Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaque al aspirante Barça

Tottenham, Inter y PSV Eindhoven se presentan como los peores rivales posibles para los azulgrana, obsesionados con reconquistar el trofeo

champions league Ampliar foto
Harry Kane, entre Pogba y Valencia en el Manchester United-Tottenham (0-3) del pasado lunes. AFP

La Champions obsesiona al Barça. Muchos azulgrana cuentan más los trofeos que han dejado de ganar que los cuatro conquistados desde el debut de Messi en 2004, el último en Berlín 2015. La pretendida reconquista se presenta muy complicada desde el inicio porque su condición de cabeza de serie no evitó que en la fase previa le tocara prácticamente el peor rival de cada bombo: el Inter, el Tottenham y el PSV Eindhoven, salido de un grupo 3 en el que la amenaza era el Liverpool, evitado por los azulgrana porque previamente quedaron emparejados con los diabólicos spurs.

“Va a estar muy competido”, asintió Guillermo Amor, el jefe de la expedición del Barcelona. “Va a ser una fase fuerte y bonita porque veremos diferentes clases de fútbol en buenos estadios y ante conocidos como Pochettino y Van Bommel, entrenador del PSV”.

Máximo proveedor de la selección inglesa, el Tottenham de Pochettino se distingue por su condición de espectador en el mercado: no ha fichado ni traspasado a ninguno de los jugadores que la temporada pasada protagonizaron un buen campeonato —tercero— y han comenzado el actual con tres victorias en tres partidos, y una por 0-3 en Old Trafford.

Igualmente meritorio fue su recorrido por la pasada Copa de Europa después de quedar por delante del Madrid y ser eliminado en octavos por la Juventus. Lloris; Trippier (Aurier), Alderweideld, Verthongen, Rose (Davies); Dier, Dembele, Alli, Eriksen; Lucas Moura y Kane (Winks) fueron los que derrotaron la pasada jornada al United de Mourinho. Pochettino, que siempre ha dicho que no entrenaría al Barça por su vinculación con el Espanyol, también cuenta con futbolistas de la talla de Davinson Sánchez, Lamela, Wanyama, Son y Llorente. Vive el club un momento de expansión, dispuesto a mantener a sus figuras, incluso a su técnico —pretendido por el Madrid—, que culminará con el estreno del nuevo White Hart Lane después de jugar en Wembley.

También el Inter se ha reactivado y regresa ruidoso a la máxima competición, campeón en el Bernabéu en 2009-2010 con Mourinho después de eliminar al Barça de Guardiola. A pesar de perder con el Sassuolo y empatar con el Torino en el inicio de Liga, Spaletti dispone de un buen plantel: Nainggolan, fichado de la Roma por 38 millones, Lautaro Martínez, Keita Baldé, De Vrij, Vrsaljko, Perisic, Icardi o Handanovic.

Más asequible parece el PSV Eindhoven, campeón de Holanda, hoy entrenado por un exazulgrana como Van Bommel, que sustituye a Cocu. Ha reforzado el equipo con Erick Gutiérrez, un mediocentro procedente del Pachuca, el mismo club mexicano en el que también jugó la figura del equipo, el delantero Chucky Lozano.

Los tres serán rivales muy exigentes para un Barça que, según su capitán Messi, va “a hacer todo lo posible para que esa copa tan linda y tan deseada vuelva a estar en el Camp Nou”. La afrenta, por lo demás, se complica si se atiende a que los azulgrana han sido eliminados de las tres últimas ediciones en cuartos: ningún barcelonista se olvida de Roma.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información