Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

LaLiga, doble reto para Lopetegui

El técnico se mide en Primera, donde nunca ha entrenado, y fija el campeonato como principal objetivo pese a los recortes en la plantilla

real madrid - getafe
Lopetegui en el último entrenamiento previo al partido contra el Getafe. EFE

El Madrid se reencuentra este domingo (22.15, beIN LaLiga) con el público del Bernabéu. Arranca el campeonato en casa contra el Getafe. En Chamartín se dejó el año pasado 17 puntos. La mala puesta en escena en el campeonato —perdió siete puntos en las tres primeras jornadas— le condenó a ir a remolque durante meses. Cuando quiso despertar ya era tarde. En Navidad se había despedido del título tras perder el clásico. Y eso que había más fondo de armario del que hay este año (se han ido Cristiano y Kovacic y han llegado un portero, Courtois, y un defensa, Odriozola).

LaLiga sigue siendo la asignatura pendiente del conjunto blanco, que lleva cuatro Champions en los últimos cinco años y dos torneos domésticos en las últimas diez temporadas (con Zidane en la 2016-17, el año del doblete, y con Mourinho en la 2011-12). Le cuesta motivarse ante rivales más pequeños y parece no enchufarse si no suena el himno de la Champions.

Zidane se fue diciendo que lo que le había hecho más feliz en sus dos años y medio en Chamartín era el título de Liga. A Carlo Ancelotti le despidieron porque en el club consideraban que no era un técnico para el día a día, que la Liga es una competición que requiere más disciplina y horas de trabajo de las que invirtió el italiano. Julen Lopetegui, debutante en Primera, insistió en eso ayer. “LaLiga es la que marca el día, es la competición de la regularidad… es muy importante, porque es la que te mantiene activo y presente en el resto de la temporada”, dijo el técnico, que debutará esta noche en el Bernabéu. Es el mismo mensaje que empezó a transmitir en Tallin, el miércoles, después de la derrota en la Supercopa. “El Madrid ha ganado muchas Champions, pero hace mucho que LaLiga se le resiste, tenemos que afianzarnos en esa competición”, aseguró.

LaLiga medirá, aparte de la salud del equipo, también la capacidad del técnico. A sus 51 años, Lopetegui apenas tiene experiencia en campeonatos: año y medio en el Oporto (2014-16, después de terminar segundo la primera temporada, le echaron en enero de 2016 por haber caído en la liguilla de Champions) y diez partidos en el Rayo en Segunda, de los que solo ganó al Éjido y al Terrassa, en la temporada 2003-04.

Ha cogido, además, las riendas de un equipo proclive a la histeria cuando las cosas se tuercen. Un equipo que ya no tiene a Cristiano, autor del 40% de los goles del Madrid en las últimas nueve temporadas, y que ha ido perdiendo fondo de armario. Hace dos temporadas los relevos en el banquillo eran James, Morata, Danilo y Mariano; la pasada campaña Kovacic, Theo, Borja Mayoral, Theo, Achraf y Llorente; y este curso Valverde, Odriozola, Raúl de Tomás y Vinicius, además de Mayoral. La paradoja a la que se enfrenta Lopetegui es luchar por un título que premia la regularidad sin, a priori, tener más recursos que otros años para afrontar las exigencias del campeonato y las rotaciones que obligan las demás competiciones.

En el vestuario se achacó la derrota en Tallin a la falta de combustible, no a la de juego y actitud. Para terminar la puesta a punto, Lopetegui sostuvo que serán fundamentales las dos próximas semanas con sólo un partido cada siete días. “Como todos los equipos que tienen jugadores que han disputado el Mundial hemos trabajado bien, pero con dificultades porque los internacionales han ido incorporándose en diferentes ventanas y la adaptación ha sido distinta. Las próximas dos semanas habrá tiempo para homogeneizar el trabajo”, analizó. De la preparación física se sigue encargando Antonio Pintus, el preparador que fichó Zidane.

Courtois o Keylor Navas

Dijo Lopetegui que quiere que el Madrid sea ambicioso y solidario. Quiere un equipo “perfecto”, capaz de dominar todos los momentos del juego, que ataque mejor y defienda mejor. En público asegura que hay plantilla para ello y para luchar por los tres títulos. En privado ha reclamado más fichajes para estimular la competencia. “Vamos a sacar el máximo provecho a lo que tenemos. Se va a ver un Madrid con talento, mentalidad y sentimiento de equipo”, explicó ayer, al mismo tiempo que reconoció que lo que más le preocupa es que sean capaces de dar su mejor versión.

En Estonia no jugó Courtois al no estar escrito. En su estreno liguero Lopetegui tendrá que afrontar su primer marrón, la elección del portero. El belga, mejor guardameta del Mundial por el que el club pagó 40 millones, lleva poco más de una semana de entrenamientos. Navas, el titular hasta la llegada de su compañero, no tiene, de momento, pensado marcharse. ¿Cree en la alternancia de porteros?, le preguntaron al técnico vasco. “Para mí no hay una fórmula mágica, creo en la gestión semanal. No lo veo como algo negativo. Es una posición donde hay una gran competencia y eso es bueno para el equipo”, contestó el entrenador madridista.

 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información