Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El impacto de Rodrigo

El mediocentro, al que le gusta mantener charlas tácticas con sus entrenadores, mejora la relación del Atlético con el balón

Rodri, durante el partido entre el Atlético de Madrid y el Betis.
Rodri, durante el partido entre el Atlético de Madrid y el Betis. GTRES

El pasado martes, Diego Pablo Simeone esperó al término del entrenamiento para tener una charla futbolística con Rodrigo Hernández (Madrid, 22 años). El Cholo no es el único entrenador que ha sucumbido a las sesudas y analíticas conversaciones con un mediocentro que tiene el juego metido en la cabeza desde que era un infantil. Fran Alcoy, uno de sus entrenadores en su primera etapa en el Atlético de Madrid, siempre recuerda viajes en coche con un mocoso de 13 años que le razonaba la evolución del sistema 4-3-3 o dónde se podían ganar superioridades dependiendo del lugar en el campo sobre el que se ejecutara la presión.

Esas tertulias, por encima de un físico que aún no se había desarrollado hasta llegar a los 190 centímetros de ahora, fueron las que llevaron a Alcoy a vaticinar a un jugador “que será superlativo” y a confesar “que nunca había entrenado a un futbolista igual” ni que probablemente nunca se vuelva a encontrar “con otro similar”. Javi Calleja, con el que ganó todo en el juvenil del Villarreal y con el que Rodrigo explotó la temporada pasada en Primera División, es otro de los entrenadores con los que mantenía largas conversaciones sobre el juego. Muchas de ellas a posteriori, con un análisis de los partidos que no se ciñen a lo individual, sino al desempeño del equipo como colectivo.

En el Atlético hablan de un futbolista con un 95% de acierto en el pase en LaLiga, que con solo 22 años “juega con la sabiduría de un viejo”, para explicar el impacto que ha causado en el equipo su retorno tras cinco años en el Villarreal. El precio de su regreso fueron 20 millones de euros más otros cinco por objetivos fácilmente alcanzables. Nada que no estuvieran dispuestos a pagar otros grandes clubes europeos. El mismo Florentino Pérez, tras la exhibición de Rodrigo el curso pasado en el Bernabéu (0-1), le susurró a Fernando Roig, dueño del Villarreal, su deslumbramiento por el que los analistas del mercado señalan ya como el mejor mediocentro mixto y de posición del momento junto a Sergio Busquets y Ngolo Kanté. Para cuando Pérez quedó encantado con las virtudes del chico, este ya había cerrado su vuelta al Atlético.

Este verano, ya fichado por el club rojiblanco y a punto de cerrarse el mercado, varias de las entidades consideradas como grandes potencias económicas volvieron a la carga ante una cláusula de 70 millones de euros que consideraban asequible para un jugador de su potencial. Todas se encontraron con el no por respuesta.

Pitada a Simeone

Nada como lo que sucedió en el Wanda Metropolitano el pasado 15 de septiembre para medir el impacto de Rodrigo en el Atlético. Para nadie en el club pasaron desapercibidos los pitos que recibió Simeone cuando decidió sustituir a Rodrigo a la hora de juego con el marcador empatado a cero ante el Eibar. La bronca fue tan sonora como sorprendente. Nunca en la era Simeone un cambio había generado una reacción similar entre la parroquia. La hinchada se sabe ante un futbolista distinto que mejora la relación del equipo con la pelota. Cuando su alargada figura se impone en los enjambres de las disputas por el balón y desahoga el juego a un toque, aunque sea hacia atrás, los aplausos brotan del graderío. “Es el tipo de jugador que requería el equipo desde hacía tiempo, una vez que los años por Tiago iban pasando. Tácticamente es muy inteligente, le gusta tener el balón y dar una salida limpia. Para mí es el gran fichaje de Atlético este año y el que mejor ha encajado, por encima de Lemar incluso”, dice Juan Vizcaíno, miembro del cuerpo técnico de Simeone hasta la pasada temporada. “Es un jugador que va a ser muy importante, como Gelson, Kalinic o Arias. Cuando esté más acoplado, nos va a hacer dar un nivel más alto”, concluye Antoine Griezmann.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información