Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barça saca bola con Arturo Vidal

Abidal destaca al chileno por el equilibrio que da al equipo y dice que el modelo debe variar al no estar intérpretes como Xavi e Iniesta

Arturo Vidal, durante su presentación con el Barça.

La irrupción de Riqui Puig, el imberbe medio de 18 años que puso patas arriba a todo el Milan en el último amistoso de pretemporada, ha desatado en parte de la afición del Barcelona la corriente cruyffista y su propuesta de fútbol de posesión y posición. Pocos gestionan tan bien el espacio y el tiempo como el liviano jugador, que pide alguna oportunidad con el primer equipo como en su día la tuvieron Pedro o Busquets. Dependerá de Ernesto Valverde, que fue uno de sus valedores para que se quedara en el club cuando desde la dirección deportiva le dijeron que le faltaban muchas lentejas para llegar a la élite. Ocurre, sin embargo, que al Barça ya no lo dirige Xavi desde el tapete ni lo agita Iniesta, los guardianes de un estilo que se ha erosionado con el paso del tiempo. Así, tanto el técnico como el área deportiva azulgrana entienden que no solo con el pase se gana, sino que hay que equilibrar al equipo también con músculo. Y ahora, con la llegada de Arturo Vidal, el Barça saca bola y, de paso, recupera la mayor de las ambiciones.

Vidal es un jugador de ida y vuelta, con llegada y remate, entregado a la causa colectiva. “Me voy a dejar la vida acá”, repitió las dos primeras veces que agarró el micro en su presentación en sociedad como azulgrana, seña de identidad que le ha acompañado desde bien chico porque por algo le llamaban Cometierra. Ahora, sin cambiar de registro durante su exitosa carrera tanto en la Juve como en el Bayern, ya es el Rey Arturo. “He escuchado lo del ADN, pero yo creo que tengo la misma mentalidad que todos los que están acá. Lo más importante es ganar y levantar copas al final del curso”, expuso, acorde a su ambición. Sorprendió más, sin embargo, la respuesta del secretario técnico Éric Abidal cuando le cuestionaron si este Barça ya no podía jugar como su equipo, entonces gobernado por Guardiola. “Se habla de un modelo y en aquella época había otros jugadores. Ahora, tenemos a otros y debemos adaptarnos”, resolvió. Aunque por ese equipo pasaron jugadores como Keita, Touré y Mascherano —de un corte similar a Vidal— y la propuesta no se resintió ni un ápice.

Tanto le da a Vidal, que es de ideas fijas: “Yo vine para ayudar y para ganar títulos”. Entre ellos, la Champions, tal y como explicó cuando le cuestionaron si era antimadridista y tenía una cuenta pendiente con el equipo blanco. “No lo soy, pero desde ahora soy rival de todos los equipos que se enfrenten al Barcelona”, se arrancó. “Y mi única cuenta pendiente es la Champions, que nunca la gané. Ojalá sean tres Champions en tres años”, añadió, en referencia al contrato que ha firmado como azulgrana de tres temporadas.

Listo para jugar

Operado hace cuatro meses de la rodilla derecha y el menisco, Vidal ha quemado las etapas de recuperación porque hace ya casi un mes que corretea. “Físicamente estoy muy bien, perfecto y en forma”, señaló el centrocampista; “así que espero entrar lo antes posible en el equipo”. Tanto es así, que pidió turno para disputar el próximo domingo la Supercopa de España ante el Sevilla en Tánger (Marruecos). “Es el entrenador quien decide, pero yo me siento al cien por cien en lo físico”. Su gazuza, en cualquier caso, no se quedó ahí: “Vengo a ganarme un puesto de titular entre los mejores y salir todos los partidos a la cancha”.

Queda por ver cómo encaja en el equipo —Rakitic y Arthur son sus más duros competidores, además de Denis Suárez, Rafinha, Aleñá, André Gomes si no se traspasa y puede que Riqui Puig— y en el ansiado estilo azulgrana. “Arturo tiene carácter, da equilibrio en el medio del campo en defensa y en ataque porque tiene gol y llegada. Lo necesitamos”, resolvió Abidal. “Creo que puedo dar mucho porque vengo con ganas y hambre”, se sumó Vidal, que, sin embargo, descartó tener por la mano el juego de medios y de pase tras militar en el Bayern de Guardiola. “Es otro entrenador, otros compañeros y otra forma de jugar... Lo que espero es adaptarme rápido y hacer más fuertes a los compañeros”, zanjó. Y, claro, a ganar laureles.

Yerry Mina, a un paso del Everton

Retirados el Manchester United y el Lyon de la puja por Yerry Mina, parece que el central colombiano está a un paso de irse al Everton, club que está dispuesto a desembolsar más de 30 millones por el futbolista. “Está cerca de salir del club”, confirman desde las altas esferas de la entidad. No parece, sin embargo, que vaya a haber más movimientos en los próximos días, encallada un poco la operación salida. Del mismo modo, descartada la opción de negociar con Pogba, tampoco se presumen por ahora nuevos fichajes.

Más información