Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso en Silverstone: seis horas de pasado y futuro

El asturiano, líder del Mundial de Resistencia, sale segundo en un circuito donde ganó dos veces en F1

6 horas de silverstone fernando alonso
Alonso, en el circuito de Silverstone. EFE

Cuando el martes Fernando Alonso anunció su adiós a la Fórmula 1, apoyó su decisión en que ahora tiene retos más grandes por delante. Cuatro días más tarde, el asturiano saldrá desde la segunda posición en una carrera, las 6 Horas de Silverstone (13.00, Eurosport y DMAX), que simboliza ese desafío de futuro, el Mundial de Resistencia, pero en un escenario donde brilla la estela de su pasado triunfal en la F1.

“Te sorprende lo rápido que es el coche en las rectas y el agarre que tiene en las curvas”, analizó el español. Su tiempo y el de su compañero Nakajima registró para el TS050 número 8 una media de 1m 37,306s, por detrás del otro Toyota, el número siete (1m 36,895s), que se llevó la pole de la mano de Conway y Pechito López. La crono volvió a demostrar la superioridad de Toyota, único prototipo con tecnología híbrida en este campeonato, donde solo compiten contra sí mismos y contra la fiabilidad. “Para ganar no hay que cometer errores, son seis horas y van a decidir detalles”, explicó Alonso.

Por primera vez, el asturiano no saldrá desde la pole, como sí hizo en Spa y en las 24 Horas de Le Mans, ambas saldadas con victoria. Una dificultad mayor en un entorno donde priman las órdenes de equipo, aunque la previsión de lluvia podría propiciar esa imprevisibilidad que faltó en las primeras citas. “Habrá que estar listos para, si llueve, poner los neumáticos adecuados en el momento adecuado”, consideró el español.

Alonso tiene experiencia de sobra en este circuito, situado en un pequeño pueblo del condado de Northamptonshire. La primera vez que corrió allí en Fórmula 1 fue al volante de un Minardi en 2001. Quedó último. Cuatro años después, en Renault, se subió al podio y al siguiente celebró la victoria, resultado que volvió a repetir en 2011, ya con Ferrari.

Hace poco más de un mes firmaba una octava posición con McLaren. Silverstone es el reflejo nítido del desafío mayúsculo que acomete Alonso al compaginar este año F1 y Resistencia. En la primera marcha noveno, nuevamente sin opciones de pelear en pista, situación que ha precipitado su adiós; en el segundo, con Toyota, es líder de la general.

Curiosamente, este fin de semana Alonso también se ha reencontrado con un piloto que fue testigo directo del momento en el que empezó su declive en la Fórmula 1: su vuelta en 2015 a McLaren el año que se reeditó su alianza con Honda. “Fernando ha tomado una decisión y no puedo leer su mente, pero es su decisión y espero que sea la correcta”, opinó Jenson Button, compañero de Alonso hasta la temporada pasada en la escudería británica y piloto de SMP Racing en el Mundial de Resistencia. El británico también comentó el fichaje de Carlos Sainz por su antiguo equipo: “Es bueno para él”, apreció. “Habrá que tener paciencia. Pero McLaren tampoco lo habría elegido a él si no lo hubiese considerado válido”, añadió Button, que saldrá tercero.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información