Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reus sufre una fuga masiva de jugadores y se suspende su partido ante el Albacete

Pese a la venta del club y a la llegada de los propietarios norteamericanos, al menos siete futbolistas piden irse

Los nuevos amos del Reus: Russell Platt (en la pantalla), Clifton Onolfo y Curtis Onolfo. Ampliar foto
Los nuevos amos del Reus: Russell Platt (en la pantalla), Clifton Onolfo y Curtis Onolfo.

El Reus se queda en los huesos. Al menos siete futbolistas del primer equipo han pedido su desvinculación del club, esgrimiendo un compromiso firmado por el anterior dueño, Joan Oliver, que los liberaba automáticamente de su contrato con la entidad si antes de la medianoche del miércoles sus nóminas no se habían puesto al día. La fuga supone una puntilla para la delicada situación que vive el club, que podía disponer solo de doce fichas profesionales para poder competir.

Los acontecimientos se precipitan en Reus. El lunes se oficializaba la venta del club y la llegada de los nuevos propietarios, los inversores norteamericanos Russel C. Platt y Clifton V. Onolfo. Anunciaron que su intención es dar “estabilidad” a la entidad, pero el desembarco americano no ha aportado tranquilidad al vestuario.

Durante el entrenamiento matinal de este jueves ya se hacía evidente que parte de la plantilla tenía sus objetivos lejos de las instalaciones del Reus. Mario Ortiz y Borja Herrera hicieron acto de presencia solo para recoger sus objetos personales y Miguel Linares se negaba a entrenar, confirmando el plantón que hace días ya desveló el entrenador Xavier Bartolo. Por unos momentos, el Real Zaragoza llegaba a anunciar, en un mensaje publicado en las redes sociales y que posteriormente era retirado, que ya tenía cerrado el fichaje del delantero. En Reus, Linares ha logrado lo que parecía impensable: que el foco de las críticas de los aficionados se haya desviado de la figura de Joan Oliver. A lo largo del día otros jugadores comunicaban al club su intención de desvincularse.

Los nuevos dueños, que trataron de convencer a los futbolistas de la viabilidad del proyecto, han puesto el asunto en manos de los asesores jurídicos del Reus para que estudien la procedencia del compromiso que presuntamente les extendió Joan Oliver a los futbolistas.

Mientras, el Albacete Balompié recibía este jueves las comunicaciones de LaLiga y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en las que se informaba de manera oficial que quedaba “suspendido” el partido a disputar el próximo domingo (12.00 horas) en el Carlos Belmonte ante el CF Reus Deportiu, correspondiente a la jornada 23 de LaLiga 1/2/3. El partido de la anterior jornada que debía disputar el Reus ante Las Palmas también fue suspendido. El equipo rojinegro es vigésimo en la clasificación, en zona de descenso.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información