Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dani Pedrosa: “Hay momentos en los que debes enfrentarte a tus miedos”

El piloto de Honda, que se retirará al final del curso, habla con dificultad del adiós, de sus temores y de su mala temporada

Dani Pedrosa, durante la entrevista en el circuito de Brno. Ampliar foto
Dani Pedrosa, durante la entrevista en el circuito de Brno.

No le apetece hablar. Dani Pedrosa (Sabadell, Barcelona; 32 años) tomó hace unas semanas la decisión más importante de su carrera. Dejará de correr a final de temporada. Pero no pronuncia la palabra retirada. Aunque sabe que llegó el momento. Sus respuestas se llenan de silencios. Largos. E inquietantes. Como inquietante es la anécdota con la que arranca la charla. Sobre cómo una lesión mal curada le dejó un reguero de canas en el flequillo.

Pregunta. ¿Le gustan?

Respuesta. La historia es larga. Venía de una lesión que no se me curaba: tuve una herida abierta en la rodilla durante casi cuatro meses. Llevaba todo el invierno arrastrándola. No podía cicatrizar bien. Me caí en el último test de pretemporada y se abrió más. Me tuvieron que operar de urgencia. Por suerte, tenía tiempo para recuperarme antes de la primera carrera, pero había acumulado mucho estrés esos meses. La operación fue bestia y tuve que pasar un tiempo en cama. No podía ponerme de pie. Tenía la pierna como una morcilla. Y la primera vez que pude ir al baño me puse ante el espejo para lavarme la cara, me miré y vi: tenía en el flequillo un mechón de canas que al entrar al quirófano no estaba. Tenía 23 años. Y ahí sigue. Sí, me gustan, les he cogido cariño.

P. ¿Cuándo empezó a pensar en la retirada?

R. Hace tiempo. Unos dos años.

P. Hace dos años estuvo cerca de irse a Yamaha. ¿Quedarse en Honda, con el mismo proyecto, le hizo pensar más en el adiós?

R. Al final, todo tiene que ver un poco. Cuando tienes que tomar una decisión así te apoyas en muchos pilares. Es una decisión tan importante que me ha llevado tiempo saber si mis sentimientos eran buenos. He pensado en si necesitaba un cambio de aires, en si necesitaba un cambio de todo… Hay momentos que son más difíciles que otros. Pero, al final, el tiempo y las carreras son lo que me ha ido cambiado un poco. Siempre he vivido las carreras al 100%, pero eso ahora está cambiando. No sé hacer muchas cosas a la vez y tampoco me gusta. Y no lo disfruto cuando no estoy al 100% en algo. Ahora vivo menos intensamente las carreras.

P. ¿Cómo se da uno cuenta de que ha llegado el momento?

R. En realidad, no te das cuenta. No sé, no sé explicarlo. Es algo que estoy viviendo ahora, quizá en unos años lo sepa hacer.

No sé hacer muchas cosas a la vez y no lo disfruto si no estoy al 100%

P. ¿Qué se le pasó por la cabeza cuando volaba por los aires primero en el circuito de Termas y luego en el de Jerez?

R. Es raro. Evidentemente, no me sentí muy bien en esos momentos. En Argentina me di cuenta al caerme de que algo no iba bien en la mano. Y después, cuando ya me estaba recuperando, estaba en Jerez haciendo una buena carrera y tampoco es que la viera venir… aquella súper caída. No es un buen sentimiento, es todo lo que puedo decir.

P. Confiesa que tiene miedos sobre la moto. ¿Qué teme?

R. Hay muchas situaciones que son difíciles de gestionar y que te generan una tensión extra, te hacen ir menos cómodo sobre la moto. Ya sea por alguna sensación que tengas con la moto, o que no tengas, por los neumáticos, la pista… En mi caso, muchas veces fue viniendo de una lesión. Sabía, por ejemplo, que ese hueso solo se aguantaba por un tornillito, o que si me volvía a caer empeoraría mucho la situación. En esos momentos, sientes esa tensión que no te deja fluir tanto y tienes ese miedo a cometer un error que te bloquea mentalmente. Pero, aprendes a vivir con ello, a dejarlo a veces de lado. Puede que en los entrenamientos no vayas suelto, pero cuando llega el momento de la carrera tienes que dejar salir lo que llevas dentro.

P. ¿Cómo se aprende a dejar esos miedos de lado?

R. Lo que más me ha servido ha sido entender que es parte del juego y que hay momentos en que todo va rodado y otros en los que tienes que poner ese extra y enfrentarte a tus temores, a tus dificultades. No por más que los evites se van a ir.

P. Su madre ha sufrido mucho estos años con las lesiones. ¿Qué le ha dicho estos meses?

R. Los padres te exponen un poco la situación. Ellos ya saben lo que tú sientes, lo que vives, cómo lo vives y cómo haces las cosas. No es eso lo que se cuestiona. Sino, saber si realmente es la decisión correcta. Y al final, un padre casi siempre apoya lo que vayas a hacer.

He intentado mejorar siempre. Motivación no me ha faltado, ni ganas

P. Podría haber pilotado una Yamaha satélite y seguir dos años más. ¿Qué no le convenció?

R. Todo lo que acabo de contar. El proyecto era bueno y ambicioso. Hoy en día, con la competición que hay, una moto satélite puede estar también delante.

P. ¿Le ha faltado motivación los últimos años? Desde el 2013 trató de incentivarse con numerosos cambios en su equipo.

R. Siempre he intentado mejorar en los puntos en que me veía no tan fuerte. En las carencias que he tenido. Siempre he estado abierto a escuchar y a intentar cuestionarme a mí mismo dónde poder mejorar. Pero desde entonces también he sufrido mucho con las lesiones y con la moto. Motivación no me ha faltado, ni ganas.

P. Su inicio de temporada ha sido el peor de su carrera. Confesó que le estaba afectando barruntar la retirada. ¿Cómo se siente ahora?

R. Está siendo muy difícil. He tenido dificultades con la moto. Y eso ha sido lo más importante, porque aunque esto [la retirada] me hubiera afectado mentalmente un poco, no sentirme bien en la pista es lo que me está frenando.

Dani Pedrosa, en Brno. ampliar foto
Dani Pedrosa, en Brno.

P. ¿Cuesta disfrutar así de las carreras?

R. Cuesta más.

P. Estas últimas semanas habló de buscar nuevos retos. Además de a surfear olas en Hawái, ¿a qué cosas le gustaría dedicar su tiempo a partir del próximo año?

R. Por el momento, estoy abierto, a ver qué me apetece. Pero, sobre todo quiero intentar recuperar esas sensaciones que son las que me hacen disfrutar encima de la moto.

P. ¿Le gustaría seguir por el paddock?

R. Es una opción. El mundo de las motos es lo que siempre me ha apasionado. Y tengo mucha experiencia. Pero, todo depende. Veremos.

Más información