Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jugadores del Reus se enfrentan a su técnico

La polémica sobre cómo abordar la crisis de los impagos estalla y rompe al vestuario tras dar la campanada en Málaga

Los jugadores del Reus hacen piña en La Rosaleda. Ampliar foto
Los jugadores del Reus hacen piña en La Rosaleda. DIARIO AS

Más madera para avivar el fuego que abrasa el vestuario del CF Reus Deportiu. Tras semanas de malestar interno por las muchas discrepancias sobre cómo enfrentarse a los reiterados impagos por parte del club, la tensión entre los futbolistas y su entrenador se ha desbordado y la plantilla ya no se molesta en esconder la desafección que siente hacia Xavier Bartolo. Ni siquiera la sorprendente goleada, el domingo en Málaga (0-3), ha aliviado la zozobra que anida en la caseta. Mediante un comunicado vehiculado a través de la Asociación de Futbolistas (AFE), los jugadores del Reus atacan a su entrenador por las declaraciones que hizo en su rueda de prensa posterior al partido de La Rosaleda.

En un escrito donde abundan los reproches, le afean a Bartolo que airease ante los medios su disgusto por las medidas de protesta emprendidas por los jugadores: “Aunque los futbolistas no compartamos decisiones y opiniones de nuestro entrenador, nunca lo hemos manifestado públicamente, como él sí ha hecho con nosotros”, decían en un texto inicial, posteriormente suavizado.

El pago a dos jugadores evita la desaparición

Este martes terminaba el plazo para que el club abonara los salarios adeudados al defensa Jesús Olmo y al delantero David Querol, autor del tercer gol en Málaga, un tanto no celebrado, como los dos primeros. El Reus pagó este lunes las nóminas atrasadas para evitar que los dos futbolistas pudieran quedar desvinculados de la entidad, como sucedió hace dos semanas con Fran Carbia, Shaq Moore, Mikel Villanueva, Vitor Silva y el portero Edgar Badia, que ya se ha incorporada a la disciplina del Elche. De esta forma, el club evita su desaparición ya que si Olmo y Querol se hubieran desvinculado de la entidad, la plantilla hubiera quedado con 10 jugadores. LaLiga exige a los clubes que cuenten al menos con 12 fichas profesionales para poder competir.

La brecha se agranda dada la diferente situación laboral que tienen los protagonistas del conflicto. Bartolo señala que los futbolistas gozan de unos privilegios que les son ajenos al resto del personal del club. La AFE y LaLiga garantizan que, en caso que el club no les pague directamente, los futbolistas van a cobrar de un fondo de garantía creado a tal fin, una bolsa a la que no tiene acceso el cuerpo técnico ni el personal del club, desde preparadores a administrativos o personal de mantenimiento.

En realidad, Bartolo no criticó directamente a la plantilla del Reus, que ha sufrido la fuga de cinco futbolistas tras acogerse a la norma que los habilita para desvincularse del club cuando se acumulan tres salarios adeudados, sino que reprobó abiertamente la gestión que viene realizando la AFE para mediar entre jugadores y club. “Nadie sabe la semana que nos han hecho pasar, sobre todo la AFE”, dijo Bartolo para ilustrar las dificultades con que topó el equipo técnico para centrar a los futbolistas de cara al encuentro contra el Málaga, donde había en juego tres puntos vitales para que el Reus, en puestos de descenso, no se hundiera más en la tabla. “No hemos podido preparar el partido, el acoso de la AFE a los jugadores ha sido terrible”, añadió.

El entrenador criticó incluso que, horas antes del encuentro, los asesores de la AFE acudiesen al hotel de concentración del Reus para seguir perfilando detalles de su estrategia para lograr que los futbolistas estén al día de cobro. La mezcla de lo deportivo con lo que se cuece en los despachos incomoda al preparador, que antes de viajar a la Costa del Sol ya manifestó que había hablado con sus futbolistas, solo tiene 12 fichas disponibles, y les avisó de que no tolerará ninguna protesta o medida de presión que comprometa la competitividad del equipo. El técnico del Reus, que vive su primera temporada en el banquillo y que en su época de futbolista destacó como delantero escurridizo en Lleida, Leganés y Nàstic de Tarragona, no oculta que muchos de sus pupilos preferirían estar ya lejos del Reus y de su convulsa crisis institucional. “La grandeza del fútbol es que con unos jugadores sin predisposición ni ganas de jugar este partido hemos llegado a la casa de un gran equipo como es el Málaga y hemos ganado”, dijo en La Rosaleda.

En su comunicado, la plantilla del Reus ataca a Bartolo por sus declaraciones post partido y le reprocha su falta de consideración tras lograr un resultado difícilmente pronosticable, dadas las circunstancias: “Nos parece sorprendente que nuestro entrenador nos critique después de ganar 0-3, pues rara vez se verá a un equipo competir sólo con 12 fichas y con su técnico en contra”, decían inicialmente, para rebajar el tono después: “No es cierto que AFE esté interfiriendo en la preparación de nuestros partidos”. El entrenador y los futbolistas ya chocaron antes de viajar a Málaga por la procedencia o no de suspender el encuentro. Hasta dos veces lo solicitaron los futbolistas, ante la desaprobación de su técnico.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información