Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal cree que se manipularon las firmas y pide reabrir el ‘caso Abidal’

Solicita que el primo del exjugador, supuesto donante del hígado, declare como testigo

Eric Abidal (izquierda),con el expresidente del Barcelona Sandro Rossell, en una rueda de prensa en 2013 en Barcelona.
Eric Abidal (izquierda),con el expresidente del Barcelona Sandro Rossell, en una rueda de prensa en 2013 en Barcelona. EFE

La fiscalía insiste: el caso Abidal se ha cerrado en falso y conviene reabrirlo para aclarar si hubo irregularidades en el trasplante de hígado del exjugador del FC Barcelona Éric Abidal. Uno de los puntos oscuros es una discrepancia en las firmas de la documentación ligada al trasplante. A principios de mes, la juez de Barcelona que investigaba el caso lo archivó al considerar que se trataba de un mero error en las fotocopias. El fiscal, sin embargo, sospecha que pudo haber una manipulación y pide que se retome la investigación, según el escrito al que ha accedido EL PAÍS.

La falta de coincidencia en las firmas, sobre la que pivota ahora el caso Abidal, aparece en el acta de consentimiento para la extracción de órganos humanos. La operación se llevó a cabo en el Hospital Clínic de Barcelona en 2012. El pasado julio, después de que salieran a la luz unas conversaciones telefónicas del expresidente del Barça Sandro Rosell -que arrojaban sombras de sospecha sobre la legalidad del trasplante-, la juez del registro civil que lo autorizó revisó el expediente.

La juez encontró algo que le pareció sorprendente: mientras que en uno de los papeles había cinco firmas, en el otro aparecían solamente cuatro. En el espacio reservado al "donante", no figuraba firma alguna. La magistrada del registro civil informó de ello a la juez de Barcelona y, posteriormente, le ofreció más explicaciones en persona. En esa ocasión, matizó que las copias del documento que le facilitó el archivero estaban incompletas. Y que, por tanto, se trataría de un error.

Ése fue uno de los argumentos que llevó a la juez de instrucción, a principios de este mes, a negarse a reabrir el caso y a ratificar la legalidad de la intervención en la que Gerard Armand Abidal, primo del exfutbolista -tienen una abuela en común- actuó como donante vivo. La juez había abierto la investigación cuando llegaron a sus manos las conversaciones de Rosell con un colaborador del club. El expresidente, en prisión provisional por blanqueo de capitales, dio a entender que Gerard no era el primo de Abidal y que había recibido dinero para ser el donante. La titular del juzgado de instrucción número 28 llegó a enviar una comisión rogatoria a Francia para que se tomase declaración, como investigado, a Gerard Armand Abidal. Un tribunal francés desestimó la petición al concluir que la legislación francesa no castiga de la misma forma el tráfico de órganos.

La juez archivó ya entonces el caso. Pero la fiscalía pidió que lo reabriera, aunque sin éxito. El ministerio público ha recurrido ahora a una instancia superior y ha presentado un recurso de apelación ante la Audiencia de Barcelona. Insiste en que es "imprescindible, necesario y esencial" el "adecuado esclarecimiento y comprobación de los hechos", recoge el escrito.

En su recurso de apelación, el fiscal reitera sus argumentos. Considera que las declaraciones sobre los documentos bajo sospecha fueron "insuficientes" y deben repetirse. Y agrega que las firmas están "colocadas en lugares distintos", por lo que se trata de "dos documentos diferentes". En consecuencia, siempre según la argumentación del fiscal, "no se trató de una mera cuestión de realización parcial de fotocopias".

El fiscal también pide que se pida una nueva comisión rogatoria a Francia para que Armand declare como testigo. El fiscal admite que el Código Penal no castiga al donante del órgano, pero sí al receptor si el origen del órgano es ilícito.

El abogado de Abidal, Carles Monguilod, se ha opuesto a la reapertura del caso al considerar que el sobreseimiento libre del caso ya dictado hacía que este ya fuera cosa juzgada. Se opone al nuevo escrito del fiscal con el argumento de que, de la documentación médica presentada por el Hospital Clínic, "no se desprende irregularidad alguna" y porque no existe "ninguna circunstancia nueva" que permita reabrir el caso.

Fuentes cercanas al exjugador sostienen que el primo se ha sometido a pruebas que han confirmado que fue intervenido quirúrgicamente para el trasplante de hígado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >