Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía complica la vida a una España B

La selección de Scariolo, sin jugadores de la Euroliga, retrasa su pasaporte al Mundial tras caer ante un rival que sí contó con algunas de sus figuras

Colom trata de superar a Erden. Ampliar foto
Colom trata de superar a Erden.

La selección española se estrelló contra el muro turco (71-67) y fue la víctima del estilo de juego que recordó al que ella misma utilizó cuando pudo contar con un pívot tan dominante como Pau Gasol. Salvando todas las distancias e injustas comparaciones, Semih Erden, sobrevoló el partido y fue el verdugo del equipo español. Imponente y dominante, sumó 16 puntos y 14 rebotes, e impidió que el equipo español pudiera sellar ya su clasificación para el Mundial de China. Deberá esperar, al menos, al partido del domingo en Tenerife ante Ucrania. Y si no, se verá exigido más allá de donde deseaba y esperaba, en la última de las dichosas ventanas que ha establecido la FIBA, a finales de febrero, en Letonia, o en el partido de vuelta de nuevo ante Turquía. Ventanas que han impedido la presencia de jugadores españoles que compiten en la Euroliga. No así en el caso de los turcos.

TURQUÍA, 71; ESPAÑA, 67

Turquía: Balbay (12), Tuncer (11), Birsen (12), Durmaz (0), Erden (16) –equipo inicial-; Guler (8), Gecim (10), Sanli (2) y Savas (0).

España: Colom (9), Jaime Fernández (5), Beirán (8), Pablo Aguilar (3), Fran Vázquez (10) –equipo inicial-; Beirán (8), Brizuela (18), Abalde (0), Llovet (5), Arteaga (0), Sebas Saiz (7) y San Miguel (2).

Parciales: 15-15, 21-19, 20-14 y 15-19.

Árbitros: Lanzarini (Italia), Jasevicius (Lituania) y Maricic (Serbia).

Ankara Arena. 10.400 espectadores.

El partido se dirimió con dos planes estratégicos tan opuestos como el anverso y el reverso de una moneda. Sarica, el seleccionador turco, movió sus fichas en torno a Semih Erden. El pívot de 2,11 metros, con un historial de lujo por su paso por los Celtics y los Cavaliers, aunque leve y ya lejano, pero también por los principales clubes de su país, es a sus 32 años uno de los jugadores capaces de marcar diferencias en Europa. Desde luego, las marcó en el partido. Turquía exprimía su pericia cerca del aro; España trabajó a fondo para contenerle. Con tanta intensidad que Sergio Scariolo tuvo que sentar a Pablo Aguilar nada más transcurridos dos minutos y a Fran Vázquez nada más empezar el segundo cuarto, lo que tardaron en sumar dos faltas en su extenuante labor por sofocar los daños que causó Erden.

En el otro lado de la cancha, la defensa turca se cerró a base de bien. La selección de Scariolo no se inhibió a la hora de explotar la veta de los triples. Su balance no fue bueno de entrada, pero David Brizuela, con dos consecutivos, desatascó la artillería y amarró a España en el marcador tras el primer estirón de Turquía.

En el segundo cuarto se abrió la veda desde la máxima distancia. Los turcos encendieron la traca, Tuncer en especial. Se abrió la primera brecha (32-26), pero Beirán siguió los pasos de Brizuela y se restableció el mano a mano (34-34). Al descanso, España había anotado ocho triples, pero había lanzado 22, una cifra que delata cuanto insistió en lo que fue su apuesta unas veces, su resignado recurso otras. Y lo peor es que en la segunda parte no acertó desde la máxima distancia y se quedó con esos ocho triples en un total de 31 lanzamientos.

Balbay, Guler y Erden se movieron muy a gusto para abrir de nuevo una diferencia importante (56-48). Scariolo llamó a capítulo a sus jugadores, que se aplicaron en una defensa en zona que  atascó por momentos el ataque turco. Brizuela de nuevo se encargó de rentabilizar el ataque español. El alero donostiarra de Estudiantes fue muy directo y agresivo en ataque. Aunque la defensa turca, y sobre todo Balbay, acabó limitando los daños que le hicieron sus tres triples y 18 puntos. La defensa española estuvo a punto de sacar rédito y una penetración de Jaime Fernández puso el empate a 67 en el marcador a falta de 52 segundos. Pero faltaba que Erden pusiera la guinda, y así lo hizo con una canasta tras un reverso en el interior de la zona.

Quino Colom alargó el último ataque al máximo y falló el tiro cuando solo quedaban cinco segundos para el final. Gecim, desde la línea de tiros libres, cerró la contienda y retrasó el billete de España para el Mundial. No deja de ser una tremenda incomodidad dadas las circunstancias del calendario urdido por la FIBA, la Euroliga y las ligas nacionales y las ausencias de tantos jugadores, especialmente en la selección española.

La Eslovenia de Doncic se queda sin Mundial

Eslovenia, la última campeona de Europa, ha sido la primera gran damnificada por el nuevo sistema de ventanas FIBA de clasificación para el Mundial de China 2019 que deja a algunas selecciones sin muchos de sus mejores jugadores. El combinado nacional de Luka Doncic, recién aterrizado en la NBA, ha perdido este jueves su partido contra Ucrania por un abultado 82-54 y se ha quedado de manera definitiva sin opciones de disputar el próximo Mundial y con pocas de estar presente en los Juegos Olímpicos de 2020 en Tokio, salvo que reciba una de las dos invitaciones que tendrá la FIBA para los preolímpicos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información