_
_
_
_
_

Usain Bolt deja el club australiano de fútbol en el que jugaba

El ocho veces campeón olímpico ha puesto fin "de forma inmediata" al periodo de prueba en el Central Coast Mariners

Usain Bolt en un partido con el Central Coast Mariners.
Usain Bolt en un partido con el Central Coast Mariners.PETER PARKS (AFP)

El intento de la leyenda de la velocidad Usain Bolt de convertirse en futbolista profesional con los Central Coast Mariners australianos llegó a su fin este viernes, al terminar su período de prueba tras el fracaso de las negociaciones sobre su contrato.

Más información
Bolt se estrena como goleador con un ‘doblete’
El día que Bolt voló por debajo de los 9,70 segundos por primera vez en la historia

El ocho veces campeón olímpico había estado probando suerte en la liga australiana desde agosto, en un intento de cumplir su sueño de la infancia de convertirse en futbolista profesional.El exatleta, de 32 años, marcó un doblete en un partido amistoso de pretemporada, pero sus habilidades como futbolista para el primer equipo eran cuestionadas. Además, el club solo le ofrecería una pequeña parte de los tres millones de dólares australianos (2,1 millones de dólares estadounidenses) que habría solicitado su agente, por lo que se necesitarían patrocinadores externos para que fuera viable.

"Quiero agradecer a los dueños, la gerencia, el personal, los jugadores y los simpatizantes del Central Coast Mariners por haberme hecho sentir bienvenido durante mi estancia. Le deseo al club éxito en la temporada", ha dicho Bolt, que se unió al equipo en agosto para un período de prueba indefinido.

El Central Coast Mariners fue el cuarto equipo al que Bolt se aproximaba para dar el salto al fútbol profesional tras hacer pruebas con el Borussia Dortmund de Alemania, el Sundowns de Sudáfrica y el Stromsgodset de Noruega.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_