la Federación”, aducen desde la entidad azulgrana.

El nuevo modelo competitivo, de inscripción voluntaria, según anunció la FEF, deberá aprobarse en la asamblea federativa que se celebrará en los primeros días de abril. Si los asambleístas del fútbol español dan luz verde a la propuesta federativa, el fútbol femenino estará abocado a una fuerte división de consecuencias impredecibles. Los clubes que compiten bajo el actual sistema han elaborado sus presupuestos para competir por títulos, participar en la Champions o lograr ascensos. Además, hay contratos vigentes con jugadoras y con patrocinadores bajo el modelo de competición y explotación actual.

 

Negocio en expansión

De fondo también emerge la negociación del primer convenio colectivo del fútbol femenino, muy dependiente los ingresos que puedan generar los clubes a través de la venta de los derechos audiovisuales. La comercialización de estos es lo que ha desatado este nuevo capítulo de la eterna y recrudecida batalla por las competencias entre la Federación y LaLiga, encarnada y amplificada en la figura de sus respectivos presidentes, Luis Rubiales y Javier Tebas. Desde que llegó a la presidencia de la Federación, Rubiales trata de recuperar el control y competencias perdidos bajo el mandato de Ángel María Villar. El fútbol femenino, ahora en plena expansión, es uno de los territorios que pretende reconquistar Rubiales. Según fuentes consultadas, los derechos audiovisuales de la Liga Iberdrola pueden rondar el valor de unos tres millones de euros por temporada. Sin embargo, el crecimiento del fútbol femenino puede revalorizarlos en los próximos años.

El conflicto se desató en el momento que la ACFF anunció a la Federación que lanzaría una subasta para sacar a la venta los derechos televisivos de la Liga Iberdrola. La respuesta federativa fue una negativa a la iniciativa de la patronal al considerar que esos derechos le pertenecen al tratarse de una competición no profesional sobre la que tiene la potestad de organizarla y desarrollarla. La ACFF, en cambio, se apoya en que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ratificó el pasado mes de julio que los derechos audiovisuales le pertenecen y limitó las posibles actuaciones de la Federación sobre ellos.

La ACFF ya expresó en su comunicado del pasado martes que la propuesta federativa no les fue consultada. Los clubes consideran que la maniobra de crear un nuevo modelo de competición es la fórmula elegida para arrebatarles los derechos audiovisuales. La inscripción en ese nuevo modelo de campeonato requeriría la cesión de los mismos a la Federación.

La ACFF anunciará este jueves el operador que retransmitirá la Liga Iberdrola como un paso más de la hoja de ruta marcada en su plan de desarrollo del fútbol femenino. Sus miembros confían en que todo volverá a la normalidad. Pero la batalla por gobernar el fútbol femenino no ha hecho más que comenzar.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información