Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça viaja a por De Jong

Una comitiva azulgrana vuela a Ámsterdam para cerrar el fichaje del medio del Ajax para la temporada que viene

De Jong, durante un partido de esta Champions. En el vídeo, los directivos del Barça de viaje en Holanda.

No anda boyante en lo económico el Barcelona, que se ha limitado a las cesiones –el central Jeison Murillo y el atacante Kevin-Prince Boateng- como medida de fichajes en el mercado invernal. “Si tuviéramos dinero, quizá se hubiera intentado traer a otros jugadores”, señalan con cierta resignación desde las altas esferas del club azulgrana; “pero son futbolistas que complementan al equipo y que sobre todo lo hacen más competitivo y le dotan de profundidad de banquillo”. Cuando se cierre la temporada, y varias ventas –“el año que viene habrá que renovar un poco al plantel”, admiten desde los despachos de la ciudad deportiva-, el club comenzará el curso económico con mejores números, por lo que podrá afrontar fichajes de renombre. Y ninguno como Frenkie de Jong (Arkel, Países Bajos; 21 años), que encandila a la afición azulgrana por su fútbol, tan acorde a la filosofía culer como lo es también la del brasileño Arthur. “Cuando no se encuentra en casa lo que buscas, hay que salir fuera. No hace tanto frío”, señalan con determinación desde el Camp Nou.

Aunque hacía tiempo que De Jong quería venir al Barcelona –fue el anterior secretario técnico, Robert Fernández, el que encaminó las conversaciones pero no las negociaciones porque el club hubiese roto las normas del mercado-, el club pretende cerrar ahora el traspaso. Así, el CEO Óscar Grau y el director deportivo Pep Segura han acudido este miércoles a Ámsterdam para sellar el fichaje del mediocentro. “Pero puede jugar en cualquier posición del medio, además de central”, señalan con convencimiento desde las oficinas de la ciudad deportiva; “porque no solo rebosa calidad cuando tiene el balón entre los pies, sino que además es muy inteligente en lo táctico”. No le saldrá barata al Barça la operación, por más que en su día dijera que no pensaba entrar en una puja por el holandés. Así, ante la creciente demanda de grandes clubes europeos –la Juve descartó al jugador por el precio, pero el PSG y el Manchester City ponían el talonario como saludo-, el club azulgrana ha debido recular la bravata y cierra la operación en 75 millones más 11 en variables.

Tan importante resulta para el Barça este jugador que incluso el presidente Josep Maria Bartomeu viajó la semana pasada para acercar posturas, para explicarle al jugador que en el Camp Nou jugaría con Messi, tendría minutos –porque se supone que se venderá a Rakitic- y casaría con la propuesta de juego azulgrana, que es perenne e inflexible por más que se cambie de técnico. También para asegurarle un buen sueldo, puesto que aunque no es oficial, se cifra en unos 10 millones fijos más seis en variables. “Claro que les he aconsejado. Pero cada uno tiene que estar totalmente convencido de la dirección en la que va. Para mí no fue un problema firmar por el Barça a los 26 años, yo quería jugar en el Barça", expuso hace unos días el seleccionador Ronald Koeman; “tanto De Jong como De Ligt –la otra gran pretensión azulgrana del Ajax- despiertan mucho interés en Europa, pero al final lo más importante no es el dinero, sino dónde van a jugar y que puedan tener minutos, porque ambos son muy jóvenes”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información