Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jugada de belleza sublime

Taimánov, castigado por la historia debido a su derrota por 0-6 ante Fischer, produce una obra de arte frente a Kárpov gracias a un golpe excelso

Leontxo García.

Blancas: Tc1, Dd2, Tf2, Ad3, Ae3; peones en a2, b2, g2, h2, e4, d5 y f5.

Negras: Tb8, Tf8, Db6, Cd7, Cd4; peones en a6, c5, d6, e5, f6, g7 y h7.

La partida de este vídeo es inmortal porque su desenlace es una obra de arte de enorme e inolvidable impacto. Pero también sirve para hacer justicia con Mark Taimánov (1926-2016), quien no merece pasar a la historia solamente por su chirriante derrota en el Torneo de Candidatos de 1971 por 0-6 ante Bobby Fischer, ya glosada en esta colección (Simbólico premio de belleza) cuando publicamos otra de sus grandes victorias, frente a Tigrán Petrosián (Zúrich 1953).

El talento y la creatividad desbordante de Taimánov -quien también fue un brillante pianista- se funden mágicamente en la asombrosa última jugada de esta partida contra Anatoli Kárpov, probablemente convencido en ese momento de que su victoria era una simple cuestión de técnica. Pero entonces sufrió un fogonazo cegador, que le obligó a rendirse. “La mejor jugada de mi vida”, reconoció Taimánov.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información