Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solari recluta a Asensio

El balear, determinante en Ámsterdam, desafía los galones de Bale y reclama un sitio en el perfil diestro del ataque, su posición predilecta y en la que apenas ha jugado en el Madrid

real madrid - girona
Asensio celebra su gol ante el Ajax de Ámsterdam. Getty Images

Los discursos que transmite Santiago Solari desde que promocionó al banquillo del Real Madrid no se han caracterizado por ser ni mucho menos rotundos. Hombre de club, políticamente correcto, se muestra especialmente esquivo a la hora de analizar la situación de alguno de sus muchachos, sobre todo si atraviesan un momento complicado, como es el caso de Isco o Marcelo. No le sucede, sin embargo, con Marco Asensio.

Al contrario de lo que sucede con Isco, Marcelo e incluso Bale, entre otros, al preparador le resulta natural piropear al joven balear. De hecho, no le hace falta ni que le mencionen su nombre, tal y cómo sucedió en la entrevista flash de beIN Sports a pie de campo en Ámsterdam, cuando halagó a su pupilo en una cuestión general que nada tenía que ver con Asensio. El reconocimiento de Solari al atacante se extendió a la sala de conferencias del Johan Cruyff Arena y también a la de Valdebebas.

El Madrid recibe este domingo al Girona y Asensio podría regresar a una titularidad más de dos meses después. El balear, al que una lesión en el recto femoral derecho le dejó en la enfermería un mes, no aparece en un once desde el 15 de diciembre del año pasado, ante el Rayo Vallecano.

"Estoy particularmente contento por su gol y por su actuación. Ha hecho todo lo que tenía que hacer, no sólo por el gol, sino por cómo se gestionó en la cancha, por cómo defendió y por su efectividad para llegar al gol", dijo Solari después de que el muchacho diese la victoria al Madrid frente al Ajax. Sus palabras, a diferencia de las que vierte sobre Isco, evidencian que considera a Asensio como un jugador importante en su Madrid de cara al tramo decisivo del curso.

Pero la situación no es sencilla para el chico. El auge de Vinicius, el trabajo de Lucas y el estatus establecido de Bale le sitúan, a priori, como el cuarto jugador de banda del equipo. Una categoría muy alejada de la que los dirigentes del club, especialmente Florentino Pérez, le tenían reservada el pasado verano. El mandatario y sus asesores consideraban que Asensio, de 23 años, estaba preparado para ser uno de los jugadores de referencia del Madrid. El zurdo nunca aceptó el rol y nunca rindió como tal.

Su entorno aseguraba de manera constante que ese papel le correspondía a otros jugadores de mayor bagaje y que, además, lo primero que debían hacer en Chamartín era ubicarle en la posición que mejor se adaptara a sus características. Situado en la izquierda, parcela a la que tuvo que adaptarse a su llegada a Madrid, vio menguadas dos de sus principales virtudes: el disparo y la posibilidad de desbordar.

Pugna con Bale y Lucas

Su producción evidenciaba que no se encontraba cómodo: un gol y tres asistencias en 21 partidos de Liga y Champions. Tampoco fue decisivo en la Supercopa de Europa ni en el Mundialito, y solo ante el Melilla, de Segunda B, en la primera ronda de Copa se soltó con tres tantos y una asistencia en la eliminatoria.

Pero las circunstancias le abren ahora una opción para asentarse en su posición predilecta, la banda derecha. Es ahí donde despuntó en el Mallorca y también en el Espanyol y en las inferiores de La Roja. El chico considera que desde el costado diestro puede explotar con mayor facilidad su potente disparo y su facilidad para desequilibrar. "Puede jugar en cualquier posición del ataque, ya sea por la derecha, por la izquierda, de delantero", se limita a decir Solari.

Pero con Vinicius como dueño del extremo izquierdo, y Benzema ejerciendo de nueve, Asensio entra en la pugna por ocupar el hueco que Lucas ya le arrebató a Bale: el extremo derecho. Solari, por el momento, no le niega un sitio.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información