Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

André Silva y Aleix Vidal contra el pesimismo

El Sevilla encara su 18ª final del siglo con un proyecto todavía en pañales

sevilla - barcelona Ampliar foto
André Silva, nuevo jugador del Sevilla, le hace un gol al Barcelona. USA TODAY Sports

“Es más importante pasar de ronda en la Liga Europa que ganar la Supercopa de España”. De esta manera se expresa Joaquín Caparrós, director de fútbol del Sevilla, en la previa de la 18ª final que disputará su equipo en este siglo de tan buen rendimiento deportivo. La alegría por disputar una nueva final gracias a su condición de subcampeón de la Copa del Rey viene, por lo tanto, algo atenuada por las dudas que han aflorado en torno a la construcción del nuevo proyecto del Sevilla en su segundo año después del adiós de Monchi, el gestor del gran Sevilla de la última década.

MÁS INFORMACIÓN

Llegó Pablo Machín al banquillo y, con él, un novedoso sistema en un bloque acostumbrado al toque. El equipo andaluz, que lleva compitiendo desde el día 26 de julio en las previas de la Liga Europa, se ha ido construyendo en torno a fichajes como los franceses Amadou o Gnagnon, que recuerdan a las planificaciones de Monchi, y, al mismo tiempo, la ausencia de nombres ilusionantes para competir en igualdad de condiciones por la cuarta plaza, el gran objetivo en la Liga. Con el presidente José Castro y el propio Caparrós en la diana de las críticas, el club ha acelerado para dar forma lo antes posible a un equipo más competitivo. En siete días, por tanto, han aterrizado el extremo Aleix Vidal y el ansiado delantero, André Silva.

El internacional portugués, de 22 años, llega al equipo andaluz cedido por el Milan y con una opción de compra fijada en 38 millones de euros. “Es muy buena incorporación. Es el delantero que nos puede dar presencia en el área y me gusta el gran convencimiento que me ha demostrado. Viene a triunfar en el Sevilla por encima de todo, rechazando otras ofertas que había tenido”, afirmó Machín sobre el atacante luso, un prodigio en el Oporto hace dos cursos (16 goles en 32 choques) y mucho más discreto la pasada temporada en el Milan (2 goles en 24 partidos en la Serie A).

André Silva tendrá la misión de reforzar a un equipo con problemas en el área rival. Con solo Ben Yedder como único atacante, al Sevilla se le vio muy espeso en el choque europeo del pasado jueves ante el Zalgiris. Tantas ganas hay de Silva en el Sevilla que el futbolista formará parte de la expedición que viaja hasta Marruecos en la matinal del domingo. Junto al atacante, el otro futbolista que ha despertado la ilusión del sevillismo es Aleix Vidal, fichado precisamente al Barcelona.

“Es muy buen fichaje. Puede jugar con Navas en la banda y en otras posiciones, como ha demostrado en el Barcelona”, precisó Machín. Muy ilusionado por disputar su primera final, el técnico del Sevilla aprovechará el buen momento de Navas, el futbolista más destacado de la pretemporada del conjunto andaluz. Algo disgustada por el hecho de que esta Supercopa se juegue a un partido y en Tánger, la afición sevillista no acudirá en masa a la ciudad marroquí a pesar de su cercanía con Sevilla. El club ha vendido 1.200 entradas y se espera que en total sean unos 2.000 los sevillistas que se desplacen.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información